Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

El Ayuntamiento requiere a las empresas contratistas aplicar las acciones de cierre

Castelló suspende eventualmente las obras públicas para cumplir las nuevas medidas contra el Covid-19

31/03/2020 - 

CASTELLÓ. El Ayuntamiento de Castelló ha aprobado la suspensión temporal de las obras públicas municipales, con efectos a 30 de marzo y hasta el 9 de abril, conforme al Real Decreto-ley 10/2020, de 29 de marzo, por el que se regula el permiso retribuido recuperable de carácter obligatorio para las personas trabajadoras por cuenta ajena que no presten servicios esenciales, con el fin de reducir la movilidad de la población en el contexto de la lucha contra el Covid-19.

El edil de Contratación y Patrimonio, Rafa Simó, ha firmado este martes el decreto por el que se acata en el ámbito municipal el Real Decreto-ley 10/2020. Una nueva medida adoptada ante la necesidad de reducir la actividad pública externa a todo aquello que sea esencial y acordar la suspensión de la ejecución de los contratos de obras que no sean calificados de emergencia, básicos o estratégicos, o estrictamente necesarios para el adecuado funcionamiento de la administración y su sector público. Todo, con el fin último de favorecer el cumplimiento de las medidas de confinamiento y garantizar la seguridad de la ciudadanía y los trabajadores, de los sectores público y privado.

La suspensión temporal abarca del 30 de marzo al 9 de abril, aunque dicho plazo se entenderá automáticamente prorrogado en función de las medidas que se vayan adoptando por el Estado o la Comunidad Autónoma para la gestión de la situación de la crisis sanitaria ocasionada por el coronavirus.

Medidas de seguridad

El mismo decreto municipal recoge el requerimiento a los contratistas que adopten las medidas de seguridad necesarias en las obras, al objeto de que la paralización no implique riesgo para las personas transeúntes ni para los bienes de terceros. Así, las obras deberán balizarse y cerrarse, adoptándose las medidas que sean necesarias para ello durante la suspensión de los trabajos para garantizar la integridad del cierre y seguridad. 

Por otra parte, y en cumplimento del Real Decreto-Ley 10/2020, y durante la vigencia del mismo, se entiende paralizada también toda obra privada que no sea imprescindible para proteger el interés general. Desde el Ayuntamiento se hará el pertinente seguimiento para que se cumpla dicha medida.

 

Noticias relacionadas

next