X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

análisis

Meliá Hotels muestra síntomas de mejora 

16/01/2020 - 

MADRID. Meliá Hotels puede presumir de ser uno de los mejores valores del Ibex-35 en este inicio de año 2020, dado que al cierre de este pasado martes se revalorizaba un 5,09%. El valor mejora ahora después de haber mostrado un mal comportamiento durante los últimos dos años y medio. 

A pesar de que mantiene intacta su estructura alcista de largo plazo, el precio se alejó mucho de dicha directriz el pasado año 2017 y lo que hizo durante los dos años siguientes fue remitir a su directriz alcista principal.

Este mismo movimiento encuentra precedentes en los pasados años 2011 y 2015 y si bien tras 2015 el precio no llegó a tocar la directriz alcista, si que ocurrió en la corrección que finalizaba en 2012, creando así un fuerte soporte en el largo plazo que se afianza como la principal zona de compra para el valor.
 
 

Y es a partir de octubre del pasado año cuando el precio -tras haber cedido levemente por debajo de los 7 euros- comienza un tramo ascendente, el cual se viene desarrollando dentro de un canal alcista y  se encuentra en la actualidad muy cerca de su parte alta

El objetivo al alza en este recuperación pasar por ir a buscar la directriz bajista de medio plazo (marcada en rojo), que resulta de unir los máximos relativos decrecientes que dejaba Meliá entre los años 2017 y 2018. En la actualizad esta directriz pasa por el nivel de los 10,25 euros, nivel que debería de ser superado al alza para poder afirmar que el valor ha dado por concluido su proceso correctivo previo y pueda retomar de nuevo su senda alcista principal. Antes de alcanzar los 10,25 euros aparece un nivel de resistencia menor en los 9,18 euros, que es el 31,8% de Fibonacci de todo el retroceso experimentado desde 2017. 

Por abajo su primer nivel de soporte de corto plazo es la base del canal alcista, que pasa por los 7,75 euros; mientras que por debajo el nivel en el que saltarían todas las alarmas en el caso de que fuese perdido serían los 6,80 euros. Ahí se daría por perdida su directriz alcista principal, así como la zona de soporte de medio plazo que ha venido siendo respetada desde 2013.
 

Ignacio Zarza es analista de Auriga Global Investors

Noticias relacionadas

next