Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

Hoy es 12 de julio y se habla de Playas Banderas azules banderas negras Vox feslloc coronavirus

mobiliario de diseño

Ximo Roca Diseño cumple 30 años seleccionado sus 30 piezas clave

El diseñador lleva a cabo una retrospectiva de sus diseños más icónicos

23/03/2020 - 

VALÈNCIA. El diseñador valenciano Ximo Roca lleva creando productos desde hace más de 30 años y su estudio ha querido celebrar esas tres décadas de trayectoria con una retrospectiva de sus diseños más icónicos. Antares, Quadrat, Orbe, Urka, Biel y Luciole son algunos de los nombres propios que definen esta trayectoria, y que se presentan bajo el paraguas de 30 Objetos, 30 Años.

Piezas de mobiliario como sillería, lámparas, vajillas, estanterías y demás objetos del hogar con un estilo propio y singular. Productos, por otro lado, que visten hogares por todo el mundo desde hace tres décadas. 

Desde el sillón Salinas para Bonestil (1989), que combina curvas elegantes de médula con una estilizada estructura metálica, hasta la minicuna evolutiva Cocoto para Micuna (2019), la trayectoria del estudio se ha visto reconocida por galardones como CLAP y las distinciones de la Asociación de Diseñadores de la Comunitat Valenciana

Recientemente, su mesa Xa Xa para el fabricante italiano Quinti Sedute se ha visto reconocida con un Good Design Award, reconocimiento que ya obtuvo en 2015 y en 2018, por sus sillas Olé de Brado y Hug de Mobboli, respectivamente. Estos premios son concedidos cada año por el Chicago Athenaeum Museum of Architecture and Design, en colaboración con el Centro Europeo de Arquitectura, Arte, Diseño y Estudios Urbanos.

Tras graduarse en Artes Aplicadas, especialidad en Diseño Industrial en 1980, Ximo Roca inició su trayectoria profesional como jefe de Diseño y Producto de la marca de mobiliario Andreu World. En 1989 fundó su propio estudio, Ximo Roca Diseño.

“La percepción del diseño ha cambiado totalmente. Hace 30 años, las empresas desconocían su significado y ahora hablas de diseño y saben qué es y el valor que les aporta. El primer punto de inflexión lo protagonizó el sector del mueble en el año 1987, año en que coincidieron en el mes de abril las ferias de Valencia y Milán, las dos más importantes del sector. Eso llevó a las empresas valencianas a reaccionar y a querer diferenciarse a través del diseño. A eso le siguió un periodo de falta de espontaneidad en el diseño italiano que nos permitió a muchos diseñadores acceder a ese mercado”, explica Ximo Roca.

Con los años, el diseño ha evolucionado y el compromiso de las empresas con éste, también. Las nuevas tecnologías han simplificado procesos como los modelados que ahora resultan más sencillo gracias a la impresión 3D. La creatividad, sin embargo, se mantiene intacta.

“Mi proceso creativo sigue siendo mío. Mis armas de trabajo son el lápiz y el papel. Siempre he estado a cargo de los bocetos y de llevar la continuidad de los proyectos. Y cuento con un equipo creativo y competente que se encarga del desarrollo de los productos a nivel digital”, comenta el diseñador.

Ximo Roca Diseño

Pero si hay un rasgo que define a Ximo Roca Estudio es la labor de investigación que da forma a cada objeto. “Pocas veces he diseñado por diseñar. Siempre hemos contado con una empresa que nos ha planteado una necesidad. Hemos investigado cada sector, cada mercado y cada cliente para crear diseños a medida. Ahora que la sostenibilidad se ha convertido en prioridad, cabe destacar que, en el año 1994, ya diseñamos una colección de muebles que incluía papel reciclado. Actualmente trabajamos con materiales creados a partir de botellas de plástico”, afirma.

Estos 30 años han dado para muchos diseños y muchos proyectos. Entre ellos destaca, por ejemplo,  el sillón Salinas de 1989, la primera pieza tejida a médula, que se ha expuesto en el Museum of Modern Art (MoMA) de Nueva York, en Japón y el Institut Valencià d’Art Modern (IVAM) como referente del diseño español. O la vajilla MALVA.ROSSA (2001), la primera vajilla del estudio, que supuso un reto técnico y un éxito comercial. O la silla Mariquita de 2014, que probaron más de 700 personas durante la fase de proyecto, en un estudio paralelo desarrollado con AIDIMA (Instituto Tecnológico Mueble, Madera, Embalaje y Afines) de la que se han vendido más de un millón de modelos en todo el mundo.

Noticias relacionadas

DISEÑO PARA EL PENSAMIENTO

El nuevo diseño del espacio

Por  - 

Se necesitaban nuevos referentes visuales para los astronautas de este siglo con una épica que recuperase el interés público por la exploración espacial

next