Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

la portavoz 'popular' tilda de "irresponsabilidad" el 'desacord' entre los socios del fadrell

Carrasco (PP) asegura que "Marco y el PSPV están anteponiendo sus intereses al general de Castelló"

10/01/2020 - 

CASTELLÓ. La portavoz del Grupo Municipal Popular en el Ayuntamiento de Castelló, Begoña Carrasco, lamenta que la alcaldesa, Amparo Marco, y el PSOE estén anteponiendo su interés partidista al interés general de todos los castellonenSes. "Mientras están resolviendo sus luchas internas, enfrentados por el reparto de concejalías, mantienen paralizado el presupuesto municipal, es decir, se están dejando de invertir 180 millones de euros en bienes y servicios que son necesarios para los ciudadanos", señala.

Para Carrasco, es una "irresponsabilidad" haber llegado a esta situación, "la ausencia de las cuentas para el 2020 es la consecuencia más inmediata de esta crisis de gobernabilidad que se agrava cada día que pasa. Sin presupuestos no se pueden sacar nuevas contrataciones; del presupuesto también dependen las ayudas y subvenciones e inversiones que la ciudad necesita".

Además, la portavoz de los populares lamenta que la crisis de gobierno se haya agravado "porque los socialistas están en contra de todo aquel que no piense ni actúe como ellos". La muestra son las últimas acusaciones directas a su socio Compromís, tildado de "desleal", por votar a favor de la autonomía del ‘món de la festa’, respetando los estatutos vigentes del Patronato Municipal de Fiestas, "tal y como defendemos desde el Partido Popular, frente a quienes de un plumazo han decidido, de manera unilateral, poner fin a 30 años de Junta de Fiestas".

Unas acusaciones que se producen en el marco de la crisis de gobernabilidad que arrastran los tres partidos del Acord de Fadrell desde el último pleno del mes de diciembre de 2019, fecha en la que se aprobó la moción de PP y Ciudadanos, con el voto favorable de Compromís y Vox, para convocar a la Asamblea de Fiestas en un plazo de 15 días y que fuera ésta quien decida sobre el futuro de la Junta de Fiestas, extinguida por PSOE y Unidas Podemos.

 

 

Noticias relacionadas

next