Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

Castellón atrae el interés de las promotoras estatales y Libra también aterriza con 49 viviendas

27/12/2018 - 

CASTELLÓN. Castellón parece que definitivamente despierta el interés de las grandes promotoras estatales de vivienda. Al desembarco de Neinor, que programa dos bloques que suman 70 viviendas en la avenida Blasco Ibáñez, muy cercanos a la Ciutat de la Justícia, se suma el aterrizaje de Libra gestión de proyectos, compañía que a nivel estatal tiene actualmente en gestión 1.400 viviendas en toda España, con promociones en Valencia (con cinco proyectos), Madrid, Zaragoza, Valladolid y Guadalajara. 

Libra llega a Castellón con un edificio de ocho alturas en la avenida Casalduch. En total, 49 viviendas (entre ellas 5 áticos y dos sobreáticos) con zonas y piscina comunitaria destinadas a clientes de rentas medio-altas que quieren mejorar sus inmuebles actuales, señalan desde la misma sociedad, que funciona en régimen de cooperativa. Los precios se mueven de los 159.200 euros para los pisos de 3 dormitorios (120 m2) a los 210.200 para los de 4 dormitorios (150 m2), con los áticos a 320.000 euros (142 m2 a los que hay que sumar otros 64 de terraza). Todo con garaje y trastero incluidos, pero sin los impuestos correspondientes. 

Residencial Casalduch, que es como se denomina esta primera promoción de Libra en Castellón, está incluida además en el proyecto Partners de Porcelanosa, con lo que todos los acabados son del grupo cerámico de Vila-real. Gracias a ello, la gestora madrileña de vivienda ofrece 26 opciones de personalización para las viviendas, "lo que permitirá al comprador adecuarla a sus necesidades y posibilidades". 

Las obras, para antes del verano

Actualmente Libra comercializa ya los inmuebles y pretende comenzar las obras "antes del verano de 2019, en cuanto dispongamos de licencia", señalan desde la compañía. Además, la sociedad no descarta llevar a cabo nuevas promociones en Castellón, donde tiene "en estudio algún otro suelo", pero no decidirá si se lanza a construir más en la capital de la Plana hasta que no tenga Residencial Casalduch en obras, apuntan las fuentes.

Para llevar a cabo el proyecto castellonense, la empresa madrileña actuará como hace siempre, con la fórmula de la promoción cooperativa.  El sistema es sencillo: la construcción del edificio corre a cargo de una cooperativa creada expresamente para este fin, en la que los socios son los futuros propietarios de las viviendas. ¿La principal ventaja? El precio. Al no haber una promotora de por medio los compradores se ahorran alrededor de un 15%. Por contra, el sistema cuenta con el inconveniente de que, como socio cooperativista, el dueño del piso asume los riesgos propios de la construcción.

Precisamente, desde la sociedad destacan el hecho de que los precios de Residencial Casalduch están "muy ajustados al tipo de vivienda y de calidades" que han programado para su desembarco en Castellón, para el que han elegido un solar muy concreto junto al Instituto de Educación Secundaria Matilde Salvador y delante del Colegio de Educación Infantil y Primaria Isidoro Andrés. 

next