Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

Hoy es 26 de septiembre y se habla de seguimos trabajando redit caf Pamesa onda logistic VILA-REAL reciplasa

análisis

Piense bien antes de comprar deuda pública

Los expertos recomiendan hacerlo en aquellos países en los que el banco central tenga poder de compra ilimitado y no cuente con limitaciones políticas, lo que pone en desventaja a Europa

18/06/2020 - 

MADRID. Durante la crisis de la covid-19 hemos conocido aspectos sorprendentes sobre nuestros gobiernos y sobre nosotros mismos. Un día, nos estábamos peleando por papel higiénico y, al día siguiente, prestando ayuda a nuestros vecinos mayores. Asimismo, si bien la mayoría de nuestros Gobiernos no estaban bien preparados para una pandemia mundial, tomaron decisiones rápidas para estabilizar sus economías con un ingente apoyo financiero.

En retrospectiva, vemos que la mayoría de países han aumentado su deuda después de cada crisis económica moderna. Por consiguiente, los inversores deben tener en cuenta cómo responden al aumento de la deuda. ¿Sufrirán los países una nueva crisis de deuda o encontrarán una estrategia de salida? Solo vemos que hay cuatro opciones de salida: superávits presupuestarios, inflación, alivio de la deuda o los métodos de la denominada Teoría Monetaria Moderna (TMM). 

Los seguidores de la TMM sostienen que es razonable que un gobierno se endeude a través del banco central nacional siempre que el dinero se use siguiendo un objetivo. Estamos de acuerdo con esta opinión, siempre que los gobiernos encuentren una estrategia de salida antes de que la inflación descontrolada despierte los instintos animales de los participantes en el mercado.


¿Veremos hiperinflación o incluso deflación si tenemos en cuenta que Japón no ha podido aumentar sus precios de consumo en una década a pesar de los enormes paquetes de estímulo? ¿O deben los inversores imitar a los bancos centrales en su obsesión por comprar bonos? Ninguno de estos escenarios resulta atractivo para los inversores. Por tanto, piénseselo bien antes de comprar deuda pública. De hacerlo, considere aquellos países en los que el banco central tenga poder de compra ilimitado y no tenga limitaciones políticas. 

Esta situación pone en desventaja a Europa, ya que el Banco Central Europeo tiene que satisfacer los deseos de muchos países diferentes. Los verdaderos prestamistas de última instancia a nivel nacional, como Japón, Reino Unido, Estados Unidos o Suiza, están mejor equipados para sostener su mercado de deuda pública en época de crisis.

Frank Häusler y Sven Schubert son responsable de Estrategia y jefe de Estrategia de divisas de Vontobel AM

Noticias relacionadas

next