X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

tribuna / OPINIÓN

Castelló es un prolongado abrazo

25/03/2019 - 

Coincido con el concejal de Fiestas del Ayuntamiento de Castelló, Omar Braina, que transmite entusiasmo y estima por la gran fiesta, en que esta Magdalena va a ser más especial que nunca. Estos años, la semana grande ha ido evolucionando con una mayor promoción y defensa del patrimonio cultural castellonense. Y con mucha vida en la calle, en las collas, gaiatas y asociaciones. Compartir, gozar la fiesta, vivir.  Miles de personas, en el Pregó, en la Romería, en el Pregó infantil de hoy, y en las calles y plazas. Castellón estalla cada año celebrando la primavera.

Y hemos vuelto a los orígenes del mundo y de Castelló con Tombatossals, nuestro gigante de piedra de corazón gigante, que conquistó Columbretes, creó el Pinar y dibujó el perfecto mapa agrícola y social de Castelló. Hijo de Penyeta Roja y el Tossal Gros, construyó esta ciudad, su marjal, acequias, montañas. Con Bufanuvols, Arrancapins, Caguenme, Tragapinyols, el rei Barbut, Taor, Case, y la filla del rei Barbut. Y también con quienes hicieron más grande la historia, Miquel Peris, Manuel Segarra y Matilde Salvador, Vicent Pitarch, Xipell,  Jaime Sidro, Traver Griñó, Traver Calzada, con Manuel J. Garcí y su película de animación “Gigantes. La Leyenda de Tombatossals”. Y con la Colla del Rei Babut que ha recuperado esta fascinante leyenda.

Siete siglos de la historia castellonense escritos magistralmente por el agricultor e intelectual Josep Pasqual Tirado en una contalla que nos recuerda cada fiesta la más bella historia de una ciudad donde antes “nunca pasaba nada” y ahora es un estimulante espacio de vida ciudadana. Personajes mitológicos que recorren leyendas y aventuras y habitaron en la Cova de las Meravelles, ese refugio que todos quisiéramos habitar.

Las fotos de políticos sonriendo y prometiendo serán masivas en los medios de comunicación locales. Candidatas y candidatos de promoción en medio del laberinto festero.

Miles de rotllos y canyas han subido y han bajado del Castell Vell para prender unas gaiatas, que son elementos únicos y diferenciadores porque no reproduce ninguna otra fiesta del mapa. Luces de colores para todos los gustos. Y el himno, siempre hay himnos para señalar identidad y tradición. La Marxa de la Ciutat y el Rotllo i Canya. Anem, anem, seguiu avant…  Mi primera vivencia de las fiestas fue conocer a una Reina de la Magdalena, mi querida amiga Paloma Crespo. (Aún le pedimos que nos haga la volteta y que salude con un imaginario pañuelo de encaje). La presentación de Paloma como reina en el Teatro Principal, en 1981, tuvo su polémica. Mi añorado Manolo Vellón, que firmaba sus columnas en el periódico Mediterráneo, como el Mirón, arremetió contra el novio de la reina y sus amigos que acudieron vestidos con pantalones vaqueros al solemne acto. “Qué falta de respeto y decoro de esta juventud” escribió Manolo Vellón. El novio y príncipe consorte de la reina era mi estimado colega Javier Andrés, compañero mío y de Vellón en la redacción de la Avenida del Mar.

Esta semana seremos más cercanos y cálidos que el resto del año. (Ojalá seamos más sostenibles, reciclemos y cuidemos el medio ambiente urbano). Vamos a repartir abrazos festeros y, quizás, veamos algunos amaneceres en algún espigón del puerto, tomemos unos vinos o regresemos a buscar el último trago en Sant Roc.

Una precampaña y campaña que se está cociendo entre fiestas y que recorrerá el calendario de abril con su domingo de ramos, sus pasos, sus cruces, penitencias, con o sin resurrección

Por otra parte, este domingo de Romería, el mundo ha recordado amargamente el golpe de estado de Videla en 1976, reviviendo el horror del dictador argentino y la muerte de más de 30.000 personas. Más dolor y rabia que hoy, lunes, conmemora el incendio de la fábrica textil Triangle Shirtwaist de Nueva York en 1911 con centenares de muertos, sobre todo mujeres trabajadoras de la factoría. Esta tragedia dio origen al primer Sindicato internacional de mujeres trabajadoras textiles que cambió la historia. Así es el tiempo y la memoria. Para lo bueno y para lo malo. Para revivir placeres, felicidad y para revolvernos en la indignación de quienes escribieron en la historia la crueldad y el fascismo.

Luces festivas y sombras terrenales en medio, además, de una contienda electoral. Esta semana las fotos de políticos sonriendo y prometiendo serán masivas en los medios de comunicación locales. Candidatas y candidatos de promoción en medio del laberinto festero. Una precampaña y campaña que se está cociendo entre fiestas y que recorrerá el calendario de abril con su domingo de ramos, sus pasos, sus cruces, con o sin resurrección.

Nos mueve la vida. La fiesta es vida y Castellón se convierte estos días en un prolongado abrazo. El mundo podría ser ese prolongado abrazo. ¡¡Feliz Magdalena¡¡

 

Noticias relacionadas

next