Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

el edil tránsfuga advierte que "no he cruzado ninguna línea roja con esta decisión"

Domingo Lorenzo desoye a la dirección de Cs y mantiene su acta de concejal en Benicàssim

3/06/2020 - 

CASTELLÓ. Domingo Lorenzo desoye a la dirección de Ciudadanos y mantiene su acta de concejal en el Ayuntamiento de Benicàssim, lo que precipita su marcha al grupo de no adscritos.

El edil tránsfuga ya ha comunicado su decisión tanto al partido naranja como a la alcaldesa de la localidad, Susana Marqués (PP), a la que ha informado que renuncia tanto a seguir como integrante de la Junta de Gobierno como a desempeñar las competencias de Seguridad Ciudadana y Emergencias, Tráfico y RRHH, que le correspondían como miembro del ejecutivo local, aunque en los últimos tiempos "las había delegado en Javier Alonso, por una operación, y al que tengo que felicitar, por lo bien que lo está haciendo".

"Quiero dejar claro que no he cruzado ninguna línea roja. El roce con Ciudadanos ha venido por las decisiones que se han tomado en Madrid. Por este motivo, seguiré trabajando y apoyando todos asuntos del equipo de gobierno. Soy una personal elegante y mi relación con todos es excelente, así que continuaré defendiendo los intereses de los benicenses", ha explicado Lorenzo a Castellón Plaza.

Su salida del ejecutivo local supone un revés para Cs, que pierde un regidor (se queda ahora solo con dos, Cristina Fernández y el mentado Alonso), pero no afecta a la estabilidad de la alianza entre el PP (seis munícipes) y la formación naranja para gobernar en Benicàssim. Primero, porque el propio Lorenzo ha asegurado que se posicionará siempre del lado del coalición de derecha y centro derecha. Segundo, porque las fuerzas de la izquierda suman siete concejales (PSPV, cuatro; Compromís, dos; y Podem, uno), a los que hay que sumar el único representante de Vox.

Lorenzo, en el grupo de no adscritos, conservará sus actuales retribuciones como edil, que se limitan a cobrar por asistencia (240,40 euros por cada pleno o comisión). "Como no tengo dedicación exclusiva ni tampoco parcial, mantendré las mismas condiciones", ha subrayado para concluir.

Noticias relacionadas

next