X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

Consultoría de diseño especializada en interiorismo

VXLAB exporta la cultura del diseño de Castellón a la cuna de la industria cerámica en China

9/06/2019 - 

CASTELLÓ. VXLAB nace en 2007, en plena antesala de la crisis económica Jorge García-Riego decide crear esta consultoría de diseño especializada en marcas relacionadas con el interiorismo. Aunque reconoce que emprendió "con total desconocimiento" de lo que se iba a encontrar, ahora cuenta con una importante cartera de clientes no solo del clúster cerámico de la provincia, sino de mercados internacionales como el italiano, el indio o el chino. Este último ha sido su gran apuesta con la apertura de una oficina en Foshan, la cuna de la industria cerámica en China. 

 La idea de VXLAB, con sede en el corazón de Castelló en la calle Mayor, surge de la "obsesión" de García-Riego por la cultura del diseño y su aplicación para "ayudar a las empresas, especialmente aquellas relacionadas con el sector del interiorismo a conseguir sus objetivos a través del diseño". Para él, "el diseño debe formar parte del ADN de las empresas porque es un vehículo que te ayuda a discernir cuáles son los buenos caminos y cuáles no". En plena era de Instagram y de culto por lo estético García-Riego sigue la máxima de la coherencia y la aplica a su trabajo "puedes mostrarte muy estético, muy perfecto pero si no es real no sirve para nada. En un mundo en el que estamos totalmente expuestos digital y físicamente lo que nos tendría que preocupar es que la versión que muestras de ti sea verdad". 

VXLAB cuenta con dos departamentos "uno de diseño gráfico y uno de arquitectura y a través de unos gestores de cuentas lo que hacemos es dar servicio de una forma muy personalizada a los clientes, casi nos convertimos en su departamento de diseño, no solo para el diseño sino para la consultoría sobre cómo utilizar ese diseño" nos explica García-Riego. 

"Hay que acabar con la concepción de que el diseño va asociado a algo caro o de lujo"

"Las empresas que mejores resultados están teniendo son precisamente las que tienen interiorizada la cultura del diseño, cuando digo éxito me refiero no solo a ventas sino a reputación de marca. La cultura del diseño trata de cómo quieres ser percibido tú y se puede aplicar desde que taza eliges para beberte un té o cómo vistes". Para el CEO de VXLAB es importante "acabar con la concepción de que el diseño va asociado a algo caro o de lujo, podemos exigir diseño en algo barato. Las empresas que vienen a nosotros no siempre buscan posicionarse en el alto nivel, también puedes posicionarte a través del diseño en un rango de precios bajos, eso no significa que no tengas que invertir en diseño, todo lo contrario" asegura. 

Jorge García-Riego nos cuenta que a diferencia de otras agencias de publicidad o diseño al uso su servicio de consultoría les permite "involucrarnos en la toma de decisiones, 'meterse en casa' y decirles a los clientes: ‘nosotros podemos hacer este diseño pero si el comercial que vende el producto se presenta mal vestido, mal peinado o la forma de presentarlo no es estética, la imagen que presentas se va a ver afectada, por eso decimos que la cultura del diseño es un todo, es transversal" afrima. Preguntamos a Jorge García-Riego por las claves de VXLAB y nos comenta que antes de crear 'una idea romántica' sobre cómo quieren que sea la marca analizan bien a su cliente para no caer en "uno de los grandes errores es diseñar el mismo estilo para cualquier circunstancia o marca".

De Castelló a Foshan (China) 

 

-Cómo conseguís dar el salto de Castellón a Foshan. ¿Qué supone para una empresa como la vuestra estar presente con oficina propia en China?
-Nuestra historia con China no es muy larga, empezamos hace cinco años a trabajar en China a través de un cliente que nos vino a buscar. A raíz de esta primera oportunidad que nos sirvió como un caso de éxito, y aumento nuestra reputación y empezamos a tener muchas oportunidades pero siempre desde aquí. Yo viajo a China cada dos meses y me reúno con ellos pero nos dimos cuenta de teníamos un problema en cuanto a la comunicación, porque para ellos es básico para generar confianza y en este negocio la confianza lo es todo. La comunicación era difícil por la diferencia horaria y por el idioma, que no tiene una traducción literal.
Nosotros accedíamos al trabajo, no había mucho problema en llegar a acuerdos pero en el día a día se sufría mucho, nosotros estábamos frustrados porque no éramos capaces de llevar el trabajo adelante y el cliente estaba encontrando que la inversión que estaba haciendo no la iba a amortizar, y llegamos a la conclusión de que necesitábamos tener una oficina allí que diese esa confianza y pudiese distribuir el trabajo realizado desde España porque eso sí, valoran mucho que el trabajo se realice desde aquí. 

Abrimos la oficina de China para ofrecer mejor servicio y tener acceso a clientes que exigen que tengas una presencia física.

El mercado chino se rige por la cultura china, en cada mercado influye la cultura del país por mucho que el mundo esté globalizado. Ha sido difícil poder entender de cual es la cultura de los negocios allí, por eso nos ha costado cinco años tomar la decisión. Hace un año que definimos el plan y es ahora cuando hemos abierto. Lo que hemos hecho, pese a que toda la inversión de allí es nuestra, es dar una pequeña participación del negocio a una persona local que es la que va a llevar el día a día allí. Siempre hemos tenido muy muy claro que la parte creativa, tenia que permanecer aquí. La oficina de China va a ser comercial, de seguimiento con los clientes y de ejecución de los proyectos. 

¿El equipo que trabajará allí va a ser gente local?
-Sí, la visión que tenemos en occidente de China muchas veces es un poco anticuada, China es un país moderno los jóvenes están muy preparados, tenemos gente allí que habla español, inglés, tenemos diseñadores con cualficaciones altas. Esa visión de que en China la mano de obra es barata se ha acabado. En este rango profesional los costes son prácticamente iguales que en España. 

-¿Qué diferencias veis en el mercado de la provincia respecto a los mercados internacionales?
-Aquí, el mercado de la cerámica español es un mercado muy maduro, ya saben cuáles son los beneficios del diseño para las marcas pero siendo que ya prácticamente el 80% hayan incorporado este ‘Design Thinking’ a su toma de decisiones, pese a ello puede ser que tengan una política de precios bajos. No significa que el diseño tenga que ser obligatorio para los productos de alto precio, el producto low cost también puede tener un buen diseño asociado. La principal diferencia entre este mercado español es que utiliza de manera muy inteligente el diseño. El mercado italiano por ejemplo, posiciona su producto como un producto de alto precio y los mercados asiáticos por ahora tienen una política muy de coste pero hay una demanda brutal de posicionamiento a través del diseño.

 -El mercado italiano siempre ha gozado de una reputación mayor de lujo y calidad, ¿los mercados asiáticos luchan contra el estigma del ‘made in China’ asociado a algo de mala calidad?
-El mercado Chino es como si fuese un barco con cien piratas en un solo barco, es tan grande con tantos competidores, que sienten mucho la presión de la competencia y entonces les da poco tiempo a pensar, saben que tienen una necesidad pero no pueden parar, el ritmo es brutal. Los italianos se ganan la buena reputación del made in italy día día. Cuando un español va a una feria, presentan 20 colecciones en cerámica, un italiano presenta 2. Los españoles vamos a dos ferias, a Cevisama y a Cersaie, los italianos solo van a una y se pasan todo un año trabajando en presentar dos colecciones. Sin embargo, nosotros estamos seis meses trabajando en presentar veinte, es una cuestión de matemáticas, la atención que le puedes prestar no es la misma y al final eso se traduce en la calidad del producto. La obsesión por presentar una colección perfecta, cuidando hasta el último detalle, lo defienden muy bien, los italianos cuidan muy bien el argumentario de venta. Aquí es un poco más mercadillo, entonces el posicionamiento de marca italiano es superior al español con razón.  

-¿Tenéis pensado abrir oficinas en otros mercados? ¿Hacia dónde se enfoca vuestro crecimiento?
-La ambición que tenemos no es tanto de crecimiento sino de la mejora de las oportunidades que podamos tener, nuestro crecimiento es más en calidad de los clientes que en cantidad. Actualmente la razón por la que abrimos la oficina de China es para ofrecer un mejor servicio y tener acceso a clientes mejores que exigen que tengas una presencia física allí. Por tener acceso a esas mejores oportunidades es por lo que hemos abierto la oficina en China y nos planteamos abrir otra en India. En este negocio el cliente tiene que confiaren ti y eso si no tienes un punto local es imposible.

Noticias relacionadas

next