X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

lo que queda de la jornada electoral

El 28-A deja en Castellón un escenario político inédito, con un PP tocado y un PSOE crecido

29/04/2019 - 

CASTELLÓ. Los socialistas castellonenses vivieron este 28-A su jornada más dulce de las últimas tres décadas, con una triple victoria -Congreso, Senado y Les Corts- que les ha llevado a ser la fuerza más votada y afrontar, con la suficiente holgura, unas próximas elecciones municipales y europeas con enorme optimismo. Por contra, esta jornada ha dejado a un PP que se desangra y, aunque la pérdida de voto ha sido más atenuada que la ocurrida en el resto del país y la Comunitat, ha sido lo suficientemente llamativa como para que salten todas las alarmas en un partido que casi ha monopolizado las instituciones durante al menos dos décadas. El descontento fue tal que las palabras de Pablo Casado -al hacer balance de resultados- no fue seguida de los correspondientes aplausos y sí por algunos suspiros de marcado acento sorayista, en referencia a la exvicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, perdedora de las pasadas primarias populares y hoy fuera de la política.

El PP de Castellón verá reducida su presencia en las Cámaras y solo tendrá un representante en Congreso y Senado, algo inédito debido especialmente a la fragmentación del voto del centro-derecha, como así reconoció en la noche electoral los dos cabezas de cartel para Madrid y Valencia, Óscar Clavell y Miguel Barrachina, respectivamente.

El efecto Vox sí se notó, pero no tanto como auguraban algunas encuestas, hasta el punto de que su irrupción no ha sido suficiente como para colocar al general Alberto Asarta, cabeza de cartel, en el Congreso de los Diputados. Sí habrá, en cambio, representación provincial de la formación verde, en Les Corts, que lidera la autodenominada presidente, Llanos Masó. Los dos escaños conseguidos en Les Corts por Castellón son suficientes para el partido de extrema derecha para hablar de un "antes y un después en la política".

Por otro lado y aunque Ciudadanos Castellón ve perder parte del fuelle del que venía acompañándole en esta última legislatura, la formación naranja ha logrado conservar su plaza en el Congreso de los Diputados y lo ha hecho la persona que ocupa la secretaría de Organización del partido naranja y que ha sido pieza clave en el conflicto interno surgido a la hora de la confección de las listas municipales. La foto de familia, tras conocerse los resultados, dan fe de esta fractura, que ha dejado fuera de cartel a los candidatos que se venían promoviendo desde las direcciones nacional y autonómica. En cuanto a Les Corts, Ciudadanos repite resultado lo que no cubre sus expectativas iniciales. Pese a todo, ha tenido el alivio de ver la debacle popular y la posibilidad de tener ya al alcance la pretendida hegemonía del centro-derecha.

El PSPV-PSOE, por su parte, ha logrado un triple objetivo que afianza su liderazgo en la provincia en estas elecciones generales y autonómicas. Por un lado, ha logrado incrementar su presencia tanto en el Congreso como en el Senado, además de ganar un escaño más en Les Corts. Más allá de la representatividad que otorgan estos votos, lo más llamativo ha sido el fuerte incremento de sufragios, que ha venido acompañado por el logro de haber arañado apoyos a Podem.

En cuanto a Compromís, dispar comportamiento en cuanto a autonómicas y generales. A la coalición ha escocido enormemente haber perdido el representante que tenía en el Congreso de los Diputados, un foro fundamental en la estrategia de defensa de los intereses valencianistas. Por contra y a falta del cien por cien del escrutinio, todo hace pensar que lograrán repetir el número de representantes castellonenses en Les Corts.

Por último, Podem, aunque ve reducido el número de votos, consigue situar en la Cámara Baja a su cabeza de cartel, un logro a todas luces muy celebrado en el seno de la formación morada pese a la pérdida de un escaño en Les Corts.

28-A: un aviso para las municipales

De los resultados de este domingo en la provincia de Castellón se extraen otras conclusiones si se extrapolan estos balances a los números cosechados por cada una de las formaciones en las principales ciudades. Así, en estas elecciones generales se atisba una mayoría socialista que volvería a ganar tras dos décadas con el PP como fuerza más votada. Además, en algunas de las principales poblaciones incluso se da un sorpasso de Ciudadanos al PP y la irrupción de Vox, aunque el bloque de la derecha en la mayoría de los casos resultaría insuficiente como para ganar a las formaciones de izquierda. Esto sucede en otros municipios como la capital de la Plana, Vila-real o Benicàssim, entre otras poblaciones.


Noticias relacionadas

next