X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

Los hoteleros ven a Castellón con "posibilidades de crecer en mercados internacionales"

18/07/2019 - 

VALÈNCIA (EP). Los hoteleros piensan que "Castellón tiene muchas posibilidades de crecer en mercados internacionales", aunque reconocen la "preocupación" por la baja demanda extranjera, y destacan que su precio está "normalizándose". "Las nuevas líneas extranjeras permiten atajar su principal problema: la estacionalidad. Se va arañando poco a poco", ha ilustrado el vicepresidente de la patronal hotelera Hosbec, Javier García.

La provincia de Castellón registró una ocupación hotelera del 73,5% durante la segunda quincena de junio, según los datos que ha dado a conocer Hosbec de los 23 establecimientos asociados, con un total de 8.000 plazas. Esta cifra sube al 74,7% en los hoteles de cuatro estrellas. Estas dos semanas, la mayor parte de turistas fueron españoles (89,2%), a mucha distancia de franceses (1,9%), italianos (1,5%) y estadounidenses (1,2%).

València

Hosbec prevé un repunte de la ocupación en València para agosto de hasta cuatro puntos más que en el mismo mes de 2018, hasta llenar de media el 88,3% de las habitaciones. Su estimación para julio es llegar al 88,4% de alojamientos ocupados, un 2,2% más.

Estas previsiones confirman la tendencia al alza registrada por la capital valenciana durante el primer semestre de 2019, con un 2% más de ocupación en un año hasta el 76,5%, sobre todo de marzo a junio, según los datos presentados por los hoteleros este jueves en un desayuno informativo.

Aun así, "queda mucho recorrido para València". "Tenemos que captar más estadounidenses, rusos... y 'romper el hielo' para llegar a estar entre los tres grandes destinos de España", ha reivindicado el presidente de Hosbec, Toni Mayor.

En concreto, el balance semestral de la patronal en València recoge un 53,9% de ocupación en enero (+0,1%), un 65,9% en febrero (-7,4%), un 77,6% en marzo con las Fallas (+5,2%), un 85,6% en abril (+5,3%), "a pesar de la desastrosa Semana Santa" por las lluvias y un 86,7% en mayo (+5,2%). Ya en verano, junio acabó con un 89,3% de sus habitaciones llenas en el 'cap i casal', un 3,5% más que hace un año.

Por nacionalidades, el 35,4% de los turistas que escogieron València de enero a junio fueron españoles, seguidos por los británicos (11,2%) "a pesar del Brexit", los holandeses (8,6%) y los alemanes (7,9%). La lista se completa con los visitantes de Francia (4,9%), Italia (4,8%), Bélgica (4,4%), Rusia (2,9%), Suiza (2,3%), Estados Unidos (2,3%), Portugal (2%) y China (1,6%).

Respecto a los precios, la tarifa media diaria (ADR) en los hoteles de la patronal en València subió a 85 euros entre enero y junio, un 6,9% más que en el primer semestre de 2018, y los ingresos por habitación (RevPar) a 61,4 euros (+5,3%).

"Estamos de moda"

Estos datos llevan a Hosbec a confiar en un verano "con cifras relevantes" para los alojamientos de la capital del Túria y a afirmar que "València como modelo turístico responde no solo a premisas de una gran ciudad turística con ocupaciones de abril a junio y de septiembre y noviembre, sino que se asienta en julio y agosto".

Al mismo tiempo, los hoteleros celebran que "València se consolida entre los mercados internacionales", un crecimiento "consolidado por la subida de destinos del aeropuerto y los cruceros". "Estamos de moda", ha resumido Javier Vallés, de SH Hoteles y miembro de la junta directiva de la patronal.

A pesar del optimismo, Hosbec apuesta por "mirar los datos con cuidado porque València todavía no está posicionada como la tercera ciudad de España" en captación de turistas, lo que le correspondería por su peso poblacional. "Aunque queda mucho por hacer, podemos respirar después de años de pasarlo realmente mal: estamos viendo la luz", ha manifestado el hotelero.

Benidorm, Costa Blanca y Gandia

Más allá de València, en Benidorm (Alicante), los alojamientos asociados a la patronal cerraron la primera mitad de 2019 con un ligero retroceso de la ocupación, un 0,2% menos hasta el 82,7%. Esta ciudad registró leves incrementos de enero a marzo y retrocesos de abril a junio, este último mes con el 89,6% de habitaciones llenas (-0,4%).

La segunda gran 'plaza' turística de la Comunitat volvió a ser el destino favorito de los británicos de enero a junio, hasta el 42,2% de los visitantes, solo superados por los españoles (46%) y seguidos muy de lejos por los belgas, holandeses e irlandeses, que en cada caso no llegaron a representar ni el 4% del total.

En precios, la 'ciudad de los rascacielos' anotó en el primer semestre una tarifa media diaria (ADR) en los hoteles de la patronal de 61 euros, casi 0,5 menos que en 2018, y unos ingresos por habitación (RevPar) de 43,9 euros, con una bajada del 1%.

En el conjunto de la Costa Blanca de Alicante, la ocupación en sus alojamientos aumentó un 1,4% en este periodo hasta el 65,8%, con un pico del 76,3% en junio. Los españoles representan la mitad de los visitantes (52,4%), seguidos por los británicos (14,5%), noruegos (6%) y belgas (5,3%).

Por zonas, L'Alfàs del Pi llenó el 67,8% de sus estancias (-3%), Alicante Sur el 56,7% (+3,6%), Calp el 71,15% (+2,7%), Finestrat el 81,7% /+4,3%) y Altea el 66,6% (+2,7%). Los ingresos por habitación se situaron en 42 euros, 60 céntimos menos que el año pasado, y la tarifa media diaria en 62 euros, 1,2 menos.

Por otro lado, en Gandia (Valencia), los hoteles de Hosbec sufrieron una caída del 3,3% en la ocupación hasta llenar el 75,2% de las habitaciones en el primer semestre, a pesar del repunte de casi cuatro puntos en junio hasta el 87,6%. La mayoría de sus visitantes fueron españoles (82,7%), muy por delante de Francia, Reino Unido y Alemania, que juntos no suman ni la décima parte.

Promoción y no protagonismo

En el conjunto de la Comunitat, el presidente de la patronal, Toni Mayor, ha defendido que los datos del primer semestre demuestran que administraciones y hoteleros tienen "la obligación de hacer un producto cada vez mejor" y "unir fuerzas" en la promoción. "Los gobiernos tienen que creérselo y no cansarse. Parece que vamos a una feria cada uno por su lado, con el protagonismo político de cada administración", ha lamentado.

Noticias relacionadas

next