X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

Barracas ofrecerá viviendas públicas en alquiler para frenar la creciente despoblación

14/07/2019 - 

CASTELLÓ. El Ayuntamiento de Barracas transformará el edificio del antiguo consultorio médico, ubicado en la céntrica calle Valencia, en dos viviendas municipales en régimen de alquiler. La iniciativa pretende ser un granito de arena más para frenar la preocupante despoblación que sufre la localidad, agravada en los últimos seis años.

Fuentes municipales han explicado que el inmueble será reformado por el consistorio y el arrendamiento será por un importe “barato” con el propósito de atraer residentes de otras localidades, preferentemente con hijos. “El objetivo es crear una infraestructura habitacional para que la gente de fuera venga a vivir aquí. Nuestros vecinos ya tienen una edad, es gente mayor, y pretendemos atraer a familias con hijos con el incentivo de un alquiler barato”, han remarcado. De momento, el Ayuntamiento tramita la desafectación del edificio para dotarlo de este nuevo uso.

El consistorio de Barracas ya puso en el mercado las tres primeras viviendas municipales en alquiler hace casi dos décadas. Actualmente, esos pisos están ocupados, por lo que su óptima aceptación ha animado al ejecutivo municipal a ampliar la oferta. “Hemos detectado que hay gente que busca una vivienda en el pueblo para todo el año por razones de trabajo, así que pretendemos ponerlo aún más fácil”, han añadido.

Planes para un nuevo colegio

La ampliación del parque municipal de viviendas en alquiler no es la única medida impulsada por Barracas para frenar su despoblación. Actualmente también tramita una modificación del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) que permitirá la obtención en la calle Teruel de una parcela de 1.461 metros cuadrados donde se ubicará el nuevo colegio público, en el conocido popularmente como Paseo del Ventorrillo.

El nuevo colegio y las futuras viviendas públicas en alquiler son dos iniciativas a las que se agarra el consistorio para frenar la preocupante despoblación, principal amenaza en los pueblos del interior. Barracas, que sufrió un éxodo masivo entre los años 60 y 80 del siglo pasado, estabilizó su población en los 201 habitantes del año 2012, la cifra más alta desde 1987. Sin embargo, en los últimos seis años la tendencia a la baja es preocupante y ha dejado el censo en 169 vecinos, los contabilizados a 1 de enero de 2018.

Noticias relacionadas

next