Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

en el teatre principal

'Amelia, que no te corten las alas': danza, flamenco y empoderamiento (en una tarde de elecciones) 

27/04/2019 - 

CASTELLÓ. "Nos empoderaba solamente la idea de pensar que íbamos a mostrar a un público infantil otro tipo de roles relacionados con la mujer; esa mujer que normalmente vive encasillada en el amor romántico". Amelia Earhart se enfrenta a las normas sociales de su época, quiere realizar una profesión "masculina", pero no le importa, su sueño es ser aviadora y cruzar el atlántico. Sobre esta historia real lleva trabajando casi dos años Marea Danza y La Teta Calva, una compañía de danza y otra de teatro, que han logrado alzar la voz y con, ello, ser reconocidas por su trabajo. La representación que despliega su imaginario a partir de un flamenco más contemporáneo, fue galardonado como el Mejor espectáculo de danza en el Fetén 2018 y también su vestuario, estuvo premiado por las Artes Escénicas de la Generalitat Valenciana en 2018. 

Amelia, que no te corten las alas viene a ser la historia de cada mujer que termina por rehusar sus ilusiones al toparse con un mundo que no le deja mirar al horizonte. Pero, contrariamente, también quiere ser la historia de cada mujer que se pone "la libertad como único equipaje". Sus propias autoras servir de ejemplo. Marea Danza nace en 2014 bajo el brazo de cuatro creadoras: Elena Marava, María José Mora, Lourdes de la Rúa, Paula Sebastián y Yolanda López. Juntas se encargar de producir, crear, dirigir e interpretar. Pero además, sus 'tablaos' son de sello femenino, dado que siempre cuentan con mujeres para los espectáculos. En este caso, se une a la función Rosa Sanz. Del mismo modo que La Teta Calva, reconocida compañía valenciana que se encarga de la dirección y la puesta en escena; así como, el líder de Gener, Carles Chine, quien compuso por primera vez música flamenca. "Se tejió un caldo de cultivo muy interesante para todos", confiesa María José Mora, con quien charlamos antes de su actuación en el Teatre Principal de Castelló. Es este domingo 28-A, a las 18:00 horas. Día de elecciones (y de lecciones). 


-¿Agachan menos mujeres la cabeza a la hora de luchar por sus sueños?
-Estamos en tiempos de mucha agitación pero, además, la suma de todos los proyectos artísticos que están saliendo, contribuyen a que la imagen de la mujer se presente diferente y sea tan válida como la de los hombres. Poco a poco vamos a conseguir nuestro sitio en la sociedad. 

-En Hollywood muchas intérpretes se han cansado de aguantar la brecha salarial y otras desigualdades que promueve la propia industria del cine. ¿Vosotras, como artistas y creadoras de historias de género, cómo habéis encarado este empoderamiento?
-Marea danza se compone de jefas, productoras e intérpretes. Para nosotras era muy importante llevar como esta lanza de que la mujer también puede dirigir y de que no hace falta contar necesariamente con una figura masculina para lanzar un proyecto. Además, desafortunadamente, en determinadas reuniones entre profesionales, nos ha costado ponernos en nuestro sitio porque somos vistas como mujeres y encima jóvenes. Aun así, Marea Danza ha ido cogiendo su lugar y ha demostrado, con su trabajo, que somos igual que otro sexo. 

-Precisamente la danza es un campo propenso a brindar su protagonismo a la mujer. ¿Es cuestión de estereotipos?
-Quizá en la danza en general sí, pero precisamente en el flamenco todavía hace falta que la mujer gane peso y ocupe otros roles. Aunque hay importantes referentes para la historia como Carmen Amaya, quien transmitía la misma fuerza escénica que un hombre, pero la figura masculina continúa teniendo mucho más peso. 

-¿No se hubiera entendido vuestra historia de la misma manera si también hubieran participado hombres?
-Lo cierto es que sí. De hecho, no todos los papeles que interpretamos son específicamente de mujeres. Hay personajes que pueden vincularse a ambos sexos, no quedando claro si se es hombre o no. Al final es cierto que en esta lucha estamos todos, pero la compañía en sí está trabajada únicamente por mujeres. 

-Al mismo tiempo tratáis de llevar a lo alto la danza flamenca, en tiempos donde su género se reinventa por completo. ¿Sois afines a estas metamorfosis?
-Por supuesto, somos partícipes de la evolución y las incorporaciones. En el flamenco es además algo positivo porque te permite llegar a otros públicos. Eso sí, defendemos que se haga sin pervertir el género. Se ha de conocer muy profundamente sus estructuras, historias e interpretación para interactuar con otros estilos; así es como se hacen buenas fusiones. En el caso de Marea Danza se lleva el flamenco a un público familiar tratando de adaptarse al imaginario de los pequeños, para que la estética esté dentro de su entendimiento. Ojo que a los niños les puede gustar el flamenco más tradicional, pero preferimos ofrecerlo con una armonía más cercana a su entendimiento para que se vean identificados. 

-La industria musical cada vez se vuelca más en potenciar su imagen haciendo uso de los videoclips. Es también vuestro caso, ya que cuidáis al milímetro el vestuario. ¿Por qué?
-Siempre hemos pensado que había que apostar por acercar nuestro espectáculo a otros campos profesionales. Además, los cambios de vestuario enriquecen las actuaciones. En ese sentido, todo lo que vaya a intervenir en el escenario lo cuidamos casi al estreno. Pero también elementos externos: por ejemplo, el cartel lo hizo la ilustradora contemporánea Maria Herreros, referente fuera y dentro de España.

-¿Trabajáis en nuevas obras que toquen otros 'palos'?
-Pues es que como nosotras estamos dentro de la sociedad como mujeres, queremos continuar por esta línea y hablar de la conciliación familiar, la superación o la precariedad laboral. Los niños que reciban nuestros productos culturales han de percibir todos estos valores basados en la igualdad. Además, en Amelia se habla también de perseverancia y de luchar por tus sueños, cueste lo que cueste. Y hay que tener en cuenta que somos bailarinas, una profesión casi tan complicada como la de aviadora. 

Igualmente para celebrar el quinto aniversario de la compañía hemos recuperado nuestro primer espectáculo, también pensado para todos los públicos, Relieves. Habrá cinco diosas de la mitología griega, música en directo, guitarra, cante y percusión. Del 4 al 14 de julio en el Teatro Talia de València.

-Venís a Castelló el 28-A. ¿Qué esperáis de la cita y de ese gran día?
-Esperamos que la gente vaya a votar y que luego vengan a vernos a nosotras. Eso sería lo ideal.

"Cinco mujeres que serán cinco aves, que serán una tormenta, que serán cinco hombres, que serán cinco truenos y cinco islas perdidas. Cinco bailarinas y dos autores." 

Noticias relacionadas

next