Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

Hackovid virtual de Fundeun

Nuevos retos postcovid-19: 'blockchain' para gestión hídrica, biotecnología y la economía circular

13/01/2021 - 

ALICANTE. Una app, "Incidencius", para la gestión del agua contando con blockchain; claves para cambiar el modelo de economía lineal en el sector de los muebles de oficina y migrar al de economía circular y garantizar la seguridad de las muestras que se recogen en laboratorios para que no haya cruzado de datos. Son respuestas surgidas desde que Fundeun lanzó la iniciativa "Hackovid Virtual", con la que han querido dar respuesta a nuevos restos surgidos tras la pandemia. Se trata de un evento creado para dar respuesta a las necesidades generadas por la covid-19

Lo que pretenden con esta iniciativa es dar empuje a la participación público-privada -con alumnado, tituladas universitarias y de Formación Profesional, emprendedores, profesorado, investigadoras, directivos, empresas, centros tecnológicos e institutos de investigación, que ofrezcan o demanden tecnologías avanzadas e innovadoras- para dar un salto de valor. Estos son algunos de los proyectos innovadores creados con propuestas premiadas. 

HaQuaVid

Se trata de la idea del equipo formado por Diego Sanchis Reig, Isabel Santonja Soto, Patricia Bazaga Buades e Isabel Ferri Mollá. Este proyecto logró el premio otorgado por Interacso, representado por su CEO Óscar del Río, como reconocimiento especial al trabajo en equipo y por su destacado desarrollo tanto del modelo de negocio como del prototipado. 

Isabel Santonja fue la encargada de presentar este plan que respondía a un reto planteado para Hidraqua. Debían realizar una aplicación para el registro seguro de las operaciones de mantenimiento sobre elementos de red de plantas con blockchain y un dispositivo móvil. Incluía el seguimiento histórico de todas las operaciones de mantenimiento sobre cada elemento y validación por parte de un supervisor. Se indicaba, además, que la información podría consultarse y hasta mantenerse por medio de la realidad aumentada.

El equipo HaQuaVid propuso una app, "Incidencius", para la que han contado con blockchain. Así, aportaron la solución al reto de seguridad con esta herramienta, al no poderse modificar ningún bloque creado gracias a la tecnología blockchain. "Solo se pueden añadir bloques, no cambiarlos", apuntaba Santonja. Asimismo aportaron la opción de un seguimiento histórico para poder consultar datos del cliente y otros valores e incluir una certificación de la actividad realizada. También incluyeron una propuesta para el futuro aportando realidad aumentada. Con un sistema de geolocalización podían, una vez identificada la incidencia de un cliente concreto, consultar los datos concretos de la avería, posibilidades de solución y otros datos útiles como mapas de tuberías. Por su parte, Diego Sanchis hizo una demostración in situ de la demo de la herramienta desarrollada por el equipo que respondió al reto en 24 horas. 

ReActiu

En el siguiente reto, Álvaro Sáez, Cristian Manrique, Luis Llauri y Pilar Punzano crearon la herramienta ReActiu. Esta propuesta premió a Álvaro Sáez, de forma individual, el Premio El Club de las Buenas Decisiones, que consiste en una invitación a cursar el Executive online "Herramientas directivas para liderar el cambio". Este galardón fue entregado por Alberto Belda, concejal de innovación del Ayuntamiento de Alcoy. 

En este caso, el reto Actiu se planteaba a través de la plataforma IoT (Gaia) que han creado y que sensoriza los espacios de trabajo, obteniendo datos de uso (presencia en un espacio)  y condiciones medioambientales. El objetivo del reto era plantear, a través de la tecnología blockchain, una solución que complemente Gaia en la búsqueda de implementar un modelo de economía circular digitalizada, tokenizando el activo mobiliario de las empresas.

Así, Pilar Punzano introdujo las claves para cambiar el modelo de economía lineal en el sector de los muebles de oficina y migrar al de economía circular. Por su parte, Álvaro Sáez expuso los detalles de la solución creada. La propuesta de valor es una red circular integrada de los procesos de Actiu a través de blockchain y sensorizada con sistema de IoT con la que clientes y empresa tendrían la trazabilidad de todos los procesos del mueble, tokenizados, para conocer su sostenibilidad. Para la empresa es útil  para conseguir con predicción estimar la demanda y optimizar la creación del mueble. 

Así pueden estimar las cantidades de muebles que necesitan y saber cuándo deben retirar y renovar los muebles. Crean, así comunidad entre empresa, clientes y proveedores, que reciben y dan información en el ciclo.  De este modo, trazaron el proceso desde la idea de creación hasta la reutilización de los muebles cuando ya no hacen falta. El equipo generó un prototipo de app para los clientes con el que pueden, o bien renovar o reciclar mobiliario, o bien pedir nuevo. Se subiría una foto, la empresa (Actiu) detecta que es posible realizar la acción y concretar los detalles de la propuesta solicitada. 

Biochain

En último lugar, el Premio Multitec al mejor trabajo en equipo consistente en una membresía anual de la asociación de alumnos Multitec, entregado por su coordinador, Marcos Checa, recayó sobre el proyecto Biochain integrado por Jesús Valencia Potenciano, Enrique Torres, Raúl Monargues Moncho y Daniel Calatayud. En este caso, daba respuesta al reto planteado por Bioarray planteaba la necesidad de encriptar y anonimizar los datos genéricos de los pacientes almacenados en sus servidores. De esa forma, cuando quieran ser usados para algún estudio o proyecto de investigación, siempre existirá trazabilidad sobre su uso y su seguridad, garantizando su no modificación y su integridad.

Implementan blockchain para garantizar las muestras que se recogen en laboratorios para certificar que todo el proceso es seguro y da transparencia 100% a los clientes. La aplicación de Biochain se puede implementar en todo tipo de investigaciones y patologías en las que trabaja Bioarray. Plantean la forma de digitalizar y garantizar el proceso que certifique que las muestras tomadas no den lugar a ningún tipo de error ni de cruzado de datos y que sea etiquetada y seguida en todo momento con el etiquetado de tarjetas y pegatinas con códigos QR. Es posible aplicarlo en los test de ensayo durante todo el proceso. Sería extrapolable a muchos sectores. 

Las jornadas contaron con 18 mentores, algunos de ellos dirigieron los diferentes retos planteados, otros actuaron de forma transversal en modelos de negocio y apoyando la parte más tecnológica en cuanto a blockchain, realidad aumentada e inteligencia artificial.

El final de 2020 ha supuesto un empuje para que, desde Fundeun, trabajen por intentar reactivar la economía y las firmas con un foco especial en la innovación y el emprendimiento. En octubre pusieron en marcha la iniciativa "Innoaction20: Workshops de Transferencia de Tecnología" para concertar encuentros en los que tratarán de facilitar la interconexión del conocimiento y compartir las posibles líneas de mejora en la transformación de las pymes en general. En este caso, Fundeun actúa en la provincia de Alicante como agentes de proximidad Ivace. Desde Santa Pola ya vislumbran un proyecto nacido de esta cooperación entre distintos agentes participantes. 

Noticias relacionadas

next