Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

No es lo que la Federación demanda del Gobierno para parar impugnaciones

La resolución del CSD complica los planes de la RFEF para la Segunda B y Tercera División

4/05/2020 - 

ALICANTE. Con sorpresa, así se ha recibido la resolución del Consejo Superior de Deportes (CSD) relativa a las 'competiciones deportivas oficiales no profesionales 2019/20' y que Castellón Plaza pone a disposición de sus lectores en este enlace.

Las Federaciones, empezando por la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) que es la que más impugnaciones teme (tome la decisión que tome), esperaban un respaldo del Gobierno infinitamente mayor, una cobertura ante demandas de un blindaje muy superior que, en vista de lo ocurrido este lunes, no parece que vaya a llegar, lo que puede provocar que ahora varíen la hoja de ruta: opten por no tomar una decisión que precipite los acontecimientos, abra la veda a unas impugnaciones que tendrían mucho más recorrido.

La resolución que firma la presidenta del CSD, Irene Lozano, deja claro que ante la necesidad de tomar una decisión respecto a la temporada 2019/20 en el deporte aficionado (en el fútbol aficionado, sin ir más lejos, con la Segunda B y Tercera División) y que es la llamada Comisión Delegada de cada Federación la competente para modificar el Reglamento y bases de la competición en el sentido necesario. Ahora bien, como la propia resolución indica (en cumplimiento de la normativa de procedimiento administrativo), contra la misma cabe recurso administrativo o (es potestativa la interposición del recurso de reposición) acudir directamente a la Jurisdicción Contencioso-Administrativa. Es decir, que en el caso del fútbol, el club que se sienta agraviado tendrá infinitamente más fácil impugnar cualquier decisión que se tome que si eso mismo que dice el CSD se hubiese visto plasmado en un Real Decreto-Ley que solo es recurrible ante el Tribunal Constitucional. Es precisamente esto último, un Real Decreto-Ley, lo que esperaban las Federaciones, empezando por la RFEF. 

Es cierto que la resolución publicada este lunes tiene fecha del 24 de abril y que el pasado viernes, 1 de mayo, la propia Rienda venía a hablar de una cobertura distinta para las Federaciones en esta cuestión, pero la realidad es que ahora mismo no hay Real Decreto-Ley y sí un acto administrativo del CSD recurrible en reposición (en vía administrativa) o directamente ante un Juzgado de lo Contencioso-Administrativo... Y pocos dudan a estas alturas del partido que si la RFEF no ha tomado la decisión de dar por concluida ya la Liga regular en Segunda B y Tercera y decidir ascensos en un 'play-off' exprés como planteó hace tres semanas Rubiales a las Federaciones Territoriales es porque espera mayor protección del ejecutivo. De ahí que esté todavía más en el aire no solo la adopción de una decisión en el anterior sentido, también que esta se adopte el viernes en el seno de la reunión de la Comisión Delegada que hay convocada para ese día.

Noticias relacionadas

next