X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

ARRANCAN LAS JORNADAS 'CASTELLÓ AMB LA DONACIÓ'

Alcer Castalia urge más medios humanos para los trasplantes, ante el crecimiento de las donaciones

6/06/2019 - 

CASTELLÓ. La asociación provincial lucha contra las enfermedades renales Alcer Castalia ha presentado este jueves las jornadas Castelló amb la Donació, que con motivo del Día Mundial de la Donación de Órganos y Tejidos tendrán lugar en la plaza Mayor de Castelló hasta el sábado 8 de junio.

El programa, organizado por Alcer Castalia en colaboración con Ayuntamiento de Castelló, Diputación de Castellón y Generalitat Valenciana, incluye múltiples actividades para todos los públicos. Tal y como ha explicado el presidente de la asociación, Juan Doménech, ha destacado la importancia de difundir los valores humanos y solidarios entre los niños y familias, a través de una campaña centrada este año en el lema L’art de donar vida: “si los niños entienden la donación, entenderán otras muchas cosas importantes, como la solidaridad”, según se recoge en un comunicado emitido este jueves por la propia organización.

El elevado número de donaciones, la cara

En el acto de presentación, Doménech ha subrayado que Castellón evoluciona a una velocidad muy importante “con el esfuerzo y generosidad de Xavier Guasch, coordinador provincial de trasplantes, y de su equipo, que son los que lo hacen posible”. En este punto, el presidente de Alcer Castalia ha destacado que Castellón ya es la tercera provincia española en donaciones. Según los datos aportados por Guasch, Castellón ha pasado de unos 15 donantes pacientes por millón de habitantes en 2008 a los 64 de 2018 (el doble que en 2015), y con muy buenas perspectivas para 2019, con los datos disponibles a 31 de mayo, por encima incluso del año pasado. En 2018, Castellón se situó por encima de Valencia (54 pmp) y Alicante (40 pmp) por segundo año consecutivo en esta clasificación, en la que hasta entonces iba claramente por detrás. La media española de 2018 se situó en 48 pmp, y la de la Comunidad Valenciana, en 48,2.

La escasez de recursos, la cruz

No obstante, Doménech ha alertado contra la autocomplacencia: “me preocupa que podamos morir de éxito. Que, de tantas donaciones que hagamos, no seamos capaces de hacer trasplantes; esta es una cuestión delicada, pero la capacidad trasplantadora implica mas quirófanos, más especialidades, y los medios humanos actuales son muy limitados”. Asimismo, ha hecho hincapié en el componente económico de la donación: “por ejemplo, la enfermedad renal es la más cara con diferencia, por lo que, si hacemos una política bien concienciada de trasplantes, no sólo salvamos vidas sino también mejoramos en lo económico. Necesitamos más recursos, más financiación, el presupuesto de Sanidad ha crecido en un 3%, cuando otras Consellerias han crecido muy por encima, y también es verdad que la falta de equidad que sufrimos en Castellón, donde aún reclamamos y esperamos que se activen centros de diálisis hospitalaria en Vinaròs y Vila-real, se tiene que corregir, porque los enfermos renales la sufrimos respecto a otras provincias de la Comunidad. Es urgente actuar”, ha rematado Doménech.

Faltan nefrólogos especialistas en trasplantes

Por su parte, Julio Hernández, director del Área Clínica del Riñón y Vías Urinarias del Hospital Universitario y Politécnico La Fe, ha respaldado las palabras de Doménech y ha dicho que en el sistema público valenciano (incluyendo concesiones) “trabajamos actualmente 120 nefrólogos, y solo 11 se dedican al trasplante renal, y esto genera problemas a la hora de llevar adecuadamente al paciente, porque no es tan simple un trasplante: tras la operación llega lo duro, el seguimiento, que requiere personal experimentado, con habilidades y capacidad para detectar rápidamente un rechazo, un tumor… que es lo que hace que se alargue la esperanza de vida de los trasplantados: necesitamos más recursos, más gente para dedicar al trasplante renal. Asimismo, también necesitamos nuevos grupos para hacer explantes, pero esto lleva su tiempo hasta conseguir buenos resultados”.

Asimismo, Hernández ha destacado que la ONT (Organización Nacional de Trasplantes) se marcó en su Plan Estratégico 2018-2022 el objetivo llamado “50x22”, basado en alcanzar los 50 donantes por millón de población para el año 2022; en la Comunitat Valenciana ya estamos en 49, a punto de conseguir el objetivo tres años antes. Esto da idea de la generosidad y el altruismo de la sociedad española; y Castellón es una de las provincias que más aporta en donantes”. Hernández ha recalcado la importancia económica de las donaciones y ha puesto como ejemplo la enfermedad renal: “un paciente en diálisis genera unos 46.000 € anuales de gasto sanitario, y tras la donación -a partir del segundo año- estos costes bajan a 6.000 €”.

Por su parte, Elena Vicente-Ruiz, diputada en funciones de Bienestar Social en la Diputación Provincial, ha hecho hincapié en la donación “como acto de solidaridad, que muestra cómo la sociedad civil va siempre un paso por delante de los políticos, y cuando hay tanta solidaridad y generosidad, todos los partidos políticos deberíamos ponernos de acuerdo para apoyarlo con recursos; no es posible que la Administración no esté a la altura”.

En su intervención, Ana Ávila, directora general en funciones de Investigación, Innovación, Tecnología y Calidad de la Conselleria de Sanitat, ha afirmado que en los últimos cuatro años “se ha devuelto la universalidad de la atención sanitaria pública a la población” y ha añadido que desde 2013 se ha incrementado en un 22% el presupuesto sanitario por parte de la Generalitat, “pero nunca invertiremos bastante en Sanidad, porque siempre hacen falta más inversiones y recursos; es clave que la Comunitat tenga una financiación justa por parte del Estado, que revertirá en una mejor atención a la ciudadanía”. Asimismo, Ávila ha elogiado el carácter solidario de los donantes de órganos y la humanidad y diligencia de los profesionales sanitarios en esta materia.

Finalmente, la alcaldesa en funciones de Castelló, Amparo Marco, ha destacado que “la salud lo es todo, la prioridad más importante de las personas”, y ha subrayado el papel de difusión de los valores de la donación y la “visibilización” de los mismos a través de Alcer Castalia, que promociona “ese acto de generosidad inmensa que es la donación de órganos”. Asimismo, Marco ha puesto en valor el agradecimiento a todos los profesionales de la Sanidad pública.

Amplia movilización social

En las jornadas colaboran el Hospital General Universitario de Castellón, la Universitat Jaume I, el Colegio de Farmacéuticos, la Federación de Peñas del CD Castellón y muchas empresas, como Agua de Benassal, Cooperativa San Isidro, Intur, el Gremi de Forners, ÀnimaPro, Horchatas y Granizados Sybaryt y el Mercat Central de Castellón, además de varias agrupaciones de moteros de Harley Davidson que pondrán el colofón el sábado con una ruta urbana para visibilizar la causa de la donación de órganos.

Como principales atractivos del programa, las jornadas incorporan una Escuela de Arte en la calle, con la participación de varios colegios de la ciudad (Lluís Revest, Bernat Artola, Gaetà Huguet, Gregal, Estepar, el IES La Plana o el Centre d’Educació Especial Castell Vell) y de varios CEAM (Constitución y Avenida del Mar), así como del Centro Ocupacional Rafalafena. Todos ellos disfrutan también de los juegos populares, y asimismo, las jornadas cuentan con los puntos de salud (con toma de tensión y de niveles de glucosa, además de información sobre la donación de órganos) y con la colaboración del Centro de Transfusiones: los participantes podrán donar sangre en su Unidad Móvil, instalada en la plaza Mayor este viernes por la tarde y el sábado por la mañana.

Noticias relacionadas

next