Hoy es 27 de septiembre y se habla de porcelanosa cersaie 2021 conselleria de justicia CÓMICS ascer

SIN COMPLEJOS / OPINIÓN

Los cántaros rotos

31/05/2021 - 

Tanto va el cántaro a la fuente, que al final se rompe. Con esto no habría ningún problema porque se compra otro y seguimos trayendo agua. El problema es cuando no haya fuente a la que acudir porque se haya cerrado el grifo. Esto es lo que les pasa a miles de familias de la Vega Baja del Segura con el Trasvase Tajo-Segura, que el Gobierno les vaya a cerrar la fuente y deje de manar el agua con la que vive la huerta de Europa. 

Siguiendo con los refranes y frases populares, hace años que el Partido Popular Comunitat Valenciana clama, no en el desierto sino en la fértil tierra de la Vega Baja, que iba a ocurrir cuando los socialistas llegaran al poder. Hasta que llegó Pedro y el lobo, que en caso son lo mismo, y ahora nuestros avisos se convierten en ahogados gritos de auxilio y socorro. El último, el pasado lunes con la manifestación a la que acudimos en Madrid para que la ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, quisiera escucharnos. Pero las sordinas de este Ejecutivo son bastante más aislantes que los bocinazos de nuestros tractores por la Castellana.

Cuando los de la gente les dicen al pueblo lo que tienen que sentir, sufrir o pensar es que en realidad no son gente, sino élite. ¿Quién del Gobierno va a enseñar ahora a nuestros agricultores a cultivar esta tierra cuando llevan siglos haciéndolo? ¿El cambio del modelo productivo es convertir fértiles tahúllas de frutas y hortalizas en ‘plantaciones’ de paneles solares? ¿Nadie ve que el verdadero equilibrio contra el cambio climático está en estos cultivos que mantienen la tierra viva y no en difusas campañas de propaganda y estúpidas medidas como subir el precio de los billetes de avión? Esta izquierda sí que no tiene complejos, ni tampoco vergüenza.  

Ya da igual cómo se lo argumentes, la decisión ya está tomada. Me preocupa, y mucho, el papelón del presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig. Me recuerda un poco al Cid, pero no porque se haya partido el pecho para poner al Reino de Valencia donde merece, no. Sino “qué buen vasallo si hubiera buen señor”. Pero el vasallaje del jefe del Consell es hacia su señor Pedro Sánchez, no a los cinco millones de valencianos. 

A última hora, a regañadientes, el Consell apoyó la manifestación de los agricultores a favor del trasvase Tajo-Segura. Como todo, al sonido de la bocina y por obligación. No le ha costado tanto a Puig aplaudir con las manos y las orejas el indulto que el PSOE ya prepara para los golpistas independentistas catalanes. Ahí sí que ha sido el primero. Que le den la medalla de chapa.

De las pocas cosas que ha demostrado Ximo Puig en legislatura y media que lleva al frente del Palau es su incapacidad manifiesta para pelear por la Comunitat Valenciana. Siempre que ha tomado una decisión ha sido para pedirle perdón a Pedro Sánchez por apoyar a Susana Díaz en las primarias a la secretaría general del PSOE.

Ximo Puig y Teresa Ribera. Foto. GVA

Del pollo a Mariano Rajoy por la financiación autonómica al gatito cuando el Gobierno lo aplaza sine die y ‘sine’ explicaciones que lo justifiquen. Puig no es capaz ni de abrir la boca para reclamar los fondos europeos que nos corresponden para reflotar a una Comunitat Valenciana que ha destrozado en año y medio de pandemia. Tampoco, claro, para llamar a la vicepresidenta Ribera y ponerse al frente de las justas reivindicaciones de nuestra gente. 

Silencio, no sea que molestemos en Moncloa, que están dibujando la España del 2050. Si seguimos así, el debate entonces no será trasvase sí, trasvase no. Entonces, los mismos iluminados que ahora dicen que no pasa nada por cerrar el Acueducto seguro que tendrán una maravillosa solución para paliar el desierto que será la provincia de Alicante y devolver los miles de empleos perdidos en la agricultura. En lugar de cultivos, tendremos museos donde recordaremos cómo se plantaban hace décadas las alcachofas. Y eso será lo moderno y lo progre. Por el camino, habremos roto miles de cántaros buscando el agua que en 2021 nos negaron.

next