X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

El Consell inicia los trámites para alzar el nuevo colegio de Sant Mateu por 4,1 millones de euros

2/12/2019 - 

CASTELLÓ. El colegio público Mare de Déu dels Àngels, que suma 41 años de antigüedad y arrastra numerosas deficiencias arquitectónicas, será derribado para la construcción de un nuevo aulario en el mismo solar. El Ayuntamiento de Sant Mateu ha licitado el contrato de redacción del proyecto constructivo por un importe de 257.718 euros. El documento estará listo a mediados del próximo año 2020.

La Conselleria de Educación se hará cargo de la reposición del centro con cargo al Pla Edificant y un presupuesto estimado en 4,1 millones de euros, según han señalado fuentes del departamento que dirige Vicent Marzà. El futuro espacio educativo albergará un aula de primer ciclo de Infantil y tres de segundo ciclo, 6 unidades de Primaria, otras 2 aulas ordinarias, comedor y gimnasio.

El centro, construido en el año 1978 para posibilitar la antigua EGB, no tiene daños arquitectónicos irreversibles pero sus instalaciones se han quedado muy obsoletas para las necesidades actuales. Por eso el Consell pretende demolerlo, trasladar a los alumnos a aulas prefabricadas que serán instaladas en la zona exterior del Polideportivo Municipal y alzar el nuevo aulario en el solar resultante.

Fuentes autonómicas también han explicado que las tareas de derribo incluirán el frontón, las gradas, los muretes, las escaleras, los pavimentos y las barandillas del actual recinto educativo. Las obras incluirán la urbanización de las calles Capitán Cortés y Escoles, que rodean el colegio y carecen de los servicios esenciales.

Sin embargo, mejor suerte correrá el edificio de las antiguas escuelas, que data del año 1933 y que hoy alberga el comedor, la cocina del colegio, actividades extraescolares y algunos cursos municipales. A pesar de que presenta problemas de humedades y grietas en los falsos techos, será rehabilitado para preservar su protección histórica. En este caso, todos los servicios básicos serán modernizados aunque el inmueble mantendrá su característica estética de la Segunda República.


Noticias relacionadas

next