Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

CRÍTICAS A LA GESTIÓN DE AYUNTAMIENTO Y DIPUTACIÓN

Clubs deportivos del Pablo Herrera preparan una cacerolada por el bloqueo de las obras

6/11/2018 - 

CASTELLÓN. La reforma del polideportivo Pablo Herrera de Castellón sigue en el aire mientras continúa la pugna entre el Ayuntamiento y la Diputación Provincial por ver qué administración debe hacerse cargo de las obras. Ante esta situación de bloqueo, dos de las tres entidades deportivas que utilizan el pabellón prevén convocar una manifestación a las puertas del consistorio para exigir una solución, según ha informado a este diario el presidente del Club Voleibol Mediterráneo, Santi López

El serial sobre las obras del Pablo Herrera está a punto de iniciar un nuevo capítulo. La Diputación, propietaria del recinto, se niega a costear la remodelación, pues considera que es obligación del Ayuntamiento, al que cedió su uso en 1986. El consistorio aduce que el convenio tenía una validez de diez años, por lo que ahora está en precario y legalmente no puede hacerse cargo de las obras a menos que la institución provincial renueve el convenio de cesión, algo que puede demorarse meses por problemas técnicos con el Catastro. Así las cosas, el Ejecutivo local ha redactado una carta abierta a los agentes implicados (diputación y clubs deportivos) para emplazarlos a una reunión y abordar una solución definitiva a un problema acuciante.

Las entidades deportivas están dispuestas a sentarse a la mesa, pero no albergan esperanzas de que las administraciones alcancen un consenso después de meses de pugna. "PP y PSOE están en guerra y nosotros estamos en medio [...], ya hemos perdido la esperanza y ¿qué nos queda? movilizar a la gente y manifestarnos", afirma el responsable de la entidad, quien anuncia que junto al Club Volei Grau se convocará una cacerolada frente al ayuntamiento en una fecha aún por determinar.

Imagen del pabellón inundado tomada por el Club Volei Grau 

López considera que el consistorio y la diputación están utilizando la reforma del Pablo Herrera como "arma arrojadiza", aunque dirige sus críticas especialmente hacia el Ejecutivo local. Recuerda que ya se acometieron obras de mejora en los vestuarios en 2010 a cargo del ayuntamiento, por lo que no entiende que en esta ocasión no se proceda de la misma manera. "El pabellón estaba en la misma situación que ahora", señala el presidente de la entidad deportiva en referencia a la cesión de uso del recinto.

Para el responsable del Club Voleibol Mediterráneo, la obra debe ejecutarla el Ayuntamiento: "el polideportivo lo utilizamos los vecinos de Castellón", alega López. Afea, además, al equipo de gobierno que apruebe la obra en Castalia (por valor de 1,2 millones de euros), "cuando lo gestiona una empresa con ánimo de lucro". "El CD Castellón tiene muchos seguidores y eso son votos", apunta el directivo, quien asegura que están "muy quemados porque hay dinero para arreglar unas instalaciones y no para otras".

Exigen soluciones

Por su parte, el presidente del Club Volei Grau, José Miguel Varella, asegura que "da igual quién lo arregle, pero que lo hagan ya". El responsable de la entidad no se pronuncia sobre quién debe asumir el coste de la reforma, pero sí considera que el Ayuntamiento es la administración que debe poner solución, acometiendo las obras o reubicando a los clubs en otro recinto. Afea, además, a la alcaldesa de Castellón, Amparo Marco, que no se haya puesto en contacto con ellos "desde hace dos meses".

Finalmente, desde el Club l'Illa Grau insisten en la necesidad apremiante de reformar el pabellón, pero se abstienen de "entrar en la polémica de quién lo debe arreglar".

Cabe recordar que las obras, valoradas en 300.000 euros, consisten principalmente en la renovación de la cubierta, pues el recinto se inunda cada vez que llueve quedando impracticables las pistas. Son frecuentes los resbalones y las caídas de los jugadores por el agua que queda acumulada entre las diferentes capas del suelo. Santi López lamenta que ante las críticas de los clubes visitantes por las deficiencias del recinto no pueden replicar porque "es la triste realidad".

Noticias relacionadas

next