Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

según un informe de finizens, con vistas al año 2030

La gestión pasiva restará más de un 20% de cuota a la banca en la Comunitat Valenciana

15/07/2020 - 

VALÈNCIA. Finizens, firma española de inversión especializada en gestión pasiva indexada, prevé un crecimiento de aquí a 2030 de la gestión pasiva en la Comunitat Valenciana hasta superar el 20% de la cuota de mercado en fondos de inversión, que actualmente está en manos de la banca tradicional. Según datos de la fintech dirigida por Giorgio Semenzato, varias son las razones como el mayor acceso a información y formación financiera de los ciudadanos, la digitalización y los nuevos patrones de contratación de productos de inversión tras la crisis bursátil determinada por la covid-19.

Todo ello acelerará la penetración de la gestión pasiva, impulsando el traspaso de fondos de inversión desde la gestión tradicional a la indexada, diversificada globalmente de manera eficiente y automatizada, con comisiones hasta un 85% inferiores y con un mejor performance de rentabilidad a largo plazo. Dicho crecimiento llevará a las firmas especializadas en inversión indexada a alcanzar los 7.700 millones de euros en activos bajo gestión en la Comunitat Valenciana en 2030, es decir, un 20% del total de 38.500 millones que se encuentran invertidos actualmente en instituciones de inversión colectiva y planes de pensiones en la región, según estimaciones de la firma basadas en datos de la patronal Inverco.

En este contexto, Finizens, que desde 2017 ofrece su servicio de gestión automatizada de carteras de inversión y planes de pensiones indexados mediante un modelo de 'robo-advisor', aspira a contar con 10.000 nuevos clientes en las tres provincias de la Comunitat Valenciana en los próximos cinco años. Para lograrlo, la fintech se apoyará en su tecnología financiera y algoritmos de gestión de vanguardia, que ofrecen una rentabilidad histórica de aproximadamente un 3,5% al año por encima de la media de mercado.


Conviene recordar, tal y como publicó Valencia Plaza hace dos semanas, que esta firma española de inversión especializada en gestión pasiva indexada presentó una rentabilidad neta acumulada del 11% en sus carteras desde que se puso en marcha. Todo un dato a tener en cuenta y más incluyendo el 'efecto coronavirus', que se ha llevado por delante a no pocos ahorros de los inversores. 

Desde enero de 2017, las carteras de Finizens no sólo han mostrado una rentabilidad excepcional, sino que también mostraron un mejor binomio rentabilidad-riesgo. "La satisfacción de nuestros clientes es nuestro mayor éxito. Gracias a nuestra estrategia globalmente diversificada de gestión pasiva y a unas comisiones extremadamente bajas, podemos ofrecerles la mayor rentabilidad posible", destacaba Giorgi Semenzato.

Inversión desde los 1.000 euros

Por otro lado, la fintech permite invertir desde 1.000 euros en sus carteras de fondos indexados, tras realizar una reducción del importe mínimo, situado antes en 10.000 euros, para favorecer la inversión durante la crisis del coronavirus. Asimismo, ofrece las comisiones de gestión más bajas del mercado, ya que se reducen progresivamente con el paso del tiempo, hasta alcanzar el mínimo de 0,15% IVA Incluido. Estas dos medidas se encuadran en su filosofia 'Tú por delante', que pretende fomentar el beneficio para sus clientes y el compromiso de la firma de cara a la protección de los intereses de todos sus inversores.

“En Finizens ofrecemos un modelo de gestión independiente basado en la inversión indexada y la tecnología financiera más disruptiva y avanzada, con el objetivo de conseguir las mayores rentabilidades a largo plazo para nuestros clientes y con las comisiones más bajas del mercado”, explica Giorgio Semenzato, consejero delegado de Finizens.

Noticias relacionadas

next