Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

Hoy es 25 de octubre y se habla de coronavirus TOQUE DE QUEDA estado de alarma golf sant gregori

LA urbanización LLEVA SIETE AÑOS PARALIZADA

Burriana busca empresa para culminar su polígono de la carretera de Nules, ejecutada al 86%

14/11/2018 - 

BURRIANA. El Ayuntamiento de Burriana ha rescindido el contrato de urbanización de la pastilla de suelo industrial de 13.135 metros cuadrados situada en el acceso al municipio desde la carretera de Nules. Concluyen así seis años de complicadas gestiones municipales desde que la empresa adjudicataria, Urbasur Siglo XXI (vinculada entonces al Grupo Titanbur), paralizara las obras por problemas económicos.

El concejal de Urbanismo de Burriana, Bruno Arnandis, asegura que el consistorio trabajará a partir de ahora en la aprobación de un nuevo contrato por gestión directa para que otra empresa constructora culmine los trabajos de urbanización, que Urbasur Siglo XXI abandonó a mediados de 2011 cuando estaban ejecutados en un 86%. “La urgencia de completar las obras de urbanización viene de los propietarios, que desean dar salida a sus terrenos industriales edificando en ellos o vendiéndolos”, asegura Arnandis.

Urbasur Siglo XXI se adjudicó las obras de urbanización de esta unidad de ejecución (la D-3.3) en julio de 2003. Tras un largo período de tramitación, la mercantil inició los trabajos de apertura de viales en septiembre de 2007. Sin embargo, la empresa paralizó las obras a mediados de 2011 a causa de sus graves problemas de liquidez que, posteriormente, le obligaron a declararse en concurso de acreedores en febrero de 2016.

La reciente resolución del litigio judicial derivada del abandono de las obras ha permitido al consistorio cancelar ahora el contrato de urbanización con Urbasur Siglo XXI e iniciar el proceso para buscar otra mercantil interesada en completar los trabajos, estimados en solo dos meses. Apenas resta desbrozar la parcela, rematar la acera recayente a la avenida del Transporte, completar la red eléctrica en la calle Arcilla y plantar los árboles previstos en el proyecto.

Suelo industrial a desarrollar, con la parte posterior de las naves ya consolidadas de la carretera de Nules a la derecha

Arnandis explica que antes de retomar las obras será necesario lograr la pertinente autorización judicial para retirar la torre de tendido eléctrico situada en mitad de la calzada, a nombre de la mercantil en concurso de acreedores. “Cuando el juez concursal autorice la retirada del transformador podremos sacar a licitación el contrato para culminar la urbanización”, remarca.

El responsable de Urbanismo asegura que no estamos en un momento óptimo para desarrollar grandes polígonos pero sí hay en Burriana suelo industrial disponible para industrias ligeras. “No tenemos terrenos aptos para la implantación de industria pesada, como por ejemplo del sector azulejero, pero sí existen en el término de Burriana bolsas de suelo disponible de menos de 10.000 metros cuadrados, sobre todo en la zona de Carabona, para industria auxiliar”, apunta Arnandis.

Sentencia urbanística

Por otro lado, el consistorio de Burriana ha consignado 374.499 euros en el presupuesto para indemnizar a la empresa  Urbacon Levante (perteneciente al Grupo Azvi) por la anulación del proyecto de urbanización de las unidades de ejecución A24, A25 y A26 (en segunda línea de mar en la Serratella), acordada en mayo de 2010 bajo la alcaldía del popular José Ramón Calpe.

El Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV) ha rebajado en 165.450 euros la indemnización que fijó en primera instancia el Juzgado de lo Contencioso Administrativo de Castellón en el año 2014.

El equipo de gobierno de Burriana ha captado esos 374.499 euros del superávit en el cobro de la tasa del cementerio (57.000 euros), del arrendamiento de terrenos en el Arenal (59.999 euros), de ingresos por concesiones administrativas (27.500 euros) y de la partida presupuestaria que abrió para imprevistos de este tipo (196.000 euros).


Noticias relacionadas

next