X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

más de 40 personas

Tensión en el Botànic II por las reuniones masificadas del 'consellet'

12/12/2019 - 

VALÈNCIA. "Son poco operativas". Así definen algunos altos cargos las reuniones que cada jueves celebran los subsecretarios y secretarios autonómicos de cada departamento del Consell del Botànic II integrado por PSPV, Compromís y Unides Podem. Unas juntas que representantes socialistas en el Gobierno valenciano son partidarios de replantear ante la gran cantidad de integrantes que la componen en esta legislatura para hacerlas más eficaces, mientras valencianistas y morados se muestran más reticentes a cambiar su estructura.   

El debate, sin embargo, no es novedoso. Durante las negociaciones del Botànic II ya llegó a plantearse esta posibilidad de modificar la composición del denominado 'consellet' que se celebra cada jueves con el objetivo de que este fuera más ágil. La intención era reducir el número de asistentes por cada conselleria para evitar que estos encuentros previos al pleno del Consell fueran sempiternos. No en vano, actualmente un total de 41 personas están llamadas a esta junta cada semana, mientras en la legislatura pasada lo estaban 27. 

En concreto, el planteamiento inicial era que tan solo acudieran los subsecretarios, de manera que estuvieran presentes todas las partes que conforman el Consell, pero en menor número (apenas una docena de personas). 

Sin embargo, la fórmula ya entonces no agradó a todas las partes. Desde Compromís y Unides Podem se mostraron contrarios, por lo que se optó por una vía alternativa intermedia: que solo acudieran los subsecretarios y los secretarios autonómicos a los que afectaran los temas tratados en el 'consellet' del día. 

Un pacto no firmado que, según fuentes consultadas por este diario, finalmente no se está respetando y el debate vuelve a estar presente en conversaciones informales en pequeños círculos del Consell apenas seis meses después de haber iniciado la legislatura. Desde Unides Podem mantienen que son unas reuniones a las que no quieren dejar de asistir puntualmente por el hecho de que no se aborden temas de sus departamentos, dado que, sostienen, de esa manera tienen una visión global de los asuntos que trata el Gobierno valenciano. 

"Somos muchos en una sala pequeña, pero aunque no se hablen de temas que atañen a tu conselleria, es útil porque si tenemos que comunicarnos con otra conselleria, ya sabemos que los jueves a las 13.00 vamos a coincidir con el secretario autonómico o subsecretario de ese departamento", explican los valencianistas. Los socialistas, por su parte, insisten en que la reunión, conforme está diseñada actualmente, "no es operativa" y debería reconsiderarse la opción de alterar su estructura. 

Noticias relacionadas

next