Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

El Consell incluye 39 millones en 2019 para alzar 12 centros educativos y reformar otros 23 en Castellón

22/11/2018 - 

CASTELLÓN. La Conselleria de Educación incluye 39 millones de euros en su presupuesto, dentro de la partida específica del Pla Edificant, para construir 12 centros educativos nuevos en la provincia de Castellón el año próximo y reformar otros 23. Esta es una de las inversiones más importantes que el Govern del Botànic plantea llevar a cabo en las comarcas castellonenses el año próximo y así lo destacó ayer el conseller de Hacienda, Vicent Soler, en la presentación en la sede del Consell en Castellón, la Casa dels Caragols, de las cuentas territorializadas del Gobierno valenciano para el año próximo en la provincia. 

Con este plan, que según Soler "ha revolucionado la capacidad para actuar en instalaciones educativas" debido a que el Consell aporta los medios económicos y son los ayuntamientos los que materializan las obras para agilizar los plazos, lo que pretende el Ejecutivo autonómico es "acabar con los barracones". Para ello, en Castellón se ha previsto invertir 29 millones de euros en centros de Primaria y 10 en institutos de Educación Secundaria. En total, 39 millones, lo que supone el 18,7% del total del Pla Edificant en la Comunitat, por encima de lo que le correspondería a Castellón en función de su población, que ronda el 11,7% del total autonómico.

A ello se debe sumar la construcción del colegio Regina Violant en Almassora, que tiene una partida específica de 4,5 millones, y el medio millón para la materialización de la nueva escuela de les Useres dentro del Centre Rural Agrupat del Penyagolosa. 

Todas estas cifras forman parte de los 128,59 millones de inversiones territorializadas que la Generalitat pretende llevar a cabo en Castellón el año próximo, el 16,56% del total de la Comunitat. Aquella cifra, como ya se ha dicho, supone un incremento del 66% respecto a este 2018. De ellos, 77 millones corresponden a inversiones reales (capítulo 6 de los presupuestos de la Generalitat) y 51,58 millones a transferencias de capital (capítulo 7). Y todo con una reserva de 1.000 millones, señaló Soler, para proyectos que todavía "no están maduros". 

La ruta Castellón-Madrid, sin definir

En las cuentas, a pesar de que se recoge la negociación entre el Consell y el Gobierno para materializar la Obligación de Servicio Público (OSP) de la ruta aérea Castellón-Madrid, no se recoge una partida específica para financiar esta medida, que el president de la Generalitat, Ximo Puig, señaló que asumiría el Ejecutivo valenciano después de que desde La Moncloa se declarase la conexión como OSP. Así, esto se financiaría mediante "una modificación de los presupuestos de Aerocas durante el año", apuntó Soler. Las cuentas de la promotora del aeropuerto de Castellón ascienden el año próximo, cuando debe asumir la gestión del recinto, un 13% hasta los 13,1 millones de euros. En ellas se incluye además el segundo plan de posicionamiento con 1,5 millones, después de que el primero haya concluido su tramitación con dos nuevas rutas a Bucarest y Colonia. 

Partidas para el azulejo

Además de las partidas de la Conselleria de Obras Públicas (con 40,6 millones de euros para carreteras, que incluyen 4,1 para la ronda suroeste de Vila-real del total de 9,5 que se prevé costará), la Agència Valenciana de la Innovació, dependiente de Presidencia, prevé crear la primera Unitat Científica d'Innovació Empresarial (UCIE) en el Institut Universitari de Materials Avançats (INAM), que depende de la Universitat Jaume I, de forma que este nuevo laboratorio pueda aportar "valor añadido" a los materiales cerámicos, señaló Soler. Asimismo, la Conselleria de Economía Sostenible también ha previsto 5,7 millones para la industrialización de la Plana Alta y la Plana Baixa. Además, ha consignado 2,5 millones para el Instituto de Tecnología Cerámica (ITC-AICE), previsiblemente para la dotación de su nuevo centro en Almassora. 

Noticias relacionadas

next