Agricultura gana tiempo en el conflicto sobre la pinyolà: tiene hasta 2026 y este año lanzará la orden

18/02/2022 - 

CASTELLÓ. La Conselleria de Agricultura gana tiempo para resolver el conflicto abierto en el sector citrícola a raíz del decreto de la pinyolà. Después de que las organizaciones agrarias y las cooperativas le hayan hecho llegar este jueves una propuesta para eliminar progresivamente las restricciones a la ubicación de colmenas cercanas a los huertos de naranja, la pelota para resolver la cuestión queda en el tejado del departamento dirigido por Mireia Mollà

Pero el documento -puede consultarlo íntegro aquí- es tranquilizador para la Administración autonómica, que hasta 2026 tiene al menos cuatro años para ir adoptando medidas que satisfagan a los sectores citrícola y apícola. Y es que, según lo propuesto por La Unió, AVA-Asaja y Cooperatives Agroalimentàries, no será hasta ese año (al menos y si se cumplen todos los puntos) cuando se deje de publicar el decreto contra el asentamiento de colmenas; además, las medidas a adoptar serán progresivas. Todo esto, implícitamente, deja vía libre a la conselleria para publicar el decreto contra la pinyolà este año. 

Ayudas y nuevas zonas apícolas

En cuanto al documento, algunas de las propuestas establecen obligaciones a la conselleria, como las líneas de ayudas para el enmallado de los campos de variedades híbridas de mandarinas -las causantes de las semillas-; o las subvenciones para arrancar estos cultivos en virtud de un hipotético plan de reconversión citrícola, toda una aspiración del sector desde hace décadas. Otras son más factibles, como la elaboración de un mapa agronómico, un aspecto en el que ya trabaja Agricultura desde hace tiempo. E incluso las hay que ya son totalmente factibles, como la exigencia a los apicultores de la geolocalización, vía GPS, de las colmenas, para lo cual pueden hacer uso de las ayudas a la competitividad ganadera en vigor. 

De todas formas, todas estas medidas no se han de aplicar ya en el año en curso, sino en siguientes. La primera propuesta a adoptar será la recogida en el punto cuarto del documento: "Mantener y ampliar las zonas con posibilidad de asentamientos" apícolas. En este sentido, en la reunión que las organizaciones agrarias y las cooperativas mantuvieron con el Comité de Gestión de Cítricos el pasado lunes ya se habló de facilitar los asentamientos en Alicante, donde apenas hay clementinas, con lo que se evita la polinización cruzada. 

Negociaciones futuras

Para avanzar en este punto se producirán reuniones entre todas las partes, auspiciadas por el gabinete de Mollà, en las que se podrían abordar además nuevas zonas para la ubicación de colmenas en Castellón y Valencia, aunque esto será más complicado de pactar. De momento, la patronal citrícola ha hecho una propuesta de intenciones sobre los aspectos que cree que se deben abordar. 

Y es que la negociación ha abierto una brecha en el sector. Desde el Comité de Gestión de Cítricos no han querido valorar el documento remitido a la conselleria "porque no se nos ha remitido", señalan fuentes de la patronal. Desde la reunión del lunes tampoco se ha producido ninguna otra para avanzar en la negociación. 

next