Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

La baja de activos reduce en 2.604 millones el patrimonio de la generalitat

La Generalitat cierra 2019 con un resultado económico negativo de 2.225 millones

7/08/2020 - 

VALÈNCIA. La Generalitat ha cerrado el ejercicio 2019 con un resultado económico-patrimonial –diferencia entre ingresos y gastos– negativo por importe de 2.225 millones que, según el conseller de Hacienda, Vicent Soler, se explica fundamentalmente por el aumento en 316 millones en el gasto de personal por el aumento de sueldo a los funcionarios y el aumento de las plantillas de docentes y personal sanitario.

La otra gran magnitud que explica las elevadas pérdidas de 2019 que refleja la Cuenta General de la Generalitat presentada este viernes son los 1.184 millones contabilizados como inversión financiera de la Generalitat en RTVV, que se han dado de baja con la extinción del antiguo ente público de televisión. En tercer lugar, destaca el aumento en 491,2 millones de las subvenciones y ayudas concedidas, particularmente en materia social.

Con todo, el conseller de Hacienda ha precisado que este resultado no es comparable con los 840 millones que la administración desahorró el año anterior porque, al adaptarse al Plan General de Contabilidad Pública del Estado, la Cuenta General de 2019 no engloban los mismos conceptos de años anteriores.

El presupuesto liquidado de 2019 asciende a 22,8 millones de euros tras haber ejecutado el 93,84% del gasto presupuestado. El resultado ajustado es negativo por importe de 843 millones de euros, una magnitud condicionada, según Soler, por el incremento de la inversión en 1.167 millones de euros en las conselleries de Sanidad, Educación y Políticas Inclusivas. A final de año se habían abonado un total de 20,3 millones de euros, un 89% de las obligaciones reconocidas.

En concreto, el aumento en Educación respecto a 2018 fue de 515 millones (10,9%), en Sanidad de 292,5 millones (4,05%) y en Políticas Inclusivas de 359,7 millones (28,7%).

Provisiones y contingencias

En total, la Conselleria de Hacienda ha realizado provisiones por transferencias y subvenciones a corto plazo por importe de 311 millones, de los cuales 285,6 millones corresponden a provisiones para hacer frente a la deuda que generó Feria Valencia a raíz de los convenios suscritos en 2007 por el anterior equipo de gobierno.

Otros 63,2 millones son por provisiones por responsabilidades a corto plazo, entre las que se se incluye la destinada a cubrir el contrato de refinanciamiento con la SGR (9,8 millones), la destinada a la sentencia del TSJCV 369/2017 relativa a las Torres de Benidorm (15 millones), la dirigida a cubrir la carrera profesional de los interinos de Sanidad (22,5 millones), así como otras provisiones para hacer frente al resultado de reclamaciones, juicios y litigios.

También se ha realizado una provisión a corto plazo de 45,4 millones para la devolución de ingresos, fundamentalmente por la estimación realizada por la Conselleria de Igualdad, para hacer frente a la devolución de los ingresos indebidos cobrados por el anterior equipo de gobierno a dependientes y usuarios de residencias a partir de 2014 y que una sentencia judicial declaró ilegal. Esto ha obligado a la Conselleria de Igualdad a revocar la decisión y devolver el dinero.

También se han destinado 24,12 millones a provisionar las subvenciones en materia de vivienda que el anterior equipo de gobierno bloqueó en 2012-2013 y no pagó, y que fueron reconocidas por el actual Consell en la disposición adicional tercera de la Ley 13/2016 de diciembre de Medidas Fiscales. Asimismo, 2,07 millones se han destinado a cubrir el posible pago de intereses derivados del convenio de 19 de abril de 1999 de financiación y ejecución de obras de centros docentes entre el IVVSA y el IVF.

34.814 millones de patrimonio neto negativo

El Balance de 2019 está especialmente marcado por el patrimonio neto negativo de 34.814 millones por un cambio contable en la valoración del inmovilizado material e intangible. Siguiendo la recomendación de la Sindicatura de Comptes, Hacienda ha amortizado por primera vez el inmovilizado material –excepto construcciones e infraestructuras– y el inmovilizado intangible de este ejercicio y los anteriores.

Asimismo, se han dado de baja en la contabilidad los activos totalmente amortizados. Es reducción en la valoración del patrimonio de la Generalitat ha tenido un impacto negativo en el Balance de 2019 de 2.604 millones de euros.

El remanente de tesorería al final 2019 es negativo por un importe superior a 3.139 millones de euros.

Noticias relacionadas

next