Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

reclama que la infrafinanciación se tenga en cuenta en el reparto del fondo de 16.000 millones

Puig: "No importa esperar una semana más, un paso atrás sería catastrófico para el turismo"

21/05/2020 - 

VALÈNCIA. El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, ha justificado el cambio de criterio de la Generalitat en la solicitud al Gobierno para el paso de la Comunitat Valenciana a la Fase 2 del Plan de Desescalada el próximo lunes porque el repunte de contagios en las zonas más avanzadas aconsejaban optar por la "prudencia" y la "corresponsabilidad".

"No importa esperar una semana más. La ciudad de València es la más grande de España que está en Fase 1 y un paso atrás seria catastrófico para el turismo", ha destacado el jefe del Consell, quien el pasado domingo anunció que la Comunitat pediría el avance en bloque de toda la Comunitat a la siguiente fase a pensar de que algunas zonas llevarían solo una semana en la primera.

Puig se ha pronunciado en estos términos en la presentación del estudio La superación de la crisis del Covid-19. Una hoja de ruta de la reconstrucción de la economía, el director del Ivie, Francisco Pérez, y el director adjunto de investigación del Ivie, Joaquín Maudos. El trabajo ha sido debatido previamente con los síndics de los diferentes partidos de Les Corts que participan en la comisión de reconstrucción propuesta por el Consell.

Puig ha destacado que ese "ligero repunte" en las zonas más avanzadas ha sido "fundamental" en el cambio de idea de la Generalitat, que implica que los diez departamentos que ya estaban en Fase 1 estarán como mínimo tres semanas en el mismo estado. Pero el presidente ha destacado que también es "una llamada de atención" porque el virus "está entre nosotros tenemos que continuar protegiéndonos".

El presidente de la Generalitat, además, ha explicado que la Comunitat Valenciana está defendiendo que el baño en las playas sea una cuestión permitida en toda España porque hay espacios públicos en los que, según los expertos, el riesgo es bajo si se mantiene la distancia social. "Estamos en ese diálogo", ha asegurado Puig, quien ha recordado que ya planteó esta cuestión en la última conferencia de presidentes.

Puig reclama que la infrafinanciación cuente en el reparto de 16.000 millones 

Sobre el fondo de 16.000 millones no reembolsable para las Comunidades Autónomas, Puig ha manifestado que aún hay que ver cómo se distribuyen. Al respecto, considera "razonable" que el primer tramo del fondo, de 6.000 millones, se distribuya atendiendo a criterios vinculados a la crisis de la Covid-19, pero ha subrayado que el Consell aspira a obtener un trato favorable en el tercero de los tramos, de 5.000 millones, por su situación de infrafinanciación.

"La cuestión está abierta", ha insistido, Puig. Ha manifestado que asume que el primer tramo se asigne con criterios objetivos, pero ha reclamado que estos "no pueden perjudicar siempre a los mismos". Sin embargo, cree que en los demás tramos "el criterio fundamental ha de ser la población".

"Nosotros queremos argumentar nuestras propuestas; esto no es una reivindicación victimista,  lo que pedimos lo pedimos con la fuerza de los datos", ha reiterado.

En concreto, ha explicado que, dado que el objetivo de este tramo es compensar la merma esperada de recursos que las comunidades van a sufrir por el impacto de la crisis económica, Puig ha reclamado que se tenga en cuenta "el esfuerzo fiscal y la infrafinanciación de la Comunitat Valenciana".

Sin "tensión" en el Consell

Por otro lado, sobre la repercusión en el seno del Consell del posicionamiento de su socio de Gobierno Compromís al votar en el Congreso contra la prórroga del estado de alarma, Puig ha subrayado que en el seno del Consell no se ha suscitado "ningún tipo de tensión" por este asunto. "Cada grupo parlamentario decide lo que considera en cada momenot y el Gobierno valenciano piensa que para gestionar esta situación el mejor instrumento es el estado de alarma, pero no cuestionamos el posicionamiento de los grupos", ha subrayado.

En relación a otros asuntos relacionados con la gestión de la crisis sanitaria, Puig ha asegurado que en la última semana se han "desatascado" algunas operaciones del IVF para dar liquidez a las empresas con el objetivo de que ninguna empresa viable se vea obligada a cerrar. También ha opinado que cualquier acuerdo para hacer cambios en la reforma laboral del PP se ha de hacer "desde el diálogo social".

A su juicio, el clima de crispación política requiere un esfuerzo por parte de todos para buscar acuerdos. 

Sobre el estudio del Ivie, Puig ha destacado que supone un debate "serio y riguroso" para llegar a la "normalidad mejorada" y acelerar los procesos de cambio "necesarios para nuestra sociedad", como es la convergencia de la renta de los valencianos con la media de los españoles. nada va a ser gratis si no hay voluntad de arremangarse y mirar hacia adelante juntos.

Tras manifestar que el trabajo ha sido bien acogido por los grupos, Puig ha destacado que no existen soluciones únicas, sino que deberán tener "tonalidades diferentes". 

Pérez ha explicado que el trabajo analiza la "gravedad del shock", posteriormente identifica las líneas de actuación que habría que poner en marcha para superarla. De la "enormidad del shock" que esta crisis ene l empleo y la economía se deriva la necesidad del esfuerzo que hay que hacer con las aportaciones de todos.

En el corto plazo, Pérez ha destacado que se necesita combinar la batalla contra la crisis sanitaria con la recuperación de la actividad económica "que ha sufrido mucho y que va a sufrir mucho en los próximos meses".

Pero Pérez ha destacado que algunos problemas ya estaban antes del coronavirus, entre ellos a baja capacidad de la economía valenciana de generar ingresos por su baja productividad. La recuperación pasa, a su juicio, por hacer cambios en diferentes ámbitos e incorporar lo que más valor genera en este momento: el conocimiento en las empresas.

El experto ha destacado la necesidad de hacer compatible el esfuerzo público para salir de la crisis con un horizonte financiero "sostenible" porque los estados no van a poder hacerlo todo solos y durante todo el tiempo.

"Habrá que pensar que se quiere hacer con cada uno de los gastos públicos", ha destacado Pérez, que ha explicado que el debate debería centrarse en las prioridades del sector público y sus fuentes de financiación. El estudio, por último,, reclama otra vez la solución a la "duradera e injustificada" infrafinanciación valenciana.

Noticias relacionadas

next