Hoy es 25 de junio y se habla de cd castellon MASCARILLAS coronavirus Marie claire

el ivf selecciona A LAS FIRMAS DE CAPITAL RIESGO para los fondos impulsa y creix 

Oquendo y MCH gestionarán los fondos anticrisis del IVF e invertirán 114 millones en empresas valencianas

1/02/2021 - 

VALÈNCIA.  El Instituto Valenciano de Finanzas a seleccionado a las firmas de capital riesgo Oquendo Capital y a MCH Private Equity Investments como gestoras de los fondos de nueva creación Impulsa y Creix, dos de los instrumentos promovidos por la entidad que dirige Manuel Illueca para paliar los efectos de la crisis provocada por la Covid-19 en empresas de la Comunitat Valenciana.

La Generalitat Valenciana aportará en total 75 millones de euros a estos dos fondos, pero se espera que puedan movilizar hasta 174 millones.

Según explica la Conselleria de Hacienda, la colaboración con el IVF incluye el compromiso por parte de las dos gestoras seleccionadas aportan compromisos en firme de inversores totalmente independientes a la propia gestora por un valor conjunto de 114 millones de euros. Ello incluye a algunas entidades públicas como el ICO o el FEI, así como bancos privados y family offices.

En concreto, Oquendo Capital SGEIC, que gestionará el fondo Creix, se compromete a invertir 42 millones de euros en empresas de la Comunitat Valenciana, mientras que MCH Private Equity Investments se compromete a invertir en empresas de la Comunitat Valenciana un total de 72 millones.

Creix cuenta con un volumen de fondos públicos de 50 millones e invertirá un total de 114 millones en el capital de empresas privadas valencianas no cotizadas, con gran potencial de crecimiento, que tengan al menos tres años de vida y capacidad acreditada de generación de valor.

Por otro lado, Impulsa se concibe como un fondo pionero en España para dar respuesta a los problemas de solvencia generada por la covid-19, ya que está diseñado para reestructurar deuda empresarial. La aportación inicial de la Generalitat a este fondo es de de 25 millones de euros y el tamaño objetivo se ha estimado en 60 millones, ya que los 35 millones restantes serán aportados por entidades privadas colaboradoras del IVF en la gestión de este producto. En cualquier caso, la participación del IVF nunca podrá superar el 49%.

Impulsa, el flotador de las empresas solventes

Tras una primera etapa centrada en aportar liquidez al tejido productivo valenciano más perjudicado en los primeros meses de la pandemia, el IVF pone ahora en marcha estos nuevos fondos para reforzar los fondos propios de las empresas. El objetivo es, por un lado, afrontar los problemas potenciales de solvencia en los sectores más afectados por la pandemia y, por otro, facilitar la realización de fusiones y adquisiciones –operaciones de M&A– para impulsar el crecimiento poscovid de empresas con un modelo de negocio resiliente ante la crisis.

El fondo de fondos Creix persigue aportar recursos a fondos de private equity en fase de inversión, de capital mayoritariamente privado y gestión privada. El IVF exige a las gestoras una inversión en la Comunidad Valenciana de al menos el doble de lo invertido por la Generalitat, con lo que el IVF pretende reforzar la capacidad de crecimiento de las compañías valencianas de éxito "en un contexto en que se prevén interesantes oportunidades de inversión".

Mientras, el fondo Impulsa, de gestión 100% privada y una aportación pública que equivale al 41,7% del volumen del fondo, nace como vehículo de restructuración de deuda de empresas valencianas de mediano tamaño y midcaps. Para reforzar la deuda sostenible de las empresas en procesos de restructuración, el fondo financiará parte de la deuda no sostenible en poder de las entidades financieras mediante aportaciones de capital, en general mediante la fórmula de préstamos participativos. 

Las inversiones realizadas a través de este fondo se articularán mediante préstamos participativos, deuda subordinada, deuda preferente y deuda convertible, y podrán ser objeto de estas inversiones empresas privadas no cotizadas, constituidas y con al menos tres años de vida.

Las operaciones formalizadas a través de este fondo podrán oscilar entre los 800.000 y los 5 millones de euros, siendo obligatorio para el prestatario contar con un rating crediticio emitido por agencia independiente reconocida por la European Securities and Markets Authority (ESMA). 

Noticias relacionadas

next