Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

Hoy es 28 de noviembre y se habla de cd castellon CIUDADANOS CASTELLÓ evha coronavirus

EL PROCEDIMIENTO ADMINISTRATIVO del expediente MARCA UN periodo máximo de seis meses

Castelló va camino de agotar el plazo de las alegaciones para desatascar la cruz de Ribalta

13/10/2020 - 

CASTELLÓ. El Ayuntamiento de Castelló va camino de agotar el plazo administrativo de seis meses para contestar las alegaciones sobre la retirada de la Cruz de los Caídos en el parque Ribalta. Los servicios jurídicos llevan desde julio examinando los39 recursos presentados y,  según apuntan fuentes municipales, todavía no existe una fecha concreta a propósito de su resolución pese a la voluntad expresa del Acord de Fadrell de conseguir un dictamen conjunto lo antes posible. La complejidad legal de algunos de los escritos ralentiza ese análisis, aunque sin perder de vista el margen legal que permite la tramitación.

La Concejalía de Memoria Democrática retomó el expediente el pasado 2 de julio, cuando la Sección Cuarta de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV) inadmitió la apelación interpuesta por Abogados Cristianos para elevar la causa al Tribunal Supremo. A partir de esa fecha, los técnicos reemprendieron el trabajo interrumpido el 15 de marzo de 2019, a raíz del litigio judicial iniciado por la mentada asociación, que consiguió frenar el derribo con una suspensión cautelar.

Antes de que se decretara la paralización, los funcionarios municipales ya habían comenzado a estudiar las alegaciones formalizadas durante la exposición pública. Del total, 11 apoyan la decisión del gobierno municipal de eliminar el vestigio franquista, mientras que 28 se oponen. Las primeras, al ir en la línea de lo que propone el ejecutivo local, resultan relativamente sencillas de responder. Las segundas plantean mayor dificultad pese a que la gran mayoría de argumentaciones responde a meros posicionamientos.

Sin embargo, un mínimo porcentaje de los recursos contrarios al traslado de la cruz se fundamenta en articulado procesal y jurisprudencial. En concreto, aquellos que llevan el sello del Partido Popular y de Abogados Cristianos. Ese razonamiento jurídico exige de una solución técnica en los mismos términos, especialmente para evitar que una incompleta respuesta implique una invitación a un futuro conflicto en los tribunales.

Requisito para seguir avanzando

La resolución de los escritos es condición sine qua non para avanzar con el expediente. Solo cuando se dé respuesta a los colectivos afectados, entonces será posible abordar los siguientes pasos. Por un lado, la firma del decreto que justifica la aplicación de la Ley de Memoria Histórica. Por otro, y como consecuencia de lo anterior, la orden de ejecución del proyecto, que contempla tanto la supresión del lábaro como la renovación de la zona ajardinada del parque Ribalta.

La eliminación del vestigio franquista forma parte de los 247 puntos del Acord de Fadrell firmado por el PSPV, Compromís y Podem-EUPV al principio de la legislatura. Como hoja de ruta de gobernanza, y dentro del capítulo quinto (Ciudad de los Derechos), se destaca lo imperativo de priorizar la actuación, siendo competencia de la coalición valencianista.

En este sentido, a principios de marzo, antes de la irrupción de la covid-19, la formación que encabeza Ignasi Garcia,en una rueda de prensa para hacer balance de gestión, reiteró su anhelo de acometer la retirada de la cruz en este mandato. Cabe recordar que ya lo intentó sin éxito en el anterior. El Contencioso-Administrativo de Abogados Cristianos supuso un escollo insalvable, lo que obligó al Ayuntamiento a buscar el amparo del TSJCV para desatascar el conflicto.

Noticias relacionadas

next