LA UJI SE CONVIERTE EN EL ESCENARIO DE LAS PROTESTAS PARA FORZAR LA NEGOCIACIÓN

Cuatro días de huelga de la limpieza: se dispara la tensión con los piquetes en los edificios públicos

25/11/2021 - 

CASTELLÓ. Cuatros días de huelga indefinida de los servicios de limpieza que se están traduciendo en un auge de la tensión en los edificios públicos. La actuación de los piquetes para presionar han provocado que algunos espacios estén mucho más sucios de lo que estaría si simplemente se hubiera dejado de limpiar.

Sin embargo, los sindicatos han empezado a elevar la presión para que la patronal se siente a negociar y, en consecuencia, haya una solución al conflicto. Tanto es así que se ha solicitado que la vicepresidencia de Mónica Oltra medie en el conflicto.

Tal y como explicaba Jordi Riera, secretario general de la sección de l'Habitat de CCOO PV, "estamos contando con un gran seguimiento de los paros" y además "notamos un gran apoyo social de estudiantes y trabajadores que no son del sector", advertía.

Los sindicatos UGT y CCOO han advertido que las patronales ASPEL y APYMELIC, pese a ser un sector "esencial e imprescindible", proponen "recortes y propuestas económicas que precarizaran mucho más este sector a los niveles más bajos".

 

Entre las "muchas razones" los paros los motivan el llevar dos años sin subida salarial, con una propuesta de la patronal del 0 % para 2020-2021 y a partir del año 2022 se establecerá un salario anual de 13.510 euros (que es el Salario Mínimo Legal que deben cumplir todas las empresas, por lo que no supone incremento alguno), y además "eliminando el plus de transporte y el plus de antigüedad; es decir, no suben nada". Esto equivale, según los sindicatos, "a la total pérdida económica de su propuesta con cinco años sin subida salarial y con pérdida de derechos".

Y es que la huelga se está concentrando en algunos edificios públicos y es allí donde más se está notando. Si bien, tal y como confirmaban empleados del hospital General "la huelga está teniendo impacto en la limpieza del centro", donde más se notaba la actuación de los piquetes es en la Universitat Jaume I. En principio, en los centros sanitarios no ha habido una fuerte presión de los manifestantes.

Aunque desde la UJI se advierte que no pueden hacer nada para solucionar o mediar en el conflicto (la institución tiene subcontratado el servicio), lo cierto es que se ha convertido en el foco de las protestas que contarían con el apoyo de algunos estudiantes, aunque la inmensa mayoría pese a solidarizarse con las reivindicaciones del sector, no han colaborado en aumentar la suciedad de las zonas comunes del campus.

Según los sindicatos hay 8.000 empleadas secundando los paros y que seguirán incrementando la presión para que la patronal negocie las reivindicaciones.

next