grand place / OPINIÓN

Los Cien Mil Hijos de San Luis

7/09/2021 - 

La Diáspora había comenzado desde el minuto uno del Año I d. C -después de la Covid-, pero se hizo más patente cuando los ejércitos de América y Europa abandonaron el corazón del Asia central, el Territorio-Talibán. Fue silenciosa hasta que rugió de dolor y desesperación, mientras el gobierno de La Unión se preparaba para armarse hasta los dientes…, siempre mirando al Este.

Lo había anunciado su Alto Representante para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, Josep Borrell. “La experiencia de Afganistán ha demostrado que nuestra incapacidad para responder tiene un precio. Por lo tanto, La Unión debe fortalecer su autonomía estratégica mediante la creación de una fuerza de primera entrada capaz de garantizar la estabilidad en su vecindad”. Fue el principio de la creación de una fuerza de acción rápida europea, de un ejército europeo que se desligaba así de sus aliados del Oeste, al otro lado del Atlántico Norte.

El Consejo de Ministros de Exteriores había anunciado también que, “para evitar una catástrofe humanitaria y una posible ola migratoria hacia Europa, la Unión Europea debía cooperar con los países vecinos de Afganistán”. La operación “StayHome” estaba en marcha. El Territorio-Europa se convertiría así en un búnker, incluso para sus países vecinos. 

Bielorrusia estaba fletando aviones desde Irak con refugiados afganos, que abandonaba en las fronteras con Polonia, Letonia y Lituania para que cruzaran a territorio de La Unión. Su objetivo era desestabilizar el Continente Unido con una marea de refugiados, a imagen de lo que hizo Turquía en 2015 con los refugiados sirios. Las familias afganas quedaron atrapadas en un limbo, en el “nomansland” físico y jurídico, al no poder cruzar las fronteras europeas para pedir asilo ni permitírseles volver a Bielorrusia. Los países bálticos militarizaron sus fronteras con guardas fronterizos armados hasta los dientes.

Todo esto contaba la Tieta en la SIM que me dejó en herencia, antes de que llegara el CaosPrevio y desapareciera para siempre cruzando al OtroLado. Mientras, la GranRusia se preparaba para desestabilizar el Territorio Europa desde sus entrañas. 

Poco después de la Diáspora afgana, diez mil soldados rusos habían aterrizado en el aeropuerto de El Prat/Josep Tarradellas, coreando su grito de guerra: “¡Catalans, ja soc aquí”! Llegaron a ser 100.000… Era la respuesta del Kremlin a los ataques supuestamente infundados que recibió la GranRusia por parte del Territorio-Europa en la ZonaZero-Sur. “¿La guerra híbrida del Kremlin contra Occidente? ¿En serio?” 

Y la respuesta fue que Rusia, con sus 18 bases militares, emprendió el camino de no retorno contra las más de 600 bases de la OTAN, cuyos Battle Group se acercaban cada vez más peligrosamente a sus fronteras. Comenzó por una pequeña aldea catalana, que se resistía al Imperio. 10.000, 100.000, 1 millón… No, no se contaban euros…

-Hola David. ¿Cómo fue la revuelta de los ingenieros en la fábrica de microchips? Espero que hayáis podido reprogramarlos. Eso de las huelgas y los derechos laborales quedó obsoleto en 2050 para los humanos. No entiendo cómo se ha podido introducir en su memoria RAM…

-Lo siento Laura, es información confidencial y no puedo hacer ningún comentario ni siquiera en off. Dudo que nuestras conversaciones se pierdan entre la maraña de bits. ELLA codifica todas las comunicaciones escritas, habladas y pensadas. Incluso nuestra emociones hace más de 40 años que no nos pertenecen, desde que se decretó por ley el 6G. Perdona, tengo que dejarte, parto hacia Bielorrusia. Hay incursiones de drones insurgentes en la frontera…

Noticias relacionadas

la nave de los locos

Juventud robusta y engañada

El Gobierno aterrador ha enseñado sus cartas a dos años de las elecciones. Como no convence con sus políticas, empleará dinero público en asegurarse votos. Ahora van a por los jóvenes. Una estrategia burda que tal vez le funcione. Es el caciquismo de toda la vida       

next