Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

la conselleria marca nuevas directrices por el coronavirus

Sanidad rectifica y las embarazadas podrán tener acompañante durante el parto

8/04/2020 - 

VALÈNCIA. La Conselleria de Sanidad ha decidido rectificar el protocolo que dejaba a las embarazadas sin acompañante en el momento del parto tras las quejas de asociaciones de pacientes, matronas y otros profesionales sanitarios. Esta instrucción, marcada a las gerencias esta misma semana con motivo del coronavirus, ha quedado enmendada por un nuevo protocolo de atención comunicado a los hospitales en la tarde de este martes.

Unas nuevas directrices impulsadas desde la secretaría autonómica de Sanidad Pública, liderada por Isaura Navarro, que relajan las medidas adoptadas inicialmente pero que mantienen las precauciones para evitar el contagio a otras madres, a los recién nacidos, a las parejas o los sanitarios "con la menor pérdida de los derechos" posible. 

Una prevención que empezará con el acceso al hospital, donde se evaluará a la embarazada y su acompañante sobre la presencia de posibles síntomas de Covid-19. Si el acompañante presentara síntomas o ha dado positivo en alguna prueba en los últimos 14 días tendrá que regresar al domicilio, pudiendo ser sustituido por otro acompañante. En todo caso, la persona tendrá que permanecer durante todo el proceso en el hospital.

En la dilatación, la embarazada tendrá que estar el máximo tiempo posible del proceso en la habitación asignada en planta de hospitalización y, cuando no sea viable, se realizará en la sala de dilatación manteniendo el máximo de garantías en ese entorno. La persona acompañante deberá utilizar mascarilla quirúrgica y extremar la higiene de manos, tendrá limitación de movimientos dentro de la habitación y deberá abstenerse de tocar superficies.

El acompañante, a metro y medio de los sanitarios

En el paritorio, según consta en el documento, se debe asegurar un sentido de circulación en pasillo único con una zona habilitada al inicio para la colocación del traje de protección individual (EPI) y otra a la salida para su retirada, independientemente del circuito establecido para el acceso al paritorio asignado para gestantes COVID. 

Si la gestante se puede considerar como caso de Covid-19 positivo -confirmado, probable o posible- el parto se llevará a cabo en habitación de aislamiento o paritorio designado a tal fin. En todo caso, la paciente llevará mascarilla quirúrgica y la persona acompañante usará EPI. En la sala, la persona acompañante permanecerá en todo momento a más de un metro y medio de distancia de los profesionales sanitarios.

En el caso de no presentar sintomatología o ser positivo, el personal sanitario debe extremar las precauciones habituales, incluyendo el uso de mascarillas quirúrgicas, y la persona acompañante también deberá utilizar EPI y mantener la distancia de metro y medio del personal sanitario.

Si hubiera que realizar cesárea, no se permite la presencia de acompañante en quirófano. Mientras, en la hospitalización, se permite una única persona acompañante durante la estancia en planta. Sin embargo, no podrá salir de la habitación hasta el alta de la paciente y se le facilitará alimentación por parte del hospital. 

Noticias relacionadas

next