Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

la generalitat insiste en organizar el desconfinamiento por departamentos

Orihuela, Crevillent y Dénia, las áreas de salud mejor situadas para salir antes de la crisis

29/04/2020 - 

VALÈNCIA. El Gobierno valenciano se prepara para el desconfinamiento con la convicción de que cumplirá con los requisitos exigidos por el Ministerio de Sanidad para avanzar en las fases anunciadas por Pedro Sánchez este martes. Las UCI al 46% de ocupación o la bajada de ingresos ponen de cara  a la Comunitat Valenciana para la desescalada por provincias que plantean desde Madrid

Ahora bien, desde el Consell planean insistir en una manera distinta de organizarse a la comunicada por el presidente del Gobierno durante su comparecencia: tanto en Presidencia de la General quieren apostar por planificar el desconfinamiento por departamentos de Salud y no por provincias como ha propuesto Sánchez.

En este sentido, son algunos departamentos los que están mejor posicionados para ser los primeros en iniciar el desconfinamiento, atendiendo a los positivos por cada 100.000 habitantes. Según los datos actualizados por la Conselleria de Sanidad este martes, las áreas de salud con menos incidencia del Covid-19 respecto a su población son Orihuela, con 82,1 positivos por cada 100.000 habitantes, Elx-Crevillent con 101 y Dénia con 118,8. 

A éstos le siguen Gandia, Xàtiva y La Ribera. Más alejados de las tasas iniciales se encuentran los departamentos ubicados en València y su área metropolitana, siendo el Arnau de Vilanova el de menor incidencia. A éste le siguen el departamento de salud de Castellón y el General de Alicante. Mientras, las tres áreas con mayor incidencia por el Covid-19 de toda la Comunitat Valenciana son La Plana, con 687 positivos por cada 100.000 habitantes, La Marina Baixa con 686 y Requena con 809,9 habitantes.

Una puerta abierta al desconfinamiento por áreas

La puerta a ello permanece abierta. El documento aprobado por el Gobierno señala que el ministro de Sanidad decidirá, cada dos semanas, en qué fase de desescalada está cada territorio. Inicialmente, la unidad será la provincia o la isla, aunque en el texto se remarca que las comunidades autónomas, oídas las entidades locales afectadas, "podrán proponer al ministro de Sanidad que un territorio concreto de su comunidad sea declarado en una fase diferente del proceso de desescalada", recoge. 

"Esa propuesta deberá ir acompañada de un informe motivado que justifique el nivel de cumplimiento y estado de los parámetros establecidos, y también la viabilidad de garantizar el aislamiento, desde el punto de vista de la movilidad de ese territorio en concreto del resto de la provincia. El ministro de Sanidad decidirá, en su caso, la transición de fase del territorio propuesto por la comunidad autónoma", continúa. 

Una vía que desde el Consell desean apurar dado que, en el Gobierno valenciano, tienen claro que la mejor manera de coordinarse para el desconfinamiento es a través de los departamentos de salud, puesto que así es como se tienen almacenados los datos (camas UCI, número de contagios, focos, test...) y porque además algunas áreas son interprovinciales. En este sentido, también puede ocurrir que un departamento en concreto tenga datos negativos que distorsionen y la realidad de la provincia sea muy distinta.

Al margen de esta cuestión, la confianza del Gobierno valenciano en superar las fases se concentra en la solvencia sanitaria. A día de hoy, según informaron fuentes del Consell, las camas UCI libres están por encima del 50%, existe reserva de material sanitario fundamental como los respiradores y en la recámara también están preparados los hospitales de campaña, que podrían albergar a cientos de pacientes ante un hipotético repunte o segunda oleada.

Al margen de las capacidades estratégicas del sistema sanitario, tanto en su vertiente de atención primaria y hospitalaria como en el número de UCI, también será clave para la desescalada la situación epidemiológica en la zona. A ésta se sumarán las medidas de protección colectiva en el trabajo, el comercio y el transporte público. Por último, se tendrán en cuenta los datos de movilidad y los datos socioeconómicos.

Noticias relacionadas

next