X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

la medida, impulsada desde agricultura, beneficiará a los agricultores del maestrat

Consell y Diputación reactivan la planta de purines de Salzadella para tratar el residuo de la aceituna

7/02/2020 - 

CASTELLÓ (EP). La Conselleria de Agricultura, a través de la dirección general de Calidad y Educación ambiental, habilitará la planta de purines de Salzadella (actualmente parada) para el tratamiento del alpechín de los agricultores del Maestrat. La administración autonómica ha solicitado a la Diputación de Castellón la cesión temporal de uso de la antigua planta para dar salida a los residuos de la aceituna.

Este proyecto conjunto entre la Diputación y la Conselleria, que arrancó hace varios meses, permitirá "recuperar progresivamente las plantas de purines existentes en la provincia de Castellón, para facilitar al sector agrario la gestión de los residuos agrícolas", ha explicado la Generalitat en un comunicado.

La nueva orden de agrocompostaje de la Generalitat tiene entre sus objetivos favorecer la economía circular y mejorar la sostenibilidad de las explotaciones agrarias en las zonas de interior de la Comunitat.

En este entorno de elaboración de nueva normativa, la Conselleria va a desarrollar, a través de la Universidad Miguel Hernández, pruebas de investigación en compostaje de diferentes efluentes residuales agrícolas y ganaderos para investigar y experimentar sobre los tipos de residuos y los tamaños de los potenciales nuevos centros de agrocompostaje, que se puedan habilitar normativamente, en el mundo agraropecuario de la Comunitat Valenciana.

Nueva solución

La consellera de Agricultura, Mireia Mollà, ha abogado por avanzar en una solución de gestión para los diversos efluentes residuales "que generen viabilidad técnica y económica, sobre la base de un compostaje adecuado y de bajo coste de operación que además creen nuevos puestos de trabajo en los municipios rurales de su entorno", según ha explicado.

La nueva orden sigue la línea de trabajo que comenzó la pasada legislatura con la Orden 18/2018, de 15 de mayo, de la Conselleria de Agricultura, Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Rural, por la que se regulan las instalaciones de compostaje comunitario en el ámbito territorial de la Comunitat Valenciana, de acuerdo a los nuevos parámetros de lucha contra el cambio climático y economía circular de la Unión Europea.

 

Noticias relacionadas

next