Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

Hoy es 27 de noviembre y se habla de presupuestos 2021 cd castellon villarreal cf CONSUM coronavirus

Indra ingresó un 4% menos en el primer semestre como consecuencia del covid-19

Los ingresos de Indra se redujeron un 4% durante el primer semestre de 2020, en comparación con el mismo periodo del año anterior, según se refleja en los resultados publicados este miércoles por la compañía

29/07/2020 - 

VALÈNCIA. Según indicó la compañía, los resultados estuvieron influidos negativamente por la pandemia de Covid-19, que impactó especialmente en sus cuentas del segundo trimestre, en el que los ingresos descendieron un 8%.

Por otro lado, la contratación aumentó un 8% en los seis primeros meses del año, frente al primer semestre de 2019, impulsada, según resaltó la compañía, “por el fuerte crecimiento de la división de Transporte y Defensa, lo que hace que la cartera alcance un nuevo récord histórico absoluto (5.094 millones de euros, con un crecimiento del 15%)”.

El presidente ejecutivo de Indra, Fernando Abril-Martorell, afirmó que “tal y como anticipamos, los resultados del segundo trimestre de 2020 han estado impactados de forma considerable por la crisis desencadenada por el Covid-19, que en este segundo trimestre ha afectado a la totalidad del período desde abril a junio”.

“Prácticamente todos los sectores en los que Indra opera sufren este impacto, aunque con diferente profundidad y expectativas de duración, con sectores fuertemente afectados como determinados segmentos de industria y el de tráfico aéreo, frente a otros que han resistido mejor, como medios de pagos o ‘utilities’”, explicó.

En este sentido, la compañía resaltó que la pandemia ha impactado “de forma muy diferente a nuestros dos negocios, con dinámicas muy distintas para Minsait (TI) frente a Transporte y Defensa, aunque ambas sufren por la menor operatividad de las fuerzas de ventas, el bajo precio del petróleo y la depreciación de las monedas de varios países, en especial Minsait en Latinoamérica”.

Así, Indra destacó el buen comportamiento de la contratación de Transporte y Defensa, que experimentó un crecimiento del 41% en el primer semestre de 2020 frente al primer semestre de 2019, incluso superior a las previsiones pre-Covid, principalmente impulsada por Defensa.

Otros datos

El Margen Operativo alcanzó los 43 millones, frente a los 102 millones en el primer semestre de 2019 (equivalente a un margen del 2,9% en el primer semestre de 2020 frente al 6,6% en el primer semestre de 2019), afectado por los retrasos y la menor actividad debida al Covid.

El EBIT reportado alcanzó los -78 millones de euros en el primer semestre de 2020, frente a 79 millones en el primer semestre de 2019 (-97 millones en segundo trimestre de 2020 frente a 40 millones en el segundo trimestre de 2019).

Por otro lado, la generación de caja fue 149 millones de euros superior a la del primer semestre de 2019, y la ratio de deuda neta/Ebitda en los últimos doce meses situó en 2,7, frente a 2,4 veces en el primer semestre de 2019.

La compañía resaltó que durante el periodo continuó reforzando su posición de liquidez, por lo que a 30 de junio contaba con más de 1.100 millones de euros entre efectivo y líneas disponibles.

Indra espera un segundo semestre de 2020 que, “aunque aún estará afectado por el Covid, tendrá un mejor comportamiento relativo que el primero, si no hay un empeoramiento de la pandemia”.

Indra ha continuado reforzando su sólida posición de liquidez durante el segundo trimestre de 2020, y cuenta con más de 1.100 millones de euros entre efectivo y líneas disponibles a 30 de junio de 2020.

La compañía destacó el lanzamiento de un plan de acción post-Covid para reorientar inversiones, optimizar costes y adaptarse a los cambios estructurales del negocio, que ya incluyen en el segundo trimestre de 2020 un impacto negativo en el EBIT de 95 millones por deterioro de activos intangibles. Los ahorros anuales se estiman en 100 millones de euros a partir de 202.

Indra señaló también que “aunque el impacto y la incertidumbre por el Covid-19 persisten y continuarán afectando a los resultados del ejercicio, hemos comenzado a ver algunos signos positivos en las últimas semanas del período reportado, que nos permiten anticipar que el segundo trimestre de 2020 será el peor trimestre del ejercicio, y que el segundo semestre tendrá un comportamiento mejor que el primer semestre”.

Así, la compañía espera que los ingresos de 2020 se sitúen entre 3.150 y 3.200 millones de euros en moneda constante, y el EBIT entre 120 y 135 millones de euros.

next