Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

Hoy es 13 de julio y se habla de club naútico de castelló pharmamar aplidin cupra SEAT borriana

elecciones municipales

¿Cómo vota mi barrio en las municipales de Castelló? Una mirada a 40 años de historia

21/05/2019 - 

CASTELLÓ. A apenas unos días de la nueva cita con las urnas, Castellón Plaza ofrece una mirada a la historia electoral de Castelló. Los resultados en los comicios municipales, detallados por distritos (desde 2003) y para toda la ciudad, desde 1979 hasta la actualidad, ponen en perspectiva la evolución del voto municipal. 

La primera conclusión es clara, la hegemonía del bipartidismo, palpable de un vistazo, fue casi total hasta 2015, cuando se rompieron los dos bloques hegemónicos. Otra de las lecturas preliminares es que el PSPV-PSOE es el único partido con continuidad histórica en los 40 años de democracia, habida cuenta de las sucesivas denominaciones de otras fuerzas y de que el flanco derecho fue ocupado en 1979 por la UCD, en 1983 por la coalición AP-PDP-UL-UV y ya desde 1987, por el Partido Popular.




Precisamente, al PP corresponde el mayor periodo de hegemonía en el Ayuntamiento, de forma ininterrumpida durante 24 años, de 1991 a 2015, cuando vivió fue despojado del poder por un pacto de PSPV-PSOE, Compromís y Castelló en Moviment, que dio su apoyo pero declinó entrar en el Gobierno. El entonces bautizado como Pacte del Grau, todavía hoy vigente, vivirá una reválida, como el resto de partidos, el próximo domingo.

En cuanto a la información por cada uno de los 9 distritos en que se divide la ciudad, los datos disponibles solo retrotraen hasta 2003. Hay lecturas comunes, como la debacle del PP en 2015, el ascenso de Compromís y la irrupción, con fuerza de Ciudadanos y Castelló en Moviment. Pero cada distrito ofrece unas particularidades destacables. 

Distrito 1




El centro de la ciudad, desde la calle Mayor hasta el Riu Sec, formando un rectángulo muy alargado justo del ancho del parque Ribalta desde el paseo de caballos hasta la plaza de toros (calles Gasset, Puerta del Sol, Ruiz Zorrilla, San Vicente, Pérez Galdós, Plaza España, Cronista Muntaner, Plaza Víctor Falomir,, Paseo Morella, Plaza Independencia, Zaragoza y Colón), muestra un voto claramente conservador, aunque con un declive progresivo del PP en los últimos años. Así, a diferencia de lo que ocurre en otros distritos, no hay una caída brusca en los últimos comicios sino un desgaste claro de la formación que sigue conservando, eso sí, mucha ventaja respecto a los demás partidos. 

La pérdida de votos repercutió en que la aparición de Ciudadanos en las últimas elecciones situase a este partido, de un plumazo, a la altura de Bloc-Compromís, con el PSPV también a la baja (no ha tenido nunca excesiva presencia) y una presencia casi testimonial de Castelló en Moviment y, sobre todo, de Esquerra Unida. 

Distrito 2



Esta pastilla de terreno anexa al Distrito 1 y situada justo al norte del mismo, también discurre, de este a oeste, desde la calle Mayor hasta el Riu Sec (en este caso limitada entre el Paseo Morella, Plaza Independencia, Zaragoza, Colón, Plaza María Agustina, San Luis, Plaza Clavé, Arrufat Alonso, Joaquín Costa y Quevedo). Eso sí, en ella vive más cantidad de población.

Eso no evita que el gráfico sea prácticamente calcado, aunque con diferencias menores entre los partidos. Así, con el PP en claro declive, el PSPV-PSOE como segunda fuerza también vive una caída, aunque más ligera y desde una posición de partida más baja. Ciudadanos aparece en 2015 con fuerza, ligeramente por encima de Bloc-Compromís, que como en el Distrito 1 crece poco a poco. Por su parte, Castelló en Moviment y Esquerra Unida siguen como las fuerzas con menos presencia.

Distrito 3


En cuanto al Distrito 3, que forma prácticamente un cuadrado en el este del núcleo urbano con las plazas María Agustina y la Paz como referentes claros (limitado así al oeste por la calle Mayor y al este por la Ronda de Circunvalación y con las calles Rafalafena, Carcagente, Soler Blasco, Maestro Ripollés, Plaza Fadrell, Asensi al norte y al sur) se observa una tendencia similar pero más acusada. 

La caída del PP es todavía más ostensible, algo que también sucede en el caso del partido socialista. Esto hace que, con el ascenso del Bloc-Compromís y Castelló en Moviment y la aparición de Ciudadanos, las posiciones de todos ellos estén mucho más cercanas y el voto mucho más disputado. 

Distrito 4




El Distrito 4, uno de los mayores de la ciudad y que aglutina una gran pastilla en el sudeste del casco urbano (Censal), está situado justo al sur del 3 y limitado por la avenida Almassora y la Ronda de Circunvalación. En esta zona destaca el claro ascenso del Bloc-Compromís.

También la irrupción de Ciudadanos y Castelló en Moviment alcanza cifras importantes en la última votación, de 2015, aunque el PP, pese a su declive, sigue siendo la primera fuerza y el PSPV-PSOE la segunda. 

Distrito 5



En el Distrito 5, muy heterogéneo al ir desde el mismo centro de la ciudad (desde la plaza de la Paz y la Puerta del Sol) hasta los barrios al oeste del centro comercial Salera (como San Lorenzo), aglutina un gran número de secciones. Está así limitado por la plaza de la Paz, Gasset, Puerta del Sol, Ruiz Zorrilla, San Vicente, Pérez Galdós, Plaza España, Cronista Muntaner, Plaza Víctor Falomir, Riu Sec y zona oeste, Quadra Salera, Avenida Ribesalbes, Avenida Vila-real, la Mata de Morella, Padre Jofre, Pelayo, Méndez Núñez y Trinidad.

En este caso destaca que el PP ha mantenido su presencia mucho más en el tiempo. De esta manera, el primer declive claro fue el del PSPV-PSOE en las elecciones de 2011, mientras el desplome del PP, que ya se veía venir en otros barrios, se produce aquí, de forma estrepitosa, en 2015. A pesar de ello, y de nuevo a raíz del ascenso claro de Compromís y la irrupción de Ciudadanos (por ahora siempre por encima o empatado con los nacionalistas), los dos grandes partidos marcan diferencias más acusadas con el resto que en otros distritos. 

Distrito 6



Este otro gran núcleo poblacional, que va desde las calles la Mata de Morella y Padre Jofre hacia el sur, agrupando los barrios periféricos, está además delimitado por la avenida Vila-real, Pelayo, Méndez Núñez, Trinidad, Plaza País Valencià, Avenida Valencia, La Panderola, avenida Almassora y zona sur, cuadra Salera y Avenida Ribesalbes.

En este distrito se encuentra el primer vuelco electoral de las pasadas elecciones, al arrebatar el PSPV-PSOE el puesto como partido más votado al PP, con casi 500 votos más. Por otra parte, Castelló en Moviment supera a Compromís, a pesar del crecimiento de la formación nacionalista. Eso sí, Ciudadanos sigue recibiendo el voto descontento procedente del Partido Popular y repite como tercera fuerza. En este distrito el reparto de los votos está mucho más igualado que en otros, algo que contrasta, muy a las claras, con las posiciones de partida de 2003, totalmente polarizadas. 

Distrito 7



En el extremo opuesto de la ciudad vive la mayor parte de la población del Distrito 7, que también aglutina a las casas diseminadas de la Marjaleria. El núcleo urbano forma casi un triángulo desde el extremo norte de la ciudad hasta la plaza María Agustina. Está así delimitado por la Avenida Benicàssim, Plaza Teodoro Izquierdo, Ronda Magdalena, Alonso Arrufat, Plaza Clavé, San Luis, Plaza María Agustina, Rafalafena, Ronda de Circunvalación y zona nordeste.

En esta zona, en la que se incluye el Raval de Sant Fèlix, comenzó antes el auge del Bloc-Compromís. Pero, a pesar de continuar con su ascenso en 2015, la formación nacionalista se vio superada de nuevo por Ciudadanos. Aunque vive un nuevo batacazo, el PP sigue conservando un granero de votos importante (superó en 2015 en más de 1.500 votos a los tres partidos siguientes, situados en un pañuelo). La caída más acusada de los últimos comicios municipales la vivió el PSPV-PSOE. 

Distrito 8



El Raval de la UJI y la zona al oeste del estadio Castalia y la plaza Donoso Cortés vivió en las últimas elecciones un trasvase de votos desde la derecha a la izquierda, lo que la convierte en un distrito de la ciudad donde más se igualan las fuerzas. La zona está limitada por la Avenida Benicàssim, Plaza Teodoro Izquierdo, Ronda Magdalena, Joaquín Costa, Plaza Donoso Cortés, Quevedo, Riu Sec (Alcalde Benjamín Fabregat) y zona oeste, incluida la Universitat Jaume I.

Al contrario que en la mayoría de los otros distritos, el PP aumentó en número de votos en 2011 hasta alcanzar un techo de casi 2.900 papeletas. Eso le llevó a una caída aún más estrepitosa en 2015. De los 1.340 votos que perdió, un millar fueron a parar a Ciudadanos, que irrumpió también con fuerza en esta zona. Pero, al contrario que en el resto de distritos, la formación naranja se vio superada por Castelló en Moviment y Compromís, que se situaron relativamente cerca de los dos primeros partidos, con el PSPV-PSOE pisándole los talones al PP a pesar de su descenso en los dos últimos comicios. 

Distrito 9



El Grau (distrito 9) es el segundo de los distritos de Castelló donde el PSPV-PSOE se coronó como la fuerza más votada en las pasadas elecciones. Los socialistas mantuvieron prácticamente los votos de la cita electoral municipal anterior, de 2011, algo insólito incluso en el distrito 6, el otro en que se impusieron los socialistas. 

El otro aspecto destacado en el Grau es que Castelló en Moviment se sitúa como tercera fuerza, superando claramente a Ciudadanos y Compromís, y tan solo separado por 105 votos respecto al PP. Los populares, de 2007 a 2011 habían sumado 300 adhesiones en el Grau, pero en 2015 se derrumbaron perdiendo casi la mitad de sus votantes. Aunque muchos de ellos fueron a Ciudadanos (1.121 concretamente), algunos cambiaron de segmento ideológico. Esquerra Unida, que cuenta con una agrupación en el Grau y en 2011 recibió 645 votos, cedió buena parte de ellos a CseM. 

Noticias relacionadas

next