Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

Cebollas Tara, calidad y seguridad alimentaria desde el campo al cliente final

29/07/2020 - 

CASTELLÓ. La calidad es la base de la subsistencia de la empresa. "Con calidad, y una transparencia absoluta de nuestros procesos y posibilidades con nuestros clientes como principios rectores, se desarrolla la actividad cotidiana en Cebollas Tara". Así define Alfonso Tarazona, CEO de Cebollas Tara, la filosofía de esta empresa familiar valenciana, fundada en 1984, "pero que hunde sus raíces en la tradición de una familia de agricultores valencianos que han dedicado su vida al producto del campo". Nacida en Paiporta, en plena huerta de Valencia, de la mano de los hermanos Ildefonso y Francisco Tarazona, la segunda generación ya está al frente de la empresa. Actualmente Cebollas Tara tiene su sede principal en Requena, donde se envasa el producto que procede principalmente de Albacete, donde tienen su sede agrícola.

En esa calidad es clave la preparación y el estudio constante que realizan los miembros de los departamentos de Calidad y Producción de la empresa. Primero, recogiendo y analizando los datos constantes del día a día, "tanto los que surgen de nuestras instalaciones como priorizando las sugerencias que nos llegan desde nuestros clientes como portavoces que son del consumidor final. Segundo, colaborando con las consultorías adecuadas a cada problema para el que buscamos solución eficaz", explica Alfonso Tarazona, quien añade un tercer punto: su preocupación por cuidar el medio ambiente, "principalmente porque nos va en ello la subsistencia como seres humanos; pero también porque, del medio, de la tierra, es de donde nacen directamente los productos base de nuestro negocio".

 Unos productos que están presentes en la Unión Europea y, en el último año, han llegado a diferentes países de América y África. A nivel nacional, su principal cliente es Mercadona, con los que trabajan desde 1995 y desde 2000 son interproveedores, "una relación que ha supuesto convertirnos en lo que hoy somos: una empresa puntera en la comercialización de ajos y cebollas, plenamente preparada para hacer frente a los retos de exigencia tanto en seguridad alimentaria como en la calidad, variedad y especialidad del producto que demanda el mercado, en definitiva, el consumidor final. Con Mercadona hemos crecido y nos hemos desarrollado de la mano de sus demandas como ‘cliente/aliado’ exigente, que sabe lo que necesitan y tiene que ofrecer a quienes llenan sus tiendas allá donde están, es decir, ‘El Jefe’", afirma el CEO de Cebollas Tara.  

Gran compromiso de trabajadores y proveedores


"La cebolla y el ajo son productos básicos en la cocina española. Y eso se ha notado mucho durante el confinamiento. Al estar confinados en casa, se ha cocinado como no recordamos, y claro, la cebolla y el ajo, se han utilizado, a nivel hogar, como nunca, han tenido una extraordinaria demanda. Ahora bien, el consumo en el canal Horeca, así como las exportaciones, han quedado reducidos prácticamente a la nada», explica Alfonso Tarazona quien señala que. la evolución del negocio, principalmente exportaciones y canal Horeca, dependerá de la evolución de la pandemia, «pero una cosa está clara: hemos de estar preparados para lo que pueda pasar. Seamos prudentes y conscientes de lo que nos jugamos. Como decíamos las empresas que hemos estado al pie del cañón: ‘Esto no tiene que parar’. Y, aunque las autoridades competentes son las responsables de liderarnos por los caminos adecuados, el salir adelante está, en gran medida, en nuestras manos".

Tarazona afirma que si han podido cumplir con esa elevada demanda de sus productos ha sido gracias al compromiso de trabajadores y proveedores. "Desde el primer momento, hemos actuado de acuerdo con el Comité de Higiene y Seguridad y con el Comité de Empresa; y los trabajadores que conforman esta plantilla, han dado, una vez más, motivo para que todo el conjunto de la empresa nos sintamos orgullosos de pertenecer a la gran familia que somos Cebollas Tara, y aquí quiero incluir a nuestros proveedores que también han estado ahí, por la responsabilidad y entrega demostradas aceptando los cambios y las medidas de seguridad e higiene".  

Noticias relacionadas

next