Hoy es 3 de octubre y se habla de

El alza del gas ya pasa factura al azulejo: al menos 427 trabajadores están afectados por ERTEs

9/12/2021 - 

CASTELLÓ. El incremento de los costes, fundamentalmente del gas, del que es una consumidora intensiva, ya tiene reflejo en la actividad de la industria azulejera. En las últimas semanas, al menos cinco compañías cerámicas castellonenses han solicitado la aplicación de expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE), con el consecuente impacto en sus plantillas. Concretamente, estos cinco expedientes afectan a 427 trabajadores, según los datos que maneja la Conselleria de Economía Sostenible, Sectores Productivos, Comercio y Trabajo.

Así, aunque las causas que alegan las diferentes empresas son diversas (desde la caída de las ventas a la renovación de los hornos y otras instalaciones), que estos ERTE se materialicen precisamente ahora, cuando el precio del gas está disparado (además de la electricidad y de otros costes, como las materias primas o los fletes portuarios), evidencia que es el factor desencadenante de los ERTE. De hecho, dos de las compañías aluden concretamente al "incremento del coste energético" como el motivo de la paralización temporal. 

Así, desde que el pasado 23 de septiembre una firma de Sant Joan de Moró presentase la primera solicitud de ERTE, de aplicación desde el 1 de octubre hasta el 31 de marzo por causas "productivas", se le han unido otras cuatro. Y esto hasta el 29 de noviembre, por lo que este inicio de diciembre puede haber sumado algún expediente más. 


Ese primer ERTE afecta a 37 empleados, a los cuales se les suspenden sus contratos durante medio año a contar desde el 1 de octubre. El resto de expedientes comprenden a 120 trabajadores, que estarán un máximo de 4 meses sin trabajar en un periodo de un año que arrancó el pasado 2 de noviembre; 19 operarios, que no acudirán al centro de trabajo desde el 15 de noviembre al 15 de marzo; 39 empleados, sin trabajo durante medio año a partir del 19 de noviembre; y, el más reciente, aglutina a 212 asalariados (esto aún pendiente de concretar con el comité de empresa) que no acudirán a la factoría mientras duren los trabajos de renovación de equipos e instalaciones, algo que deja un amplio margen de maniobra a la compañía. 

Adelantar las vacaciones, otra vía de actuación

Los ERTE no son la única posibilidad que manejan las compañías para tratar de aminorar el impacto de los desmesurados costes energéticos, que ya han tenido repercusión, por ejemplo, en el alza de los precios del producto acabado. Otra vía de actuación la tienen, por ejemplo, con el adelanto de los periodos de descanso de la plantilla. 

De hecho, Plaza Cerámica ya tiene conocimiento de que varias firmas ya proceden en este sentido. Así, aunque las Navidades son habitualmente fechas propicias para hacer coincidir parte de las vacaciones del personal con determinadas labores de mantenimiento, este año hay compañías que han ampliado este periodo de descanso e incluso alguna ya lo ha iniciado. 

Noticias relacionadas

next