X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

cambios necesarios y aprendizaje para sobrevivir al coronavirus 

¿Qué hace un emprendedor en cuarentena?: el caso de Ortholab

24/03/2020 - 

ALICANTE. El Estado de Alarma por el coronavirus significa, para la sociedad un momento de parón, reflexión y, para buena parte de ella, de incertidumbre sobre cómo serán las circunstancias empresariales en el futuro cercano, cuando la situación de emergencia haya pasado. Para muchas personas que emprenden esta situación supone un freno en las perspectivas de crecimiento, aunque en algunos casos también supone un cambio en el enfoque y los objetivos y una oportunidad de aprendizaje y prueba de adaptación para las firmas. En Alicante Plaza iniciamos una serie de artículos que con el título ¿Qué hace un emprendedor en cuarentena? para que sus protagonistas nos cuenten sus casos. Hoy preguntamos a Manuel Milán, gerente y fundador de Ortholab, para que nos cuenten sus perspectiva del momento y cómo afrontar esta situación.

Ortholab

Desde el grupo Ortholab, en Elda, su fundador y gerente, Manuel Milán, asegura que ser emprendedor durante el Estado de Alarma es "vivir con el corazón en un puño, sobre todo si realizas tu función dando servicio al sistema sanitario, pero justo a la parte sanitaria privatizada y externa a la salud pública como es el colectivo de odontólogos, que es el caso de Ortholab".

Por este motivo, asegura Milán, desde la semana previa al confinamiento "tomamos conciencia rápido de la situación y enviamos a todos los departamentos posibles a teletrabajar desde casa, mientras que para la parte productiva de nuestro laboratorio, decidimos tomar medidas como mudarnos con rapidez a nuestras nuevas instalaciones con el fin de poder ampliar entre ellos la distancia de seguridad correspondiente". Hacen turnos de entrada y salida, acopio de productos desinfectantes extras para este tipo de situaciones, y vigilan el uso estricto de todos los EPIS relacionados con esta epidemia.

Pero la situación también requiere de "movimientos rápidos y, según Milán, "como buen emprendedor tienes que saber adaptarte a ellos, y la siguiente semana, cuando nuestros clientes empezaron a cerrar, manteniendo sólo sus clínicas abiertas para urgencias, vimos reducida nuestra entrada de trabajo al 4% de nuestro volumen". La conciencia de este sector de cerrar sus clínicas "aún sin la obligación de ello por parte del Estado" es, según el fundador de Ortholab, porque trabajan "con aerosoles y muy cerca del paciente. El odontólogo es uno de los profesionales que más riesgo de contagio y propagación tiene del virus".

ERTE y medidas claras 

En este momento, con un 4% de volumen de trabajo, "la situación era insostenible y más si la alarma, tal y como estamos viendo no iba a durar 15 días, por lo que muy a nuestro pesar nos acogimos a un ERTE parcial de nuestra plantilla, para poder aguantar este tiempo mientras cubrimos las necesidades básicas de esas clínicas dentales que nos necesitan en algunas de sus urgencias diarias". Así, argumenta que "si ellos van a estar exponiéndose para ayudar a sus pacientes y no colapsar la sanidad pública con problemas odontológicos, nosotros tenemos la obligación moral de darles la cobertura que necesitan".

En la actualidad, las instalaciones de Ortholab, de 1500 metros cuadrados, tienen trabajando diariamente a tres trabajadores, "muy bien equipados con los EPIS y medidas sanitarias correspondientes y, por supuesto, divididos por zonas de 500 metros entre uno y otros". Mientras, otros departamentos siguen teletrabajando con el fin de mantener la línea de conexión con sus clientes y "apoyarles en estos duros momentos".

En este sentido, Milán reclama al Gobierno medidas más claras para la profesión odontológica "y por supuesto para los laboratorios y suministros dentales, pero no ha sido así, nos ha dejado sin definir y ha apelado a nuestro buen hacer y consciencia". Y añade que "su suerte es que los españoles estamos dando grandes muestras de ello , y esperamos que las medidas exactas como las que han tenido otros sectores lleguen más pronto que tarde por parte de nuestros dirigentes".

Formación online e impresoras 3D para respiradores

Mientras tanto, la tercera de las empresas, de grupo Ortholab, OrthoLabLessons de tipo formativa, ha comenzado a realizar un catálogo de formación gratuita online, "con el fin de que nuestro cliente permanezca activo en este periodo, y que luego podrá ser ampliada por la formación online de diversos temas". De este modos han intentado adaptar con la mayor rapidez posible su sistema de trabajo actual a las nuevas necesidades del mercado.

Milan destaca otra de las facetas de Ortholab "su solidaridad" y, afirma que "estos son días para arrimar el hombro todo lo que se pueda, por ello hemos puesto nuestra maquinaria más innovadora, las impresoras 3D y nuestros técnicos especialistas al servicio de la Sanidad pública de la Comunitat Valenciana para la fabricación de diversas piezas para respiradores que tal y como nos han indicado nos coordinaran en los próximos días.

"Este periodo no ha hecho más que empezar, nos va a hacer reinventarnos, innovar, apreciar muchas cosas que habíamos olvidado, potenciar a niveles máximo nuestra adaptabilidad al medio", señala el gerente de Ortholab. "Mientras tanto intentaremos seguir luchando para estar a la altura de lo que nuestro cliente y el sector necesiten, mientras tanto cuídense todos mucho".

Noticias relacionadas

next