Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

Colorobbia reparte 10 millones en dividendos a pesar de reducir sus beneficios en 2017

12/02/2019 - 

CASTELLÓN. Una de las referencias en la fabricación de fritas y esmaltes en la provincia de Castellón, Colorobbia, repartió 10 millones de euros en dividendos a la matriz del grupo italiana en 2017. Las cuentas de la compañía radicada en Vilafamés de aquel año, que acaba de publicar en el Registro Mercantil de la provincia, así lo reflejan. 

La aportación de la compañía se produce a pesar de que en aquel ejercicio bajaron de forma sensible sus beneficios. La esmaltera redujo en más de 7 millones de euros su resultado, al pasar de los 18,9 millones de euros de ganancias de 2016 a los 11,36 de 2017. Esto se debió sobre todo a una disminución de los ingresos financieros procedentes de empresas del grupo (Colorobbia España es socia mayoritaria de un buen puñado de filiales de fabricación de tintas repartidas por el mundo, como en México, India, Estados Unidos, China, Vietnam, Tailandia, Rusia, Polonia...) y al deterioro de enajenaciones, ya que el resultado de explotación de ambos ejercicios fue similar. 

Aun así, queda claro que la compañía castellonense sigue siendo un negocio redondo para el grupo dirigido por Marco Bitossi, ya que en 2016 reportó a la matriz transalpina 12 millones de euros en dividendos y en 2017 fueron 10. De esta manera, las reservas, entre voluntarias y especiales, en este último año no llegaron a 1,4 millones de euros. Pero tampoco es algo que deba preocupar al grupo, ya que la firma vilafamesina acumula 232 millones en reservas a final de ejercicio, según recogen las cuentas. 

Reducción de las retribuciones al consejo

Así las cosas, la marcha de la compañía discurre por un camino óptimo. De hecho, en 2017 la facturación alcanzó los 175,9 millones de euros, lo que supuso un aumento del 9% respecto al ejercicio precedente (160,8 millones). A pesar de ello, en el apartado de las remuneraciones al consejo se recoge cómo en aquel año alcanzaron los 900.000 euros, frente al millón y medio del periodo anterior. 

Eso sí, en su informe, los auditores recogen que las cuentas anuales de 2017 no incluyen la información relativa al importe de los sueldos, dietas y remuneraciones del ejercicio (ni tampoco del anterior) percibido por el personal de alta dirección.

next