Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

el fadrell aprueba una moción del pp y cs para activar medidas específicas en favor del sector 

Castelló muestra su apoyo al ocio nocturno y pide que los locales abran con licencia de hostelería

29/10/2020 - 

CASTELLÓ (EP). El Ayuntamiento de Castelló ha mostrado este jueves en sesión plenaria su apoyo al sector del ocio nocturno con la aprobación por unanimidad de una moción del PP y Cs para activar medidas específicas para dicho sector, así como de una declaración institucional del equipo de gobierno -PSPV-PSOE, Compromís y Podem-EU- en el mismo sentido.

Entre las medidas que propone la moción se encuentra establecer una partida presupuestaria para ofrecer ayudas directas y específicas para el sector del ocio nocturno que abarque el periodo que los establecimientos están cerrados por la decisión de la Generalitat Valenciana, así como promover por la administración competente la homologación temporal de los horarios contemplados en las licencias otorgadas a los locales de ocio nocturno con respecto a los horarios contemplados en las licencias concedidas a los locales de hostelería y restauración.

El concejal socialista Jorge Ribes ha justificado el voto a favor de esta propuesta por parte de su grupo, señalando que la mayor parte de las medidas que contempla ya han sido puestas en marcha o se están llevando a cabo. "Con este voto a favor nos solidarizamos con el sector y nos comprometemos a seguir trabajando en esta línea, teniendo muy presentes las reivindicaciones del sector", ha señalado.

Requerimiento

Por otra parte, el pleno ha aprobado, con el voto a favor de PSPV-PSOE, PP, Cs y Vox, el voto en contra de Compromís y la abstención de Podem-EU, un requerimiento al Consell para que se anule o revoque el decreto de aprobación del cambio de denominación del municipio Villanueva de Castellón (Valencia) por la forma exclusiva en valenciano Castelló, al considerar que esta denominación producirá confusiones en la identificación de este municipio y de la capital de La Plana.

Durante el debate de este punto, el concejal de Compromís, Francesc Mezquita, ha asegurado que hablar de esta cuestión es una "perdida de tiempo, ya que se trata de una falsa polémica que no tiene recorrido". "Estamos ante una cuestión que ha unido a los enemigos del valenciano, por eso no entendemos la postura de nuestros socios de gobierno", ha añadido.

Al respecto, ha apuntado que la entidad competente en la materia es la Acadèmia Valenciana de la Llengua (AVL) y que no hay problema en la coexistencia de más de un Castelló. "Es un debate que no le interesa a la ciudad ni al valenciano", ha dicho.

Alejandro Marín-Buck, portavoz de Cs, ha acusado a Compromís de "enmerdar" la política valenciana en la mayoría de lo que hace, aunque posteriormente ha retirado este término a petición de la alcaldesa y ante la queja del grupo valencianista. En su opinión, el decreto "nunca debería haberse producido y ni la AVL ni el Consell han tenido suficiente sensibilidad para calcular el conflicto que se podía crear".

Por su lado, el concejal socialista Omar Braina ha subrayado que el cambio de denominación de Villanueva de Castellón "perjudica los intereses de la ciudad". "No se trata de una guerra política, sino que se está generando ya una confusión en la identificación de los dos municipios". Así mismo, ha apuntado que "la solución de un conflicto vecinal en Villanueva de Castellón no tiene por qué generar un problema a Castelló de La Plana".

El pleno, que se ha celebrado de forma telemática debido a la nueva situación de la pandemia del covid-19, ha comenzado con un minuto de silencio por los fallecidos por coronavirus y se ha celebrado con la ausencia de dos concejales de Cs que se encuentran confinados, también ha dado el visto bueno a la aprobación de Reconocimientos Extrajudiciales de Créditos (REC) por valor de más de 1,5 millones de euros.

Ordenanzas fiscales

Así mismo, se ha procedido a la aprobación provisional de modificaciones en ordenanzas fiscales que, según el concejal de Podem-EU, Fernando Navarro, "dan más mecanismos para avanzar en una ciudad más progresista y verde", mientras que el portavoz de Compromis, Ignasi Garcia, ha apuntado que este proyecto "permitirá al Ayuntamiento recursos para luchar contra la pandemia y poder ofrecer servicios públicos".

Por su parte, el popular Juan Carlos Redondo ha señalado que se trata de "una bajada simbólica de impuestos para colectivos muy reducidos y se mantiene la presión fiscal de los impuestos que pagan todos los ciudadanos". Tanto Redondo como el portavoz de Cs, Alejandro Marín-Buck, han criticado la subida del IBI para el Puerto.

Finalmente, se han aprobado otras tres declaraciones institucionales para instar al Gobierno a abordar la regulación del periodo comercial de rebajas, revertir el cierre del consultorio auxiliar de Constitución y buscar un nuevo local que permita ofrecer la asistencia sanitaria a los vecinos, y que la Generalitat garantice que un 5 por ciento de los taxis de Castelló sean adaptados.

Noticias relacionadas

next