Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

crónica por los otros / OPINIÓN

Las consecuencias de la pandemia en la infancia

Para algunas personas las niñas y los niños son también auténticos héroes en esta pandemia. La manera de socializarse y de jugar, el cierre de los colegios desde marzo hasta septiembre, el cierre de los parques infantiles en la ciudad de València, etc. ocasionan consecuencias importantes en el desarrollo de los niños y de las niñas. Esta semana se ha celebrado el 20 de Noviembre es el Día Universal de los Derechos del Niño

21/11/2020 - 

En 1989 la ONU aprobó la Convención sobre los Derechos de los Niños donde se les reconoce como ciudadanos desde su nacimientoLos derechos más importantes del niño: derecho a la vida; derecho al juego; derecho a ofrecer sus opiniones; derecho a tener una familia; derecho a la salud; derecho a la protección contra el trabajo infantil; derecho a un nombre y una nacionalidad; derecho a la alimentación y la nutrición; derecho a vivir en armonía; Derecho a la educación.

No pretendo que se cuestionen las medidas adoptadas por el gobierno, nacional, autonómico y local sólo pretendo dar voz a las consecuencias que las mismas tienen entre la población infantil. Y partimos de la base que las estas consecuencias  no tienen el mismo impacto cuando hablamos de familias acomodadas o en riesgo de pobreza o migrantes ; ni tampoco tienen el mismo impacto en países desarrollados o en desarrollo donde el cierre de escuelas ha provocado incremento de violencia infantil y un mayor número de embarazos y violaciones a niñas menores de edad. Son muchas las organizaciones valencianas y delegaciones que trabajan directamente con la comunidad infantil. De hecho esta semana nos han llegado datos e informes de diferentes organizaciones como Unicef, Cáritas o Save The Children. Nos centramos en ésta última. 

Save the children

Según denuncia Save The Children, entre las medidas más perniciosas tomadas a nivel global se encuentran el efecto del cierre de los centros educativos y otros espacios para la infancia. Durante la primera ola de la pandemia se tomó esta medida excepcional, pero durante la segunda ola existe una disparidad de criterios entre los países, a pesar de que la mayoría reconoce la importancia de mantener una educación presencial para garantizar que el alumnado con menos recursos quede definitivamente descolgado. 

Save the Children afirma que la clausura de espacios como los parques infantiles sí se ha extendido y critica que no se le esté dando la importancia que tienen para el bienestar y desarrollo de los niños, niñas y adolescentes, sobre todo para aquellos en situación de pobreza

Pero como las consecuencias son tan diversas según dónde pongamos la mirada, vamos a centrarnos en las consecuencias en la infancia de la Comunitat Valenciana. Y es que esta semana con motivo del Día Internacional del Niño que se conmemora el 20 de noviembre (aprovecho para recordar el Día Internacional de la Niña el 11 de octubre) Save The Children ha lanzado unos datos preocupantes. 

Datos en España y en la Comunitat Valenciana

En España, un 27,4% de los menores de 18 años, más de 2,1 millones de niños y niñas, está en riesgo de pobreza en España, según la última Encuesta de Condiciones de Vida del Instituto Nacional de Estadística (2019). Sin embargo, Save the Children recuerda que estos datos no reflejan el impacto de la pandemia en las familias más vulnerables y advierte de que la pobreza infantil se incrementará por culpa de la Covid-19. 

La organización estima que, si no se toman las medidas adecuadas, la pobreza puede llegar a alcanzar al 33% de los niños y niñas a finales de este año y destaca que serán los hogares con menores a cargo los que más sufran los efectos de la crisis económica.

En el caso de la Comunitat Valenciana, Save the Children señala que un 32,5% de los menores de 18 años está en riesgo de pobreza o exclusión social, lo que supone que más de 274.000 niños y niñas del territorio se encuentran en esta situación.

Pero no son los únicos datos que lanza la organización. En lo que va de año han muerto al menos 14 niños y niñas por causas violentas en España, dos de ellos en la autonomía valenciana. Y en la Comunitat Valenciana viven 691 menores migrantes sin referentes familiares tutelados por la Administración, un colectivo especialmente vulnerable

La responsabilidad de las políticas públicas

Para revertir este riesgo, Save the Children apuesta por invertir en políticas públicas destinadas directamente a la protección de la infancia, como el mantenimiento de la prestación por hijo o hija a cargo, que ha sido suprimida del proyecto de Presupuestos Generales del Estado para 2021 al considerarse que el ingreso mínimo vital sería equiparable.

A nivel autonómico, la organización insta al Consell a continuar impulsando políticas públicas que pongan el foco en la infancia más vulnerable y a seguir incrementando de manera sostenida las partidas destinadas a luchar contra la pobreza infantil en los próximos presupuestos de la Generalitat, como es la Renta Valenciana de Inclusión, con el fin de cubrir las necesidades de las familias con hijos a cargo a las que no llega el ingreso mínimo vital.

Los organismos internacionales aseguran que nos encontramos ante una de las mayores emergencias educativas. La pérdida de aprendizaje, acompañada por la desvinculación de la escuela y una crisis económica que va a continuar pueden traducirse en un aumento de la inequidad y el riesgo de fracaso y abandono prematuro y marcar la trayectoria educativa y vital del alumnado. 

España ya tiene la tasa de abandono escolar más alta de la Unión Europea (17,3%) y Save the Children estima que, si no se toman medidas urgentes, esta cifra puede aumentar hasta 1,7 puntos.

En la Comunitat Valenciana, a pesar de haber mejorado en los últimos años, esta tasa de abandono escolar se sitúa en un 16,4%.

Además, en la ratio de estudiantes por ordenador es la tercera autonomía por la cola con 3,9 alumnos por ordenador, lejos de comunidades como el País Vasco o Extremadura, con 1,5 y 1,7 estudiantes por ordenador respectivamente.

Es necesario también que la Generalitat siga apostando por mejorar la digitalización de la Educación en la Comunitat Valenciana, sobre todo de aquellos niños y niñas con menos recursos.

Por ello, la organización pide al Gobierno de España que se aumente la partida de los presupuestos 2021 dirigida a la financiación del PROA+, programa de refuerzo educativo, pasando de los insuficientes 125 millones a 646 millones de euros, en línea con la inversión de otros países europeos y aprovechando los fondos de recuperación de la UE.

Save the Children pide también al Consell que se continúe invirtiendo en políticas de refuerzo, como es el caso del PAM (Pla de Atención para la Mejora) y se continúen aumentando las plazas públicas de educación de 0 a 3 años. 

Y es que aunque parezca increíble, Save The Children denuncia que incluso en la Comunitat Valenciana existen niños y niñas cuyos derechos, por unos motivos u otros, no se están cumpliendo. Save the Children considera insuficiente la priorización de los derechos de la infancia en la lucha contra la pandemia.

La semana que viene… ¡más! 

Noticias relacionadas

crónica por los otros

Metros de solidaridad

Estar confinados en casa con niños y niñas es todo un reto para mantenerles entretenidos y con actividad durante el día. Por ello hoy vamos a hablar de una iniciativa que consiste en entretener a los menores y ser solidarios al mismo tiempo

next