Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

garcia defiende que la anexión Al documento del consell "hubiese terminado con la polémica" 

Compromís elige ser leal al Fadrell sobre el código ético, aunque ve el texto del Botànic más adecuado

12/12/2019 - 

CASTELLÓ. La herida abierta en el Acord de Fadrell a propósito del nuevo código ético continúa sin cerrarse. Compromís insiste en que la anexión al documento impulsado por el Botànic en 2016 habría generado más consenso político, incluso un acuerdo por unanimidad, que "hubiese terminado con una polémica que no beneficia a nadie", advierte el portavoz valencianista, Ignasi Garcia.

La coalición nacionalista, por lealtad institucional y "coherencia", apoyará a sus socios (PSPV-PSOE y Podem-EU) para adherirse al escrito de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) en el pleno del 19 de diciembre. Lo hará después de avalar la propuesta en la comisión de Gobierno Interior de este miércoles, en la que el voto de calidad del presidente, el socialista David Donate, tumbó la iniciativa de Ciudadanos, que planteaba al resto de grupos municipales acogerse al documento ético de la Generalitat Valenciana.

La votación evidenció las discrepancias entre Compromís y el PSPV y Podem en este asunto. Garcia no se alineó con los representantes socialistas (Donate, Rafa Simó y Pilar Escuder) y de la confluencia (Fernando Navarro). Su abstención, frente al rechazo de los anteriores, provocó un empate técnico, ya que los miembros de la oposición en bloque (Vicent Sales y Sergio Toledo, por el PP; Vicente Vidal, de Cs; y Luciano Ferrer, por Vox) respaldaron la propuesta de la formación naranja, que se sometió a debate como una enmienda a la totalidad.

Al repetirse el resultado en la segunda votación (cuatro sufragios favorables, una abstención y cuatro contrarios), primó el voto de calidad del presidente, aplicando así el artículo 101.D del Régimen Ordinario del Pleno y Comisiones.

Desestimada la incorporación del Código de Buen Gobierno del Botànic, la presidencia abordó la derogación del actual régimen interno disciplinario para adherirse al texto de la FEMP. En este punto (el número 9 del orden del día) no hubo división de voto en el tripartito al posicionarse Garcia en sintonía con los concejales progresistas. Por cinco sufragios a favor y cuatro en contra salió adelante la medida que se elevará a la sesión plenaria de la semana próxima.

Marcar terreno

No obstante, el portavoz nacionalista quiso aclarar que "Compromís hemos sido coherentes con el Acord de Fadrell y  con aquello que firmamos, y también con lo que hace nuestra organización a nivel del Govern de la Generalitat Valenciana y del Botànic".

En este contexto, Garcia reiteró que "desde nuestro punto de vista hemos perdido una oportunidad de conseguir un nuevo Código de Buen Gobierno por unanimidad. El hecho está en que si toda la derecha estaba de acuerdo con la postura del código de la Generalitat, si el Acord de Fadrell hubiera hecho esa apuesta, que nosotros [Compromís] veíamos con buenos ojos, habríamos tenido un código por unanimidad y hubiésemos terminado con una polémica que no beneficia a nadie"

Desde Cs, Vidal lamentó que "tres portavoces, en nombre de 15 concejales, que firmaron el acuerdo de Fadrell, incluyeran el cambio del Código de Buen Gobierno sin tener en cuenta que es una imposición, ya que es algo que no les compete solo a ellos, sino a los 27 ediles del consistorio. Ahora, los miembros del equipo de gobierno tendrán que explicar muy bien a los castellonenses porqué lo que sirve a nivel autonómico no sirve a nivel local".

Noticias relacionadas

next