X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 7 de diciembre y se habla de CIUDADANOS MARTA MARTÍN TONI CANTÓ Impuesto de sucesiones à punt

interior temático y diseño realizado por el estudio valenciano

Un hostel en Madrid, diseñado por Wanna One, invita al "carpe diem" en medio del apocalipsis de Newton

Foto: EFE/Wanna One
13/10/2019 - 

VALÈNCIA (Lydia Ferrando/EFE). Preparar las maletas para dormir en el fin del mundo, rodeado de naturaleza, y despertarse en literas interactivas para "aprender a vivir al día" es posible en '2060 The Newton Hostel and Market', un tipo de alojamiento económico dedicado a la generación "milenial" y situado en pleno centro de Madrid.

Ese interior temático y el diseño realizado por el estudio valenciano Wanna One, de la mano de María Lillo, Esther Mengual y Cathy Figueiredo, fue premiado el pasado junio en Nueva York con el prestigioso 'Hospitality Design Awards' en la categoría 'Select-Service Hotel'.

Sus diseñadoras aseguran a EFE que recogieron este galardón internacional con los brazos abiertos por lo que consideran el "mejor premio" al esfuerzo y a la creatividad que pusieron en este proyecto.

Según predijo Isaac Newton, el mundo acabará en 2060, y tras días de investigación, Wanna One quiso trasladar esa fecha y ese vaticinio a las paredes, las literas, los baños, las cocinas, los espacios compartidos y el spa de este hostel que te da "la bienvenida al fin del mundo", con el objetivo de "darle otro sentido al interiorismo".

Así lo asegura a EFE Esther Mengual, natural de Gandia (Valencia) y estudiante de Informática para el Diseño Gráfico, que trabajó anteriormente en varias agencias de publicidad pero que hace cinco se unió a la francesa Cathy Figueiredo para crear el estudio Wanna One, del que son ahora codirectoras.

Los propietarios del edificio, situado en el barrio madrileño de Lavapiés, se pusieron en contacto con ellas para que Wanna One, al que se había incorporado María Lillo, creara "un nuevo espacio de descanso" y de turismo en la capital española con una "nueva visión del interiorismo".

Ahí empezó el trabajo de investigaciones de las diseñadoras que descubrieron que la naturaleza, el cambio climático, la vegetación y los 'milenials' estaban en la agenda mediática y era novedoso, por lo que decidieron unirlo todo bajo el paraguas de la predicción de Newton de que en 2060 el mundo se terminaba.

Un proyecto con un presupuesto humilde

"El vivir el ahora es algo como que nos removía, y la sensación de que el mundo se acababa. Todo seguía su curso menos nosotros, de ahí surgió '2060 The Newton Hostel'", explica Mengual.

Cuando empezaron a trabajar en el proyecto, no se esperaban estar como finalistas en el premio 'Hospitality Design Awards' y, cuando viajaron a Nueva York para recoger el premio, en el que competían con una gran cadena hotelera, no se lo podían creer: "Era un proyecto con un presupuesto muy humilde, fue increíble para nosotras".

Su creatividad y originalidad llevó a este grupo de amigas a crear un espacio "más allá del descanso" y, según afirma Mengual, muchos de los jóvenes que acuden a las instalaciones buscan sobre todo disfrutar del spa o del espacio de ocio denominado "Búnker", donde se sientan "a trabajar o a ver películas".

Para la codirectora de Wanna One, "es el cliente el que elabora ese concepto de vida en el hostel cuando piensa en disfrutar o en descansar", en pensar en el ahora, descubrir nuevas sensaciones o incluso descubrir quién eres.

Todas las personas de todas las edades pueden viajar y descansar en el mundo apocalíptico de Newton y del estudio valenciano, ya que el local dispone de total accesibilidad, tanto material como económica, ya que tiene una capacidad para unas 290 personas a un precio que ronda los 20 euros.

El hostel cuenta con 194 camas, distribuidas en 27 habitaciones con literas interactivas, en las que los huéspedes encuentran frases que invitan al "carpe diem" ante la fugacidad del tiempo, y en la que con un pequeño escenario o "photocall" te puedes convertir en un conejo, un gorila, un pulpo o una seta con mensajes positivos.

Noticias relacionadas

DISEÑO PARA EL PENSAMIENTO

Rediseñando la burocracia

Por  - 

La administración puede ser más competitiva rediseñando sus trámites y por tando su relación con la ciudadanía

next