Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

Empresas que vuelven

Grupotec retoma la actividad: “Estamos preparados para acelerar lo que el confinamiento ha frenado”

24/05/2020 - 

VALÈNCIA. Poco a poco la actividad empresarial vuelve a la normalidad. Una normalidad diferente debido a las medidas de higiene y seguridad que tienen que aplicar para evitar contagios. Las oficinas y fábricas se llenan de trabajadores que vuelven a sus puestos, pero en unas condiciones diferentes a las que los dejaron. Para empezar, muchas están apostando por realizar test para garantizar la seguridad a la hora de retomar la actividad. Como Grupotec, empresa valenciana de ingeniería especializada en el desarrollo de instalaciones de energía solar fotovoltaica, preparada “para acelerar los proyectos que el confinamiento ha frenado”.

Grupotec es una ingeniería valenciana trabajando a pleno rendimiento en los últimos años, solo hay que visitar la sección de ofertas laborales en proceso de su web, para adivinar el volumen de su actividad. El confinamiento ha sido un parón para todos, para ellos también. Pero eliminada la incertidumbre de la salud, el equipo se prepara para volver con más fuerza que nunca.

Pasaporte biológico para la una reinserción laboral segura

"Desde el primer momento planteamos una vuelta controlada. Sin salud, no tenemos nada, así que el primer paso fue testar a todos los profesionales y poder asignarles un pasaporte biológico. Se trata de un servicio de test completo a toda la plantilla (PCR+Inmunoglobulinas), que ofrece Igenomix, una biotecnológica valenciana que cuenta con los estándares de calidad que requiere la situación. El siguiente paso fue incorporar por turnos a un máximo del 50% de la plantilla en semanas alternas, con la mayor flexibilidad para los muchos casos particulares que se producen. El resto continúa teletrabajando", explica Jesús M. Paniagua, director de organización y sistemas de gestión de la compañía.

Grupotec ha establecido otras medidas de seguridad como el control de temperatura a la entrada, mascarillas obligatorias, dispensadores de gel hidroalcohólico por todas partes, desinfección de superficies de trabajo dos veces al día, desinfección por gas de todas las oficinas una vez por semana (cambio de turno), limitaciones de aforo en salas de reunión. Y ha tenido que tomar decisiones como clausurar temporalmente el comedor de empresa.

Formación y adaptación, las claves de la nueva normalidad

"La formación ha sido uno de los pilares en esta nueva normalidad. Mucha insistencia por parte del servicio de Prevención de Riesgos, para que se cumplan las normas y pautas para poder trabajar en este nuevo paradigma sin que el rendimiento se vea tan afectado", explica Paniagua.

Pero sin la adaptación de la plantilla no hay nada que hacer. Paniagua destaca que, en todas estas medidas y las implantadas durante los dos meses que llevamos de Estado de Alarma, han contado con el respaldo de todos sus trabajadores, "un equipo que ha demostrado en todo momento su compromiso y responsabilidad. Si hay algo que nos ha enseñado esta pandemia es al gran equipo humano que tenemos y eso es una gran fuerza para el futuro". Un ejemplo de ello es el buen funcionamiento del teletrabajo. "Nos ha funcionado muy bien desde el principio, creo que nos ha sorprendido a todos la rapidez y eficacia con que todo el mundo se ha adaptado". 

Grupotec se adelantó a la declaración de estado de alarma y en las oficinas de Madrid todo el mundo pasó a teletrabajo una semana antes (con el cierre de colegios), y en Valencia y Sevilla el viernes anterior a la declaración oficial ya se había puesto en marcha el teletrabajo generalizado. 

"Ha ayudado que teníamos los sistemas preparados desde mucho tiempo atrás, porque siempre tenemos gente trabajando deslocalizada en cualquier sitio; pero nunca habíamos hecho una prueba masiva y la verdad es que ha salido bien, después de algunos ajustes", comenta. Y entre el personal de obra se introdujeron estrictas medidas de seguridad. 

Además, Paniagua destaca el esfuerzo extra de comunicación interna, "era algo muy importante en este periodo. El equipo de dirección se ha reunido dos veces por semana para valorar la situación, tomar medidas y ofrecer información a todos".

La fotovoltaica mantiene el tipo en esta crisis

Ahora toca continuar con los proyectos de instalaciones fotovoltáicas que tenían en marcha, tanto a nivel nacional como internacional. Según explica Jesús Paniagua, pocos son los que se han parado, alrededor de un 1-2%, "casi todo sigue en marcha, de hecho hay cierta prisa en retomar proyectos de inversión que se han quedado ralentizados estas semanas. Pero, para llevar adelante nuestras inversiones, necesitamos que las administraciones públicas se pongan en marcha, para no ralentizar los permisos y las autorizaciones".

Y es que el director de organización y sistemas de gestión de Grupotec considera que para analizar el impacto de esta coyuntura habrá que esperar un poco y va a depender mucho de cómo lo afrontemos como sociedad. "Esta situación va a afectar a todo el mundo, porque ha sido una ralentización de la economía más fuerte de lo esperado. Todo lo que tiene que ver con movilidad se va a penalizar, y de alguna manera costará recuperar el ritmo". 

No obstante, en Grupotec consideran que sus sectores de actividad pueden estar menos afectados que la media. "Nuestro principal sector, la fotovoltaica, no ha dado muestras de resentirse, y además una parte importante del negocio está fuera de España. Y en cuanto a la ingeniería, también estamos en sectores que probablemente atraviesen mejor esta crisis: agroalimentario, logístico, tratamiento de residuos… Lo que está por ver es la profundidad del impacto en el sector de edificación, sobre todo residencial. Pero creo que somos un país muy trabajador y saldremos adelante". 

Noticias relacionadas

next