Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

Se reforzaron los equipos sociales municipales de atención primaria

Los ayuntamientos valencianos contrataron a 135 profesionales durante el estado de alarma

6/08/2020 - 

VALÈNCIA (EP). Los ayuntamientos valencianos contrataron durante la declaración del estado de alarma por la COVID-19 a 135 profesionales de diferentes ámbitos para reforzar los equipos sociales municipales de atención primaria, gracias a los 11,5 millones de euros transferidos por la Vicepresidencia y Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas. Así lo ha explicado la directora general de Atención Primaria y Autonomía Personal, Mercé Martínez i Llopis, quien ha destacado el trabajo de los profesionales de los equipos municipales que fueron declarados servicios esenciales al inicio de la pandemia y que en la mayoría de los casos siguieron atendiendo "a una avalancha de personas".

En este sentido, ha recordado que la Conselleria se comprometió con la declaración de servicio esencial, y por ello aprobó un decreto por el que se acordó destinar 11,5 millones de euros a los ayuntamientos para el refuerzo de los equipos de proximidad de carácter domiciliario así como el incremento de fondos para ayudas de emergencia.

"El 90 por ciento de los ayuntamientos de la Comunitat Valenciana han contratado personal", ha explicado Martínez i Llopis, quien ha indicado que la mayor parte de las contrataciones fueron de personas para la tarea de auxiliar de hogar, un total de 92 contrataciones, pero también se requirieron trabajadores sociales, técnicos de integración social y administrativos. El servicio de ayuda a domicilio municipal "ha sido el recurso más utilizado para hacer frente a las necesidades de la ciudadanía", ha precisado la directora general, quien ha señalado que si bien en un primer momento la gente "tenía miedo y lo rechazaba", pasados los primeros 15 días la demanda "se disparó".

Así, al finalizar el primer mes muchos ayuntamientos "se vieron en la necesidad de contratar a más personal o incrementar la jornada de las personas que ya estaban contratadas hasta el momento", y ha añadido que el 70% de los consistorios "priorizaron" este recurso, junto con las ayudas de emergencia.


Martínez i Llopis ha indicado que los programas municipales de proximidad en estos meses se han centrado mayoritariamente hacia las personas mayores y, especialmente, aquellas que vivían solas. El seguimiento de estas personas se ha hecho fundamentalmente telefónico y a través del programa de teleasistencia, en el caso de las personas que lo tenían, y acudiendo a los domicilios en aquellos casos en los que la persona no atendía a las llamadas.

"La mayoría de las personas atendidas pedían ayuda para realizar la compra y para el suministro de medicamentos, aunque también requerían apoyo para las tareas de higiene personal y limpieza del hogar", ha indicado la directora general de Atención Primaria, quien también ha querido mencionar el trabajo hecho para acompañar la soledad no deseada. En este sentido, ha señalado que los profesionales que normalmente trabajan en recursos específicos, como la red de personas migrantes Pangea o los servicios que trabajan con la infancia, han creado, junto con los servicios de atención primaria, "un único equipo de primera línea" impulsando iniciativas de acompañamiento.

Atención telefónica

Durante el estado de alarma los servicios sociales fueron decretados servicios esenciales, lo que obligaba a mantener la atención a la ciudadanía, "algo que ha ocurrido en más del 75 por ciento de los casos", ha señalado Martínez i Llopis, quien ha indicado que la excepción "se ha encontrado en algunas mancomunidades y en la ciudad de Alicante, donde no hubo esa atención". La mayoría se han organizado "por turnos" para poder tener abiertas las dependencias municipales y a través del teletrabajo, y siempre priorizando aquellas intervenciones relacionadas con abusos y maltrato infantil, violencia de género, atención a personas mayores y aquellas con trastorno mental.

La atención telefónica, ha señalado, también ha sido "muy importante", con alrededor de 200 llamadas diarias y con un trabajo de seguimiento, sobretodo en el caso de las personas vulnerables, a las que se les llamaba cada 3 o 4 días para asegurarse de que estaban bien. Asimismo, ha resaltado "la gran labor" que se ha hecho desde la mayoría de los ayuntamientos valencianos así como por parte del equipo de profesionales de la Conselleria que actuó coordinando e intentado resolver las dudas y las problemáticas que surgieron durante estos meses.

Noticias relacionadas

next