Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

palmera de honor

Maria de Medeiros sobre el cine, las artes en pandemia y Tarantino

29/10/2020 - 

VALÈNCIA. Maria de Medeiros está en València. La portuguesa acaba de aterrizar en la ciudad, donde recibirá la Palmera de Honor de Mostra de València-Cinema del Mediterrani, que se celebra hasta el 1 de noviembre en los cines Babel y La Filmoteca. La actriz y directora llega, además, en un contexto convulso para las artes, con aforo reducido y medidas de seguridad impensables hace un año. Ella lo está viviendo de primera mano en Francia, donde actualmente se encuentra realizando una obra de teatro. Pero el cine, a pesar de todo, sigue. Y seguirá. “El arte tiene un parte de Fénix. Si el fascismo puede renacer, ¿por qué las cosas buenas no pueden? Es un golpe muy grande, pero la fuerza de la creación triunfará”, expresó este miércoles, durante un encuentro con prensa. 

El festival proyecta por primera vez en España su segunda película de ficción como directora, Aos Nossos Filhos, donde aborda cuestiones como la homosexualidad y los nuevos modelos de familia, así como su última interpretación protagonista, en Ordem moral, de Mário Barroso, donde da vida a Maria Adelaide Coelho da Cunha, heredera en la década de 1920 del periódico más importante de Lisboa. Estos estrenos forman parte de un ciclo compuesto por un total de siete cintas,  entre las que también se incluye Capitanes de abril, su debut como directora de largometrajes, o títulos recientes e inéditos en España como Dos Fridas

Sobre cine, artes en pandemia y su relación con figuras como Tarantino o Bigas Luna habla la portuguesa. Maria de Medeiros, en sus propias palabras.

Artes en pandemia

-“En estos momentos es una alegría inmensa tener contacto presencial con el público, con la prensa y con los amigos. Se valora aun más”

-“Estoy en la incertidumbre, como todo el mundo. Ahora estoy haciendo teatro en Francia y vamos día a día. Los teatros están llenos, dentro de las reglas sanitarias, y sentimos muchas ganas”. 

-“Es muy importante en tiempos de pandemia poder reflexionar juntos y el arte nos lo permite”.

-“En mi generación no había acceso a la tecnología. Ahora todos los niños tienen con qué filmar, saben editar… a juzgar por la ganas que veo en esa generación, es imposible hundir el cine”. 

-“El arte tiene un parte de Fénix. Si el fascismo puede renacer, ¿por qué las cosas buenas no pueden? Es un golpe muy grande, pero la fuerza de la creación triunfará”

Tarantino, Monteiro y otro chicos del montón

-“[Quentin Tarantino, Bigas Luna, Manoel de Olvieria o João César Monteiro] tienen un universo propio, dialogan con el arte en general. Bigas, por ejemplo, es un gran artista plástico, es un gran heredero de la tradición surrealista española, como Buñuel. Está en diálogo con la Historia del Arte. También Quentin, que es prácticamente un autodidacta, una esponja, capta todo. Tiene una cultura general impresionante y sus guiones son literariamente fantásticos, algo que no se dice mucho. Contrariamente a la violencia gratuita de los blockbuster, en Quentin viene de la fuerza literaria” 

-“Conocí a Tarantino muy joven, había visto Reservoir Dogs en un pequeño festival de cine independiente y me encantó. Cuando recibí Pulp Fiction, que era muy densa literariamente, pensé: esto lo quiero hacer, no sé quién lo va a ver pero lo quiero hacer”.

-“Tarantino probó que el gran publico, contrariamente a lo que se dice, no está hambriento de estupidez”

-“La diferencia en el cine de Hollywood y Europa son los medios y la distribución”

Bambalinas

-“Para la construcción de un personaje hay que preservar la parte de inconsciente, de misterio. Nunca sabemos todo de nuestro amigos, ni de nuestros amantes, ni de nosotros mismos. Lidiamos cada día con esa parte inconsciente. Para que un personaje exista con toda su fuerza y su potencial poético debemos respetar esa parte que no vamos a entender”

-“En la elección [de proyectos] hay una parte práctica, ¿correspondo fisicamente con el personaje? Pero también hay una parte de chispa. Con la primera lectura sé si me apetece. Por ejemplo, Aos Nossos Filhos nació de una obra de teatro de Laura Castro, una actriz y autora brasileña. Ella me envió una obra de teatro sobre una relación de madre e hija, una obra que se sentía muy próxima de su experiencia, hablaba muy de lo que era una familia homoafectiva […] Fue un trabajo apasionante”

-“[Aos Nossos Filhos] me permitió vivir un momento tristemente histórico en Brasil. Cuando empezamos era un Brasil totalmente diferente, muy adelantado en estas cuestiones [LGTBIQ]. Lula [da Silva] sacó a millones de personas de la miseria. Vimos el oscurecer de esa sociedad. La película, que era una comedia al inicio, se volvió una cosa más inquieta. Acabó siendo un documento de ese periodo histórico en Brasil”

-“Viví el periodo revolucionario muy pequeña. Mi madre era periodista política, conocía a los protagonistas de la Revolución de los Claveles. Yo los conocí de niña, recuerdo que cuando llegamos de Austria no teníamos casa y que mucha gente llegaba de todo el mundo. Vivíamos en un hotel muy cerca del Parlamento. Recuerdo estar jugando mientras los diputados discutían sobre la nueva Constitución. Qué increíble vivir así aquel momento […] Tenía que contarlo [con Capitanes de abril]”.

-“Me gustaría un día volver a las artes plásticas”

-“Lo más importante es trabajar en libertad” 

-“Sorolla tiene una película, pero, ¿quién sería el director de fotografía [ríe]”

Noticias relacionadas

next