X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

el alcalde de vila-real pone en marcha medidas paliativas tras la anunciada subida de impuestos

Benlloch activa nuevas bonificaciones y amplía el fraccionamiento para facilitar el pago del IBI

Habrá deducciones a organismos públicos y privados vinculados a la educación, por el alquiler viviendas que estén vacías y extenderán estos incentivos a los inmuebles de interés social

8/10/2019 - 

VILA-REAL. El alcalde de Vila-real, José Benlloch, ha anunciado este martes  la modernización de las ordenanzas fiscales del Ayuntamiento de Vila-real para incorporar incentivos y bonificaciones que “ayuden a vecinos y empresas” a hacer frente al pago de los impuestos necesarios para el funcionamiento de la ciudad y los servicios públicos, según informan fuentes municipales a través de un comunicado.

Estos cambios afectarán a la ordenanza fiscal que regula el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) así como a la ordenanza del Impuesto de Vehículos de Tracción Mecánica y tienen como principales objetivos “incentivar la actividad económica y la creación de empleo, beneficiar a las personas o familias con más dificultades, así como diversificar la economía para caminar hacia un modelo basado en la tecnología y el conocimiento”, según ha señalado el propio alcalde de la ciudad.

BENLLOCH: "vamos a aprobar bonificaciones que no tienen capitales como ValÈncia o Madrid"

Para ello, Benlloch ha subrayado que, en el caso del IBI, la propuesta del equipo de gobierno contempla, además de mantener todas las exenciones previstas por ley, “incluir más bonificaciones, hasta convertirnos en el municipio con más beneficios fiscales en el IBI de toda la provincia, incluso vamos a aprobar bonificaciones que no tienen capitales como València o Madrid”, según ha asegurado.

El máximo dirigente municipal de Vila-real ha destacado de forma especial tres incentivos: por un lado, se bonificará un 95% el IBI a los inmuebles de organismos públicos de investigación y universidades tanto públicas como privadas. La segunda de las bonificaciones será del 50% y se podrán beneficiar los inmuebles destinados a alquiler de vivienda, siempre que el precio del alquiler no supere los límites que se establecerán a través de una ordenanza, “todo con el objetivo social de incentivar el alquiler de viviendas que ahora están deshabitadas y dar respuesta a la situación del mercado inmobiliario por la escasa oferta”, incide Benlloch.

Asimismo, la modernización de la ordenanza del IBI también incorporará una bonificación, que el alcalde ha destacado de forma especial, de hasta el 95% para los inmuebles sujetos a actividades económicas declaradas de especial interés o utilidad municipal decididas por el pleno, por concurrir causas sociales, culturales, histórico-artísticas o de fomento del empleo. “Esta bonificación la tienen pocos ayuntamientos y los que la tienen limitan los casos en los que se puede solicitar, pero nosotros hemos decidido dejarlo abierto, a criterio del pleno, porque es una manera de abrir las puertas a proyectos interesantes”, ha señalado el alcalde, quien ha puesto como ejemplo la posibilidad de bonificar el IBI a proyectos de economía social que den empleo a personas con diversidad funcional o colectivos vulnerables.

Fraccionamiento de pagos

En relación a la posibilidad de aplazar el pago de la contribución, Benlloch ha descartado la posibilidad de un pago a la carta porque “el Ayuntamiento no tiene capacidad económica” pero sí ha avanzado que se ampliará el fraccionamiento sin intereses, que actualmente está en tres plazos y con la modificación de la ordenanza fiscal pasará a cuatro plazos, además de “mejorar los planes de pago especiales y los aplazamientos, siempre siendo sensibles con las situaciones de dificultad de algunas familias o empresas”.

Respecto al Impuesto de Vehículos de Tracción Mecánica, el alcalde ha recordado que en Vila-real “es de los más bajos de la provincia”, pero a pesar de ello se aprobarán bonificaciones en la línea de premiar la “sostenibilidad y el respeto por el medio ambiente”. Así, los vehículos eléctricos o de emisiones cero podrán acceder a una reducción del 75% en el impuesto, mientras que en el caso de los vehículos con bajas emisiones la bonificación será del 50%.

Finalmente, Benlloch ha incidido en que estas medidas buscan ofrecer facilidades e incentivos a vecinos y empresas en un momento de especial dificultad económica para el Ayuntamiento, que ha llevado al equipo de gobierno a tener que plantear una subida del IBI de cara a 2020.

El alcalde justifica la subida del IBI

El alcalde ha puesto sobre la mesa las cantidades económicas a las que el equipo de gobierno ha tenido que hacer frente desde 2011 a causa del “desastre de la gestión urbanística del PP”, que superan los 28 millones de euros, “a los que hay que sumar otros 10 millones que ya se han pagado del préstamo de 20 millones” que pidieron los populares. Esto ha llevado a que “no haya otra alternativa más que subir el IBI”. “O subimos el IBI como nos dicen los informes técnicos, de forma moderada, un 10%, que es lo que ha subido la vida desde 2011, o será el Estado el que nos lo subirá y no será un 10%, sino que nos obligará a subir un 20 o un 30% y nos obligará a recortar servicios”, ha advertido el alcalde.

next