X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

la coalición nacionalista provoca una crisis de gobierno en el ayuntamiento de castelló

Compromís hace tambalearse el Acord de Fadrell al apoyar la moción de la oposición sobre las fiestas

19/12/2019 - 

CASTELLÓ (EP). La postura adoptada por Compromís sobre las fiestas hace tambalearse el Acord de Fadrell. Como había dejado caer en los últimos días, la coalición nacionalista ha rechazado al enmienda del PSPV-PSOE y Podem-EU a la moción de Ciudadanos y PP, y se ha alineado con la derecha y extrema derecha para que el Consejo Rector del Patronat convoque, en un plazo no superior a los 15 días, la asamblea general y, en consecuencia, restaurar la Junta de Festes.

El resultado de la votación se ha repetido en ambos procesos en cuanto a la suma de sufragios, ya que primero se ha sometido a aprobación la iniciativa del Gobierno local y después, la propuesta de la oposición. Por 15 votos en contra, de PP (siete), Cs (cuatro), Compromís (tres) y Vox (uno) y 12 a favor (10 de los concejales socialistas y dos de la confluencia) se ha desestimado la enmienda del equipo de gobierno. Los mismos guarismos, pero a la inversa, se han dado con la moción, esto es, 15 aceptando el escrito de la derecha y 12 mostrando su rechazo.

La aprobación de la moción supondrá un antes y un después en las relaciones entre los tres socios de gobierno, y así ha quedado claro en las intervenciones de sus representantes en el pleno. Mientras la concejala de Fiestas, Pilar Escuder (PSPV), ha advertido a Compromís que si se posicionaba del lado de la oposición "se abrirá un nuevo escenario de gobernalidad municipal", el portavoz morado, Fernando Navarro, consciente de lo que ocurriría minutos después, ha pedido a la coalición valencianista que "lo mejor es que se abstenga. No podemos permitir [la oposición] que tenga una victoria. No se les puede dar una concesión tan grande".

La respuesta de la representante nacionalista, Verònica Ruiz, ha sido tan contundente como la de sus compañeros y ha defendido la necesidad de "convocar lo antes posible la asamblea. Queremos cumplir el Acord de Fadrell, en el que, si bien se habla de renovar los estatutos, también se pide cumplir las conclusiones del Congrés Magdalener", en alusión al punto referido a dotar de mayor autonomía a la Junta de Festes. "Nuestro voto y compromiso no ha cambiado y por coherencia no podemos dar apoyo a la enmienda", ha añadido.

Rechazando la propuesta del Gobierno local, el siguiente movimiento de Compromís ha sido respaldar la moción de la oposición, algo que han agradecido a sus tres concejales tanto el PP como Ciudadanos (Begoña Carrasco y Alejandro Marín-Buck, respectivamente). 

Consecuencias

La crisis de gobierno, presumiblemente, tendrá consecuencias a corto plazo, afectando a la redistribución de las concejalías, como ya advirtieron fuentes municipales a Castellón Plaza días atrás.

En este sentido, el portavoz del PSPV, Omar Braina, ha explicado que "evidentemente la posición de Compromís mina la confianza dentro del seno de equipo de gobierno, pero ahora toca, con serenidad, reflexionar y valorar lo que ha pasado y hacia dónde queremos ir".

Por su parte, Navarro ha manifestado que ha sido un pleno "duro" en el momento en que "se ha perdido la mayoría". "Creo que los tres grupos no hemos sido capaces de gestionar las diferencias en este punto y creo que debemos mejorar la coordinación del Acord de Fadrell, el cual ha de continuar porque es la única opción para continuar con las tranformaciones que necesita nuestra ciudad", ha añadido.

Por eso, el líder de Podem-EU ha anunciado que en los próximos días convocarán la comisión de seguimiento para ver cómo afrontan esta "crisis de gobierno" y cómo continúan coordinándose a partir de ahora.

Durante el debate de la moción, Marín-Buck, que al igual que el resto de concejales de su grupo ha asistido al pleno vestido de negro al considerar que "ha muerto la democracia, el consenso y el diálogo", ha recordado que la decisión que se adoptó de declarar concluido el mandato de la Junta de Fiestas supuso "dinamitar" los estatutos vigentes y "arrebatar" la autonomía al 'Món de la festa'.

Carrasco también ha criticado la decisión de concluir el mandado de la Junta de Fiestas, señalando que fue una decisión "premeditada y unilateral"; mientras que el portavoz de Podem-EUPV, Fernando Navarro ha acusado a la oposición de querer "desgastar" al gobierno.

Comparecencia

Escuder, que ha comparecido en el pleno a petición del Grupo Popular para dar explicaciones, ha subrayado que su objetivo ha sido siempre "trabajar para que las fiestas sean mejores cada año" y ha añadido que su voluntad y la del PSPV es convocar la asamblea de fiestas "pero ha de hacerse según la legalidad, y ha de ser el Consejo Rector como órgano competente del Patronato quien analice el momento más adecuado para hacerlo".

Tras pedir disculpas "por si alguien se ha sentido ofendido", Escuder ha indicado que se han "sobrepasado todos los límites" y ha mostrado su "decepción" al considerar que ha sido "objeto de ataques lamentables" por parte de personas que han buscado su "desprestigio".

Al respecto, ha lamentado que se ha metido en el debate político a su familia y a su pareja "y eso es una línea roja", y ha destacado que no ha encontrado el amparo de algunos grupos políticos y algunos compañeros "ante este acoso machista y repugnante".

Noticias relacionadas

next