X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 7 de diciembre y se habla de CIUDADANOS MARTA MARTÍN TONI CANTÓ à punt living ceramics

CIERRA EN BENIDORM 'EL RINCÓN DE MARÍA JESÚS Y SU ACORDEÓN'

María Jesús y su acordeón deja Benidorm: "El detonante ha sido que una amiga me ha propuesto ir a Bali"

5/11/2019 - 

BENIDORM. Con una más que rodada trayectoria que sobrepasa los 50 discos grabados, apariciones en programas de televisión, el protagonismo en una película sobre uno de sus exitosos discos y actuaciones diarias en la particular ciudad de los rascacielos del mediterráneo, María Jesús Grados ha decidido gritar "basta" y reducir una marcha en su vida artística. Y es que el pasado sábado 2 de noviembre, la cantante anunció el cierre de El rincón de María Jesús y su acordeón, el local ubicado en la calle de Gerona número 2 de Benidorm que la veía actuar sin tregua "día tras día, noche tras noche y tarde tras tarde", recalca la propia artista, quien anuncia que sopesaba la decisión de cerrar el bar desde un par de años atrás: "Llevo desde los once años actuando en Benidorm  y llega un momento en que necesito hacer otras cosas. Hasta ahora no he tenido la libertad de tomarme dos semanas de vacaciones e irme de viaje, porque he estado actuando cada día y si lo dejaba la gente no acudía; aunque planteaba la posibilidad de traer a otro artista, me respondían que si no estaba yo la gente no venía. Desde hace un tiempo, ya tenía pensado dejar el bar y ahora creo que es el momento. Una retirada a tiempo siempre es una victoria y quiero encararla con la ilusión y las ganas de llevar a cabo otras cosas", revela.

Con el local ya desalojado, María Jesús recuerda cómo sorprendió con su último concierto, hace apenas unos días, en las bodas de oro de un matrimonio amigo: "Yo no lo quería anunciar con anterioridad. Cuando estaba tocando en el aniversario, simplemente dije: Estoy contenta de estar aquí celebrando vuestros cincuenta años con vosotros y yo celebro que me despido de Benidorm con mi acordeón. La gente se quedó como si estuviera diciendo una tontería", traslada la incredulidad de sus oyentes. Pese a que afirma que ya comentó con sus personas más cercanas la idea, asegura que no lo ha hecho antes "porque el público es tan bonito que te entra en el corazón y ahí estaba yo, actuando cada día pensando en esperar un poco más. El detonante ha sido que una amiga me ha propuesto irnos un mes de vacaciones a Bali y he visto mi oportunidad", comenta natural sus planes.

Sin embargo, en su futuro sigue habiendo hueco para la música de forma profesional, llevando su show a otros puntos de la geografía española: "No tardaré mucho en retirarme de las actuaciones, pero eso lo voy a hacer más despacio; no puedo dejarlo totalmente, porque si no me muero", expresa. Ella y su acordeón forman un dúo inseparable que ha desarrollado su mayor parte en Benidorm, con una carrera artística casi tan longeva como su trayectoria vital, ya que comenzó a actuar a la corta edad de once años: "Yo vivía en Valencia y mi padre me traía de pueblo en pueblo. Cuando llegamos a l'Alfàs del Pi, el cura del municipio pensó que tenían que verme en Benidorm y nos presentó a los dueños del hotel Madeira. De ahí fui a otro hotel y a otro y a otro y, así, llevo ya 50 años en la ciudad", echa la vista atrás y hace un repaso de su recorrido, que también incluye visitar toda España con el circo en el que actuó durante tres años.

Su éxito más sonado, Los Pajaritos, parece no haber sido un ave migratoria, siempre en la jaula de su acordeón y, a su vez, libre en la voz de María Jesús. Siempre gorrión y águila al mismo tiempo, ya que se trata del hit más recordado por su público en el ámbito nacional e internacional. "Cada día doy gracias a Dios por haberme puesto esta canción en mis manos. He hecho feliz a muchísima gente y eso no hay dinero con que se pague", se muestra agradecida. Sin embargo, sostiene que "el éxito mayor es el reconocimiento del público, porque después de 50 años en Benidorm cada noche han llenado la sala. Me he despedido con un local lleno a rebosar y con una gente maravillosa que ha venido a verme desde Almería, Albacete y Alicante. Ese inmenso cariño que el público me tiene para mí es el mejor reconocimiento". 

Por el local al que la benidormense ha dado un nombre, han pasado "un montón de artistas y compañeros que se han subido al escenario, como Arturo Valls, que cada vez que venía con su familia cantaba y y bailaba conmigo. Tengo un montón de anécdotas y, sobre todo, un público maravilloso", insiste. Tan fieles son sus followers que incluso en su última actuación en el bar le regalaron otra historia: "La semana pasada vinieron unos hijos y nietos con su abuela que cumplía 103 años y me la trajeron porque la mujer nada más que quería ver a María Jesús. No sabes qué emocionante y qué bonito es eso", valora. Y añade que "no hay mejor premio. Quiero que todas las personas sepan que, de todo corazón, agradezco su bondad, su aplauso y su cariño, y que tanto para causas benéficas como para las actuaciones que voy a realizar por España, ahí tendrán a María Jesús", promete.

Noticias relacionadas

next