X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

entrevista a la diputada y portavoz adjunta del ppcv

Eva Ortiz: "À Punt no puede tener tantos trabajadores como los que tiene"

9/02/2020 - 

VALÈNCIA. Apenas siete meses después de haber estrenado la actual legislatura en Les Corts Valencianes, ya se pueden apreciar muchos cambios que afectan al Botànic respecto al anterior mandato: el cambio de tono de Unides Podem, quien ahora forma parte del propio Ejecutivo; la cantidad de iniciativas parlamentarias que surgen de los partidos del Gobierno; o incluso una negociación de Presupuestos pacífica y sin sobresaltos, son algunos de ellos. 

Cambios de estrategia que, no obstante, no solo han puesto en marcha PSPV, Compromís o los morados que lidera Naiara Davó. Bastan las -pocas- sesiones de control que ya se han celebrado en estos meses para apreciar el cambio de táctica que ya lleva a cabo el PPCV que dirige Isabel Bonig en esta legislatura: los populares concentran su fuego de artillería política sobre el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, y no tanto sobre la 'número dos' del Gobierno valenciano y referente de Compromís, Mónica Oltra, como hicieron durante los cuatro años del primer Consell. 

Una nueva maniobra en la que la diputada Eva Ortiz (Orihuela, 1975) es el principal azote del jefe del Ejecutivo. Y sus intervenciones, preguntas y denuncias en los tribunales así lo demuestran: las subvenciones al hermano de Puig, la quita de la deuda del IVF a Prensa Ibérica en el que el president tiene acciones, la crisis con los becarios de la Generalitat después de que Inspección de Trabajo calificara de "fraude" estas prácticas, la entrevista en The Guardian... Un cúmulo de cuestiones por las que la parlamentaria popular cuestiona cada vez que el president de la Generalitat pisa el Parlamento valenciano o, en su defecto, por las que pide que comparezca. 

Valencia Plaza se reúne con Eva Ortiz para hablar de estos asuntos, del cambio de estrategia del Partido Popular, de las reformas que se planean para la ley de creación de À Punt -dado que es la portavoz del PPCV en este tema en la comisión de Les Corts-, o de iniciativas como la del pin parental de Vox sobre la que la formación de Bonig todavía había fijado su postura. 

Eva Ortiz momentos antes de la entrevista. Foto: KIKE TABERNER

-¿Cómo está la situación en la Vega Baja casi cinco meses después de la DANA?
-La situación sigue siendo de tristeza. Todas las ayudas prometidas a bombo y platillo por la Generalitat, el Gobierno de España o los fondos europeos brillan por su ausencia. Lo que la gente no quiere es que los políticos vayan a hacerse fotos y prometer cosas, pero luego no cumplan. Están muy bien las comisiones de estudio o visitar las zonas afectadas porque significa que uno tiene empatía y demuestra su cariño a los damnificados, pero los hechos brillan por su ausencia.

-¿Cuál es la posición del PP con la ampliación del Puerto de València?
-Estamos a favor de la ampliación, así lo ha dicho la presidenta regional, Isabel Bonig, o nuestra portavoz en el Ayuntamiento de Valencia, María José Catalá. Por lo que todas las iniciativas y declaraciones que haga el PP irán en ese sentido.

-Después de la elección del nuevo director general de À Punt, viene la sustitución de Soriano. De momento el PSPV ha propuesto a Lluch, pero el PPCV ya ha dicho que no va a apoyarle. ¿Apoyaría a otro candidato?
-El PPCV se abstuvo en su día a la ley porque entendía que no era ni la solución ni el modelo en el que creemos. Los tiempos actuales en los que los medios de comunicación están pasando por una crisis profunda y tienen que adaptarse a las nuevas tecnologías hacen que el modelo de À Punt no sea en el que nosotros creemos. A partir de ahí, no queremos participar en algo en lo que no creemos porque de alguna manera también sería engañar al ciudadano. No vamos a participar en la elección de alguien para dirigir algo que está mal, nació mal y que terminará mal.

-¿Y qué le parece la solución transitoria de PSPV y Compromís de que sea Mar Iglesias quien ocupe este puesto de manera temporal?
-Este problema lo ha creado el Botànic y lo tendrá que resolver el Botànic. Lo que no puede ser es que cuando no se ponen de acuerdo o tienen un problema serio se acuda al PP para que lo resuelva. Al PP no se le puede vapulear y luego pedir ayuda. Isabel Bonig le ha tendido la mano al presidente Ximo Puig en Educación, en financiación, en la devolución de los 281 millones de IVA... Y no ha obtenido respuesta. Así que al PP no se le puede buscar solo cuando a ellos les viene bien. 

-Dado que dicen que no es su modelo de televisión, ¿qué cambios planteará el PP en la reforma de la ley? ¿Cuál es el modelo que les gusta?
-À Punt no puede tener una cantidad de trabajadores y una plantilla tan amplia como la que tiene. Tampoco puede haber demandas por parte de los trabajadores que todavía están pendientes de dilucidarse en los tribunales porque hay cosas que parece que son injustas. Lo que no puede ser es que dos años después esta televisión nos esté costando cada año más dinero a los valencianos. ¿Alguien sabe la cantidad de cosas que se podrían hacer en las zonas afectadas del DANA y del Gloria? ¿O en temas de Educación o listas de espera? Ellos marcan sus prioridades.  

Ortiz durante la entrevista. Foto: KIKE TABERNER

-El Botànic estudia plantear cambios en lo referente a las incompatibilidades de la dirección, la presidencia o los consejeros; los salarios para atraer a gente con talento de la empresa privada; para cambiar las mayorías para elegir la Presidencia de la CVMC... ¿Facilitarán alguno de estos cambios?
-Mientras no estudiemos todo lo que quieran proponer en un papel, no nos pronunciaremos sobre nada, porque son especialistas en decir una cosa, escribir otra y luego traer enmiendas como las de los Presupuestos, donde planteaban cosas que estaban fuera de control o que no tenían fundamentos que las sustentaran. Ellos son los que gobiernan y tienen que dar solución. Cuando vea negro sobre blanco, nos pronunciaremos. Para nosotros este tema es importante, pero también que no se siga malgastando dinero en una televisión que no funciona pudiendo ir a otro sitio. 

-Usted presentó una demanda ante el TSJCV donde pedía tener acceso al expediente sobre las ayudas al fomento del valenciano concedidas a Francis Puig. El tribunal, sin embargo, lo tumbó. ¿Qué harán después de esto?
-Nosotros estamos ya en 30 contenciosos por derechos fundamentales: porque no nos dan la documentación en plazo o bien porque cuando nos la dan, lo hacen de manera incompleta. La situación que tiene que ver con la documentación de los hermanos del presidente nace de un contencioso que se estima en un momento determinado porque no nos querían dar aquí la información. ¿Por qué no nos la querían dar? Porque no se estaban revisando las subvenciones concedidas al hermano del presidente. Lo que nosotros planteamos en ese contencioso es que detectamos nuevas situaciones concretas y pedimos que se vaya al fondo del asunto. Pero el tribunal no dice que esté bien o esté mal lo que yo pido, sino que no estoy legitimada para pedirlo y que debe ser otro organismo u otra fórmula como que sea el grupo parlamentario quien pida esa documentación. Lo importante en este asunto es que hay dos tribunales de instrucción que está estudiando un dinero de los valencianos que ha ido a parar a los hermanos y amigos del presidente de forma irregular. Y ya está interviniendo la Guardia Civil, Hacienda, otros organismos por parte de Fiscalía y los juzgados. No decimos que esté bien o esté mal, pero tenemos la obligación de poner en manos de la justicia todo aquello que creamos que no está bien o sea irregular. 

-¿Y cuál va a ser el siguiente paso?
-De momento seguimos pidiendo documentación a la Generalitat de Cataluña, porque no se están dando en la Comunidad Valenciana, pero sí en Cataluña. Y nos hemos coordinado con toda la documentación que se nos está aportando, porque es un entramado muy complicado. Quiero recordar que la declaración de la testigo que dijo haber escuchado en reuniones entre el hermano y amigos del presidente que cuando llegara Ximo a presidente se iban a forrar se ha incorporado a la causa porque así lo ha querido la Fiscalía y el juez pertinente. Ahora estamos esperando que fijen nueva fecha para las declaraciones del director general, que está en una causa anterior, y los hermanos del presidente. Esperamos que con el cambio de juez que hay en esos juzgados se vuelvan a activar ese tipo de cuestiones pronto. Lo más sorprendente es que no deja de llegarnos documentación desde distintos departamentos del Consell: Educación, Economía, Turismo, Vaersa, Servef, esto no acaba nunca. Cada vez que llega un expediente hay algo nuevo. 

Eva Ortiz atiende a Valencia Plaza en un despacho del PP en Les Corts. Foto: KIKE TABERNER

-Desde el PP han centrado su acusación sobre el hermano de Puig en las ayudas al valenciano. Pero con los contratos al socio Adell Bover ¿se atisba algo más?
-La trama es la misma porque copian uno y otro lo mismo. La Conselleria de Educación, nada sospechosa de ser amiga de Eva Ortiz, ya le ha reclamado la Conselleria de Educación una cantidad de dinero a esos señores. Eso ya detecta que hay algo que está mal, porque le han requerido la devolución de un dinero por no haber justificado las subvenciones. Y aprovecho para decir que el conseller es Vicent Marzà por lo menos está actuando, a diferencia de otros como la señora Gabriela Bravo en la Inspección General de Servicios (IGS). Nos parece bien que todo el mundo trabaje, pero siempre dentro de la legalidad. A mí me sorprende mucho que con todo lo que Puig, Oltra y compañía han dicho siempre de otros partidos y gobiernos, ¿cómo es posible que en solo cinco años estén haciéndolo tan rematadamente mal? 

-El Consell defiende que con gobiernos del PP estas empresas también recibieron subvenciones…
-Yo no voy a la concesión de subvenciones, aunque en este caso también porque han mentido en las audiencias para poder conseguir una serie de ayudas. El problema es que aquí y en Cataluña han intentado justificar con las mismas nóminas y las mismas facturas. Es un entramado en la Conselleria de Educación, Economía, Servef, Turismo, Vaersa, o incluso en el Sexenni de Morella y otros contratos menores que estamos detectando. ¿Qué tenemos que hacer? Pues ponerlo en manos de la justicia porque aquí hay cosas que no se entienden. ¿Cómo se puede presentar la nómina de Jorge Puig durante años repetidos mes a mes para justificar subvenciones del valenciano en la Comunidad Valenciana y subvenciones que se dan en Cataluña? Nadie trabaja al 100% en dos administraciones. Hay programas que se han subvencionado que podemos demostrar que no se han realizado. Todo eso hay que comprobarlo y en manos de la justicia está. Tampoco entiendo por qué la IGS bajo el mando de Gabriela Bravo no ha detectado nada en cuatro años cuando hay dos consellerias bajo la responsabilidad del señor Puig que han emitido informes. ¿Qué pasa? ¿No se hablan en el Consell? ¿No hay una comunicación de lo que pasa ahí dentro? No me lo puedo creer. Si es dejación tendría que dimitir el presidente.  Y si es por irresponsabilidad, también. ¿No le ha preguntado el president a sus amigos y hermanos qué es lo que está pasando con esos 2,5 millones de los valencianos? No me lo creo. 

-Justicia dice que es que los expedientes están pero debían sellarse en diciembre y por eso todavía no han llegado...
-Qué casualidad. ¿De los cuatro años? ¿Todos se cuñan en diciembre? Esto viene del año 2015 y estos señores pasaron de recibir 3.000 euros a más de100.000 euros. Espero que la IGS si hace bien su trabajo, ese informe diga algo y lo remita a la Fiscalía.

La diputada Eva Ortiz en los pasillos del hemiciclo de Les Corts. Foto: KIKE TABERNER

-Isabel Bonig preguntó al President de la Generalitat en la sesión de control si acudiría a los tribunales dado que el Gobierno de Sánchez no va a devolver la liquidación del IVA de 2017 a las autonomías. Ximo Puig no respondió a esta cuestión, pero sí señaló a Montoro como responsable de la situación actual...
-A mí me da igual quién sea el responsable de que alicantinos, valencianos y castellonenses no les llegue una recaudación de IVA de 281 millones de euros. La obligación de un presidente es defender los intereses de su comunidad autónoma, y sino, que dimita. Como él no lo hace, lo tiene que hacer Isabel Bonig y el PP. A partir de ahí, si él no se siente con fuerzas para defender los intereses de la Comunitat, no pasa nada: que dimita, que se dedique a ir al Consell Jurídic Consultiu o a lo que le dé la gana, y el resto seguimos trabajando por los valencianos. O ¿qué pasa? ¿Que cuando Isabel Bonig sea presidenta de esta comunidad debe dejar todas las deudas que queden pendientes del Botànic por pagar? Aquí hay una realidad: ese IVA se ha cobrado, hay una ley que dice que tiene que ir el 50% a cada autonomía. ¿Qué nos pasa a cada ciudadano cuando no pagamos facturas o no hacemos la declaración de la renta? Pues que nos embargan, nos llega una multa y tenemos un problema. ¿Por qué el Gobierno de España se tiene que quedar con 2.500 millones de euros de las comunidades autónomas? ¿Qué hubiera pasado si Puig estuviera reclamando esta deuda? Que sería como otros presidentes de otras autonomías, que sería valiente y defendería los intereses de los valencianos. Pero como es un cobarde, le tiene miedo a Pedro Sánchez y encima no gestiona, pues así nos va. 

-El PP ha cambiado su estrategia de oposición y ha pasado a situar en la diana de sus ofensivas a Ximo Puig y no a Mónica Oltra como ocurrió en la legislatura pasada. ¿A qué se debe este cambio de estrategia?
-Yo creo que hacemos una labor de oposición a todos. Aprovecho para felicitar a todos los compañeros de mi grupo parlamentario. Pero es que el presidente de la Generalitat cada vez comete más fallos: no trabaja, no gestiona, no da la cara ni en comparecencias que se le piden en Les Corts ni en sesiones de control, que llevaba casi 70 días sin aparecer por el Parlamento. Le tiene alergia a las explicaciones, da igual que le preguntes por financiación autonómica, que recortes, subvenciones a sus hermanos, por una entrevista regalada por un empresario... si da lo mismo lo que le preguntes, él se esconde. Por eso tendremos que pedirle explicaciones al señor Puig. Yo hay una cosa que sí que creo que hace la señora Oltra, y es que por lo menos da explicaciones. El señor Puig no. 

Eva Ortiz. Foto: KIKE TABERNER

-La patronal CEV anunció hace unas semanas que se planteaba realizar una gran concentración si en los próximos meses Sánchez no inicia el cambio de modelo de financiación. ¿Se planteará el PP acudir a esa convocatoria si finalmente se realiza?
-Por coherencia no hemos ido a ninguna de las manifestaciones que se han hecho y ahora sería también incoherente e incluso torpe hacerlo. No vamos a caer en los errores del PSOE. 

-Hace poco Enric Morera decía que no tenía problema en que se modificara la comisión de Gobierno Interior para que fuera pública. ¿Apoyaría el PP esta iniciativa? ¿Por qué no se ha hecho antes?
-Por parte nuestra no hay ningún problema en que haya transparencia. Si estamos pidiendo que comparezca el president de la Generalitat para que dé explicaciones, si no paramos de hacer iniciativas para que se sepa lo que ocurre en cada departamento del Consell con luz y taquígrafos... Por parte del Partido Popular no habrá ningún problema en que haya una comisión en la que se pueda acceder a la información.  

-¿Cuál va a ser la posición del PP con la PNL registrada por Vox sobre el pin parental?
-La he leído por encima y es un tema que llevará Beatriz Gascó, que estaba pensando presentar una enmienda porque hay cosas en las que estamos de acuerdo y otras en las que no. Nosotros abogamos por la libertad educativa, pero todo en su justa medida. No queremos ni un extremo ni el otro. Entendemos que son los profesores dentro de sus asignaturas los que deben tener la libertad de decidir, dentro de lo que marque el centro y el claustro de profesores, porque son los que saben lo que tienen que hacer. Según lo vemos nosotros, esto iría más encaminado a actividades en las que pudiera venir alguien de fuera del centro a dar una charla o lo que sea, y ahí los padres tendrían que decidir si les parece bien o no. Por tanto, vamos a presentar una enmienda y ahí daremos las explicaciones pertinentes. 

Eva Ortiz posa frente a Les Corts Valencianes. Foto: KIKE TABERNER

Noticias relacionadas

next